Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

Estudiantes de colegios bogotanos se unen para proteger cerros

headerboletin

Bogotá, D. C., 18 de Octubre de 2016

 
IAvH 2058
 

• Instituciones educativas públicas y privadas realizan el primer encuentro de la Red de Colegios Cerros de Bogotá (RCCB) el miércoles 19 de octubre de 2016, de 8:30 a.m. a 1.00 p.m., en las instalaciones del colegio Gimnasio Femenino, ubicado en la Carrera 7 no. 128 – 40.

• Durante la jornada, los estudiantes recorrerán la reserva natural Mano de Oso y elaborarán propuestas con metas y compromisos. Además de lo anterior, se darán a conocer una serie de acuerdos para la promoción y conservación de los cerros de la ciudad.

La Red de Colegios Cerros de Bogotá (RCCB), creada desde 2015 por la Fundación Cerros de Bogotá, el colegio Gimnasio Femenino y la Organización para la Educación y Protección Ambiental (OpEPA), con el apoyo del Instituto Humboldt, integra instituciones educativas para colaborar y generar actividades y programas que beneficien a los cerros capitalinos, patrimonio cultural y ambiental de la ciudad.

La idea inicial surgió a partir de la necesidad de articular actores del borde de los cerros, dentro de los cuales las instituciones educativas, más de 75, son protagonistas pues disponen de porciones importantes de estos terrenos en sus linderos. Los estudiantes de estos colegios son potenciales gestores del cambio en el futuro de estas colinas.

OpEPA, organización que ha trabajado con colegios, estudiantes y maestros desde su fundación, trae a la RCCB un enfoque de educación que une el conocimiento académico, las experiencias vivenciales y el fomento de la empatía ambiental a través del uso de aulas al aire libre y contacto directo con la naturaleza. Dice su director ejecutivo, Luis Camargo, que “el enfoque de OpEPA es reconectar a niños y jóvenes con la Tierra para que actúen de manera ambientalmente responsable”.

Con una visión de trabajo colaborativo, los estudiantes integrantes de la RCCB son claves para articular, fortalecer, posicionar y desarrollar proyectos ambientales encaminados a la conservación, apropiación y uso sostenible de los cerros de Bogotá y de los servicios ecosistémicos que proveen.

Esta Red reconoce el rol de los niños y jóvenes como actores de cambio para la restauración y conservación de este patrimonio local, por esta razón los forma como multiplicadores de buenas prácticas y comportamientos éticos para enfrentar los desafíos ambientales y sociales por venir. Así lo confirma Diana Weisner, directora de la Fundación Cerros de Bogotá: “La Red de Colegios Cerros de Bogotá es un proyecto innovador que permite incluir a los colegios de Bogotá en la gobernanza de los cerros de la ciudad, de tal forma que los niños y niñas que hagan parte de dichas instituciones formen competencias y conocimientos para la sostenibilidad ambiental y un efectivo manejo de los recursos ecológicos”.

Hasta el momento, las actividades de la Red incluyen talleres de formación en restauración ecológica, jornadas de siembra de especies nativas junto a colegios vecinos –como la Fundación Ana Restrepo del Corral y el Instituto de Educación Distrital de Usaquén–, charlas virtuales para profesores, concursos de dibujo y la gestión para que otras instituciones afines se vinculen al proyecto. “Para noviembre próximo, y en alianza con el Gimnasio Moderno y el Colegio los Nogales, ambos de la Red, estamos organizando un encuentro teórico y práctico de educación para la sostenibilidad, dirigido a educadores, que contará con expertos nacionales e internacionales”, confirma Juana Figueroa, del Gimnasio Femenino y coordinadora de la RCCB .

Este año, además, con el apoyo de centros de investigación, universidades, instituciones distritales y organizaciones sin ánimo de lucro, la RCCB continuará su énfasis en la problemáticas de los cerros, la restauración ecológica, la apropiación y uso sostenible del territorio y sus servicios ecosistémicos, la ciencia participativa y el desarrollo de comportamientos éticos y competencias cívicas.

Sin planes, por ahora, de extenderse a otras regiones del país –pues la solicitud de instituciones educativas de la ciudad por integrarse a la RCCB aumenta–, Diana Weisner considera indispensable presentar la Red de manera formal a entidades oficiales para “que puedan apoyarla y alcance una importante repercusión en la realidad de la ciudad, dado que los ecosistemas no han sido prioridad desde hace mucho tiempo, salvo por los fallos del Consejo de Estado que ha puesto en relieve su manejo.”

Agenda

tabla uno

Ver más ...
Subscribe to this RSS feed