Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

En marcha Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos de Colombia

header

 

Bogotá, D.C. 31 de octubre de 2018

 


Foto: Felipe Villegas, Instituto Humboldt


•  La Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos permitirá contar con información estratégica sobre el estado y las tendencias de la biodiversidad y servicios ecosistémicos ligados con el bienestar humano.

•  El análisis de la información se enfocará en los ecosistemas terrestres, de agua dulce, costeros, marinos e insulares del territorio nacional colombiano.

•  En su desarrollo participan 63 expertos de múltiples disciplinas y regiones, provenientes de la academia, institutos de investigación del Sistema Nacional Ambiental (Sina), autoridades ambientales, fundaciones, organizaciones no gubernamentales y representantes de comunidades locales, buscando un balance interdisciplinar y resaltando el diálogo de saberes.


La Evaluación sigue lineamientos de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), la cual plantea que la naturaleza, abordada desde los diferentes sistemas de conocimiento, contribuye al bienestar de la sociedad.

A través de ocho capítulos, la Evaluación promueve, en primer lugar, la construcción de un mejor conocimiento al examinar el estado actual, tendencias y escenarios futuros de la biodiversidad, su influencia en la economía y el bienestar de la población.

En segundo lugar, incluye los diversos sistemas de conocimiento; los impulsores de cambios actuales y potenciales en la diversidad biológica; los impactos vigentes y futuros de políticas y sistemas de gobernanza sobre las contribuciones de la naturaleza para la sociedad; y los vacíos de conocimiento que debe priorizar el país.

Y en tercer y último lugar, facilita la incorporación de la diversidad biológica en las principales actividades, en distintos niveles administrativos y políticos, asignándole un lugar prioritario en los programas de enseñanza, salud pública, medio ambiente, crecimiento económico y políticas de desarrollo. Todo con el fin de brindar los mejores insumos posibles a quienes toman las decisiones.

Por otra parte, los mensajes clave producto de la Evaluación resaltarán las proyecciones de la gestión sostenible de la biodiversidad a 2030, las cuales sustentarán las políticas de innovación y desarrollo bioeconómico, lo que le permitirá al país un manejo apropiado de sus ecosistemas dentro de un esquema que combine la conservación y el crecimiento.

La inclusión será un factor fundamental en esta valoración, pues encaminará a la nación hacia el desarrollo de una cultura y civilización desde un territorio biodiverso como lo es el colombiano. En lo referente a las conclusiones del proceso, estas enviarán señales de alerta regionales, en lo posible, y ofrecerán un panorama del país y un análisis del aporte de la Evaluación a las grandes metas e indicadores globales de conservación, asimismo fortalezas y vacíos frente al logro de las mismas.
 
Para garantizar la confiabilidad de los resultados, la Evaluación Nacional está soportada en cuatro pilares fundamentales: la credibilidad, entendida como la transparencia durante el proceso de desarrollo, por lo cual se han vinculado expertos del más alto nivel. La independencia, que garantiza un diálogo de saberes con representantes de comunidades indígenas, campesinas, raizales y afrodescendientes con el fin de incluir sus conocimientos y de esta manera obtener una visión y comprensión más amplia del territorio colombiano. La legitimidad, gracias al soporte institucional de las Naciones Unidas desde sus organizaciones para la Alimentación (FAO), y la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco); y los programas para el Desarrollo (PNUD) y el Medio Ambiente (PNUMA). La relevancia, que la hacen una herramienta útil en la gestión y uso sostenible de la biodiversidad y de los beneficios que de ella obtiene la sociedad.

La Evaluación Nacional de Biodiversidad se publicará en 2020. Sus resultados permitirán a la sociedad colombiana reconocer de dónde venimos, según el estado y las tendencias actuales de la biodiversidad ligados con el bienestar humano, y hacia dónde vamos en términos de trayectorias de cambio y de escenario futuros posibles.

Ver más ...

Medellín + Biodiversa EN

  • Publicado en: IPBES
  • 14 Mar

The eyes of the world are focused in Colombia from March 6 to 26. For a week, Medellín became the world capital of biodiversity and we celebrated it with a large itinerary composed of activities for families, kids and children.

More information about #IPBES6

Download Parallel itinerary

To display of itinerary on mobile, please download the file.

The Foundation EPM linked to Medellín + Biodiversa in the framework of the #IPBES6

See itinerary

Ver más ...

IPBES Colombia

  • Publicado en: IPBES
  • 26 Sep

IPBES 6

Del 17 al 24 de marzo de 2018 se llevará a cabo en Medellín, Colombia la Sexta Sesión Plenaria de la IPBES

Leer mas

MEDELLÍN + BIODIVERSA

Descarga aquí la agenda de las actividades paralelas a #ipbes6

Leer mas
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Desde el año 2012 Colombia hace parte de la ‘Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos –IPBES’ (por sus siglas en inglés). A nivel nacional, todas las actividades y decisiones son coordinadas a través del Comité Nacional IPBES, conformado por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (SINCHI), el Instituto para la Investigación Ambiental del Pacífico (IIAP), el Instituto para la Investigación Marina y Costera (INVEMAR), el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, Parques Naturales Nacionales de Colombia, el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación (Colciencias), la Universidad Nacional, la Pontificia Universidad Javeriana y la Universidad EAFIT.

El Instituto Humboldt no solo fue delegado para ejercer la secretaría técnica del comité, sino que adicionalmente también es el “Punto Focal Nacional de la IPBES”, y hospeda desde el año 2015 la “Unidad Técnica de Apoyo de la Evaluación IPBES sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos para las Américas”, la cual espera aprobarse durante la Sexta Sesión Plenaria de la Plataforma que tendrá lugar en Medellín en marzo de 2018.

Finalmente, es importante resaltar que en el país también se vienen desarrollando dos procesos, que si bien no son oficialmente derivados del programa de trabajo de la IPBES, cuentan con el respaldo de la Plataforma al utilizar su metodología de evaluaciones. Se trata de:

1. La “Evaluación Nacional sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos”, la cual es financiada por el Centro Mundial para la Conservación y el Monitoreo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

2. La “Evaluación Nacional sobre los Impactos de la Minería en la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos”

  • ¿Qué es?

    La ‘Plataforma Científico-Normativa sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos –IPBES’, se estableció como un espacio para evaluar el conocimiento de la biodiversidad y sus servicios ecosistémicos desde diferentes sistemas de conocimiento y plantear con ello opciones para los tomadores de decisiones, incluyendo gobiernos, organismos y acuerdos bilaterales, regionales y multilaterales (más información en www.ipbes.net) Nace en el año 2012, en el marco de la Organización de las Naciones Unidas, como un cuerpo intergubernamental que busca fortalecer la interfaz entre ciencia-política-sociedad mediante la puesta a disposición de los tomadores de decisiones de conocimiento relacionado con la conservación, uso y gestión sostenible de la biodiversidad  y sobre sus relaciones con el desarrollo sostenible y el bienestar humano. La IPBES ofrece información técnico científica  de alto rigor y validez, bajo un principio de amplia participación social, intersectorial e interinstitucional.
  • Estructura

    La Plataforma se estructura a través de una Plenaria que actúa como el escenario a través del cual sus 125 países miembros, toman las decisiones sobre la IPBES. Así mismo, cuenta con un Bureau encargado de su funcionamiento administrativo y un Panel Multidisciplinario de Expertos (MEP por sus siglas en inglés), responsable de las funciones científicas y técnicas. Finalmente, cuenta con una Secretaría con sede en Bonn (Alemania), y unas Unidades Técnicas de Apoyo, que facilitan el desarrollo e implementación del “Programa de Trabajo 2014-2018” a nivel regional, global, temático y metodológico.
  •  Programa de Trabajo 2014-2018

    En su Segunda Sesión Plenaria, los países aprobaron el “Programa de Trabajo 2014-2018” de la IPBES, estructurado a través de 4 objetivos:

    1. Fortalecimiento de capacidades y conocimiento para la interfaz ciencia-política.

    2. Fortalecimiento de la interfaz ciencia-política en biodiversidad y servicios ecosistémicos a nivel subregional, regional y global

    3. Fortalecimiento de la interfaz entre conocimiento y política asociada a asuntos temáticos y metodológicos

    4. Comunicación y evaluación de las actividades y resultados de la IPBES

    Actualmente en la IPBES toman parte alrededor de 1.000 expertos de todo el mundo, con formación y experiencia en ciencias naturales, sociales, humanas, económicas y políticas. En el marco del “Programa de Trabajo para la IPBES 2014-2018”, se acordó desarrollar 16 productos entregables, los cuales deben ser aprobados en la Sexta Reunión Plenaria, que tendrá lugar en la ciudad de Medellín –Colombia en marzo del año en curso. Estos productos se encuentran relacionados con diferentes temáticas, destacándose:

    Las “Evaluaciones regionales sobre biodiversidad y servicios ecosistémicos (Américas, África, Europa Central y Asia, Asia Pacífico)”

    La “Evaluación Global sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos”

    La creación y fortalecimiento de capacidades

    Los sistemas de conocimiento indígenas y locales

    Las prioridades de conocimiento e información

    La polinización y producción de alimentos

    Las especies exóticas invasoras

    El uso sostenible de la biodiversidad

    La degradación y restauración de tierras

    Las herramientas y metodologías de apoyo a políticas

    Es de anotar que estas temáticas se han identificado como prioritarias en razón a su relación con las principales causas de pérdida y deterioro de la biodiversidad y en la búsqueda de opciones para su resolución, considerando la información y el conocimiento existente o que se puede generar desde diferentes sistemas de conocimiento (científico, administrativo, académico y tradicional).

  • Marco conceptual

    El funcionamiento general de la Plataforma, así como el desarrollo de su Programa de Trabajo, está fundamentado en un marco conceptual formulado por un grupo de expertos a nivel global y multidisciplinar, a partir del cual se plantea que la naturaleza, entendida como la biodiversidad y servicios ecosistémicos desde los diferentes sistemas de conocimiento, ofrecen una serie de bienes y servicios a la sociedad que, en el marco de la IPBES, son entendidos como beneficios de la naturaleza para las personas. A su vez, dichos beneficios incrementan la calidad de vida de las poblaciones.

    De acuerdo con esta relación entre naturaleza y seres humanos, se identifican motores positivos y negativos sobre la biodiversidad, los cuales pueden ser directos o indirectos, tanto del orden natural, como del humano. En ese orden, se resalta la influencia de las instituciones, los gobiernos y sistemas de gobernanza, en el manejo y uso de la biodiversidad. Finalmente, se tienen en cuenta las dinámicas y cambios generados sobre el tiempo, a partir de los cuales se determinan líneas base, tendencias y escenarios futuros así como la importancia de integrar el conocimiento con base en las escalas espaciales: local, nacional, regional y global.

  • Evaluación Nacional sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos

    Para apoyar el “Programa de Trabajo 2014-2018” de la IPBES, el Centro Mundial de Monitoreo de la Conservación del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA-WCMC por sus siglas en inglés), propuso a nivel global desarrollar, en cuatro países inicialmente, pilotos de Evaluaciones Nacionales de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, siendo Vietnam, Camerún, Malasia y Colombia los seleccionados. Como resultado de lo anterior, y luego de la consecución de recursos otorgados por el Ministerio Federal de Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania, se definió un proyecto específico que será orientado por la Red de Evaluaciones Subregionales, SGA Network (por sus siglas en inglés), cuya Secretaría es ejercida por el PNUMA-WCMC.

    En el marco de lo anterior, y con miras a desarrollar las actividades correspondientes a Colombia, fue suscrito un convenio entre el Instituto Humboldt y el PNUMA-WCMC que tiene como objeto “realizar una Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos utilizando la metodología IPBES, así como su marco conceptual y guía de evaluaciones”, cuyo término de ejecución se cumple el 31 de enero de 2021.

    Esta evaluación será elaborada por un grupo de alrededor de 50 expertos provenientes de diferentes áreas del conocimiento, así como expertos y poseedores en conocimientos indígenas y locales, buscando de esta manera un balance interdisciplinar que además resalta el diálogo de saberes.

    Convocatorias:

    Convocatoria para la revisión del documento de alcance de la Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos

  • Evaluación de las Américas sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos

    La “Evaluación sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos”, corresponde a uno de los entregables del “Programa de Trabajo 2014-2018”, inició su desarrollo formalmente en el 2015. Durante el 2014, un grupo de expertos, elaboró un primer documento sobre la estructura general de la evaluación y los temas a tratar en cada uno de sus 6 capítulos. Posteriormente, a través de una convocatoria abierta a nivel mundial para nominar expertos, el Bureau y MEP de la IPBES, seleccionaron alrededor de 90 expertos de la región, conformando así el grupo de autores de la evaluación.

    A nivel general, el grupo de autores se divide en 3 co-presidentes de la evaluación, cuenta con 2 o 3 coordinadores líderes de cada capítulo y un grupo de 10 a 15 expertos por capítulo. Los 6 capítulos que conforman la evaluación son:

    Introducción general sobre el documento y los contenidos de los siguientes capítulos Beneficios de la naturaleza para la sociedad y calidad de vida Estado, tendencias y dinámicas futuras de la biodiversidad y los ecosistemas que sostienen los beneficios de la naturales para la sociedad Motores de cambio directos e indirectos a partir de diferentes perspectivas sobre calidad de vida Análisis integrado y a diversas escalas sobre las interacciones del mundo natural con la sociedad Opciones de gobernanza, arreglos institucionales y toma de decisión pública y privada, a diferentes escalas y sectores

    Con esta evaluación, la IPBES busca principalmente hacer un análisis crítico sobre el estado del conocimiento en la región en materia de biodiversidad y servicios ecosistémicos, esperando obtener legitimidad, credibilidad y relevancia.

    Para mayor información sobre la “Evaluación de las Américas sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos” se puede visitar el siguiente enlace: http://bit.ly/2ElMQY0

  • Evaluación Nacional sobre los Impactos de la Minería en la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos

    Dando relevancia al desarrollo sostenible en Colombia, relacionado con los procesos extractivos que se llevan a cabo y teniendo en cuenta la necesidad de contar con documentos técnicos relacionados con los impactos que generan estas actividades en el territorio, la “Evaluación IPBES Nacional temática” plantea la revisión de la actividad minera y las implicaciones de la extracción ilícita de minerales.

    Este proyecto se enmarca en el cumplimiento de la Sentencia T 445 de 2016, la cual ordena construir una investigación científica y sociológica en el cual se identifiquen los impactos de la actividad minera en los ecosistemas del territorio colombiano por medio de un estudio riguroso que permita contar con información para tomadores de decisión.

    En este sentido, diferentes instituciones del gobierno nacional, entre las que se destacan el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Minas y Energía, la Agencia Nacional de Minería, la Unidad de Parques Nacionales Naturales, la Contraloría General de la República y el Instituto Alexander Von Humboldt, conforman una Mesa de Trabajo Interinstitucional desde el año 2016 para realizar la evaluación de la actividad minera por medio del marco operativo y conceptual de la IPBES.

    Actualmente, 45 expertos nacionales e internacionales, seleccionados a través de una convocatoria pública, se encuentran realizando la revisión exhaustiva de la información en el marco de 5 grandes líneas temáticas priorizadas así:

    - Biodiversidad y servicios ecosistémicos

    - Transformación física del territorio

    - Relaciones sociales, gobernanza y derechos territoriales

    - Determinantes en salud

    - Políticas públicas, democracia y participación ciudadana.

    La coordinación interna cuenta con líderes de capítulo y líderes de grupos temáticos, los cuales interactúan para definir enfoques que permitan el análisis interdisciplinar y constructivo que genere preliminarmente un diagnóstico consolidado que pueda ser retroalimentado por medio de una consulta pública a lo largo del año 2018.


  

Ver más ...

Histórico: Colombia fue elegida sede de la Sexta Plenaria IPBES 2018

unnamed 1

Bogotá, D. C. 13 de marzo de 2017

 ipbes

• La Quinta Plenaria de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), realizada en Bonn (Alemania), aprobó la propuesta de realizar su sexto encuentro en Colombia.

• Medellín será sede oficial de la Plenaria que reúne a miembros de este órgano intergubernamental para evaluar el estado de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos en todos los continentes.

• El anuncio oficial fue hecho por el Presidente de IPBES, Sir Robert Watson, tras aprobación unánime de los 126 países miembros.

Durante la Sexta Plenaria IPBES se espera discutan los resultados del primer programa de trabajo de la IPBES 2014-2018, se aprueben cinco evaluaciones –cuatro regionales de biodiversidad y servicios ecosistémicos y una sobre degradación de tierras y restauración– y se acuerde el inicio de valoraciones relacionadas con usos sostenibles de la biodiversidad.

Para la reunión en Medellín nuestro país presentará avances de la evaluación nacional de biodiversidad, del plan de acción de la Política Nacional para la Gestión de la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE) y del trabajo que los diferentes expertos nacionales, adscritos a la IPBES, desarrollan desde múltiples campos de trabajo.

Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt, miembro del Panel Multidisciplinario de Expertos de la IPBES y copresidente del grupo de trabajo en conocimientos indígenas y locales de esta Plataforma, aseguró desde Bonn: “la realización del encuentro es una oportunidad para que el mundo conozca los desafíos que supone la gestión de la biodiversidad en un país megadiverso, también para continuar aprendiendo de la construcción de una interfaz científica-política con alcance global”.

Esta decisión, histórica, es un reconocimiento a la experiencia de Colombia en la construcción de puentes entre la generación de conocimientos sobre la biodiversidad y la toma de decisiones informadas.

La Sexta Plenaria de la IPBES –encuentro internacional de carácter gubernamental– será posible gracias a los ministerios de Relaciones Exteriores y Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, a los miembros del Comité Nacional IPBES (unidades de Parques Nacionales Naturales e institutos de investigación del Sistema Nacional Ambiental), a las universidades Nacional y Javeriana, con el apoyo y contribuciones de la Alcaldía de Medellín.

IPBES es posible gracias al auspicio de cuatro entidades de las Naciones Unidas: el Programa para el Medio Ambiente (PNUMA), la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Alimentación y la Agricultura (FAO), y el Desarrollo (PNUD). En la actualidad, mil científicos del mundo contribuyen al trabajo de esta Plataforma Intergubernamental de manera voluntaria.

Consulte sitio oficial IPBES

Ver más ...

“Biodiversidad para la paz” en el marco del Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

16
Imagen: Oficina de Comunicaciones (Instituto Humboldt)
 

Del 2 al 10 de septiembre cientos de expertos de todo el mundo se reunieron en Hawaii, Estados Unidos, para participar del desarrollo del Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -UICN. Este escenario, que representó la oportunidad perfecta para analizar el contexto actual global y definir acciones concretas, centró su desarrollo en el concepto Planeta en la encrucijada. Para los organizadores, “nuestro planeta está ante una encrucijada dado que los ecosistemas que sustentan nuestras economías, bienestar y supervivencia, están colapsando. Las especies se extinguen a un ritmo sin precedentes. Nuestro clima está en crisis. Y todo esto sucede mientras se supone que estamos de guardia”


“En 2015, casi 200 países lograron ponerse de acuerdo sobre ambiciosos objetivos de desarrollo sostenible y para lograr la neutralidad climática. Estos acuerdos representan una oportunidad histórica para mejorar las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo, y de poner a la naturaleza al centro de nuestras decisiones. Es hora de llevar esos acuerdos a la acción”
Frente a este contexto y dada la importancia del encuentro, el Instituto Humboldt estuvo representado por Brigitte Baptiste -invitada por la UICN como delegada del Instituto y de la IPBES-, Hernando García -en su calidad de Director general (e)- y Mónica Trujillo –investigadora del Proyecto Páramos Biodiversidad y Recursos Hídricos en los Andes del Norte del Instituto-, quienes participaron activamente en los dos espacios dispuestos para el desarrollo de este evento: el Foro y la Asamblea de Miembros.
De la mencionada participación Institucional, podemos resaltar los espacios académicos que fueron encabezados por nuestros representantes. El Instituto realizó con apoyo de la Fundación Humedales un taller sobre Páramos y Humedales, en el que se discutieron diferentes modelos de gobernanza territorial en ecosistemas estratégicos y donde, a partir de un trabajo con las comunidades locales, se viene abordando la gestión territorial y la resolución de conflictos desde una nueva perspectiva.
Igualmente, desarrollamos en conjunto con la UICN un taller presentado por Brigitte Baptiste sobre la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos IPBES y la UICN, esto con el claro objetivo de visibilizar las sinergias y aportes a partir de los cuales se puede fortalecer el quehacer de estas dos instituciones, así como la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Finalmente, en asocio con la Fundación Natura y la Red de Reservas de la Sociedad Civil, se preparó y presentó un poster sobre figuras complementarias al SINAP para la conservación de la biodiversidad. En este poster se reflejaron varias figuras asociadas a los esfuerzos privados de conservación, a los ejercicios de articulación de comunidades locales, y a ejercicios de articulación institucional.
En lo que respecta a la Asamblea de Miembros, en su calidad de miembro de la UICN, el Instituto contó con la representación de Hernando García y Brigitte Baptiste. Se resalta además la participación de otras organizaciones de carácter nacional como dos Institutos del Sistema Nacional Ambiental (Invemar y Sinchi), ONG y la Academia Colombia de Ciencias, entre otros.


Biodiversidad para la paz


Pero sin duda, lo que más nos place destacar, es que este congreso representó un espacio estratégico para transmitir y posicionar el mensaje de paz colombiano, principalmente con el fin de solicitar a la comunidad internacional el apoyo al proceso de paz. Desde las instituciones colombianas, se lideró la construcción de una moción para respaldar el proceso de paz en Colombia, con un principio de equidad social y respeto por la naturaleza. Esta moción fue presentada inicialmente a los países suramericanos, obteniendo total respaldo de éstos y pasando una primera etapa de aprobación en Asamblea. Con esta aprobación, se trabajó una versión final con el apoyo de la Secretaría de la UICN y fue presentado para adopción en la Asamblea General.
Desde dicha moción, se reconocen las afectaciones que el conflicto ha tenido sobre la biodiversidad, argumento que sustenta la idea de que la paz significa para la sociedad colombiana y el manejo sostenible de sus recursos naturales, una gran oportunidad que nos permitirá encontrar soluciones basadas en la naturaleza, su conservación y la equidad social, así como la valoración de los servicios ecosistémicos y el ordenamiento integral territorial.

En este sentido, el Congreso Mundial invitó al Estado colombiano, a la Directora General y a la Oficina Regional para América del Sur, así como a todos los miembros de la UICN, a que apoyen la implementación de los acuerdos a través del diseño de propuestas y la facilitación de capacidades técnicas y científicas; velando por la protección y valoración de los recursos naturales para las generaciones actuales y futuras, y la promoción de una gobernanza incluyente en pro de una verdadera reconciliación de la sociedad con su entorno natural.

Desde el Instituto ratificamos nuestro compromiso con el país, generando investigación científica y soluciones en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la gestión del territorio, experimentando y construyendo así sostenibilidad al servicio de la paz y su estabilidad duradera.



Análisis desarrollado por el investigador Sergio Aranguren, con revisión de 
Ana María Hernández (Jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales, 
Política y Cooperación) –Instituto Humboldt-

Ver más ...

Múltiples Valores de la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos

Con un balance positivo, el grupo de trabajo en Valoración del Programa Ciencias Sociales y Saberes de la Biodiversidad del Instituto Humboldt, finalizó en Palmira, Valle del Cauca, este taller diseñado en el marco de IPBES.

14

Los días 16 y 17 de Octubre del 2016 se llevó a cabo en las instalaciones del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), el taller “Múltiples Valores de la Biodiversidad y los Servicios Ecosistémicos”, evento realizado en el marco de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios ecosistémicos –IPBES. Este encuentro, que contó con el patrocinio de SwedBio (Centro Resiliencia de Estocolmo) y que además recibió el apoyo de la GIZ y la Universidad Nacional Autónoma de México, convocó a 20 miembros de la Evaluación Regional de las Américas provenientes de 9 países del continente americano.

IPBES consideró importante involucrar la evaluación de herramientas y metodologías que permitan identificar el valor de la biodiversidad y sus servicios asociados desde diferentes visiones, enfoques y sistemas de conocimiento. Para adelantar esta labor, se utilizó como ruta el proceso de evaluación ilustrado en el documento “Guía Preliminar: Conceptualización de múltiples valores de la naturaleza y sus beneficios”, cuyo objetivo es dar a conocer la diversidad y complejidad de los tipos asociados de "valor" de los servicios ecosistémicos, conceptualizarlos y señalar los métodos que se pueden aplicar para obtener dichos valores (la guía completa se encuentra para descarga en el siguiente link: http://www.ipbes.net/plenary/ipbes-4)

Durante los días de encuentro se logró impulsar y socializar la guía, propiciando así un espacio de discusión entre los participantes sobre aspectos conceptuales y metodológicos de la valoración de servicios ecosistémicos. Se espera que este enfoque contribuya con elementos claves en la evaluación regional de las Américas y otros productos IPBES.

Finalmente, es importante resaltar que este taller se articuló con la I Conferencia Regional ESP en Latinoamérica y el Caribe, la cual tuvo lugar del 18 al 21 de octubre de 2016 en torno al tema "Ecosistemas sanos para sociedades resilientes”. Algunos miembros de IPBES participaron en el evento en calidad de asistentes, conferencistas magistrales y panelistas.

Ver más ...

Agonía de polinizadores, una amenaza para Colombia

headerboletin

Agonía de polinizadores, una amenaza para Colombia

Bogotá, D. C., 29 de febrero de 2016

Bombus rubicundusAbejorro macho (Bombus rubicundus) Fotografía: Felipe Villegas, Oficina de Comunicaciones (Instituto Humboldt)


- Brigitte Baptiste, directora general del Instituto Humboldt, miembro del Panel de expertos de la IPBES y autora de este artículo, explica las posibles consecuencias y soluciones para Colombia ante la advertencia de la ONU por inminente disminución de polinizadores, indispensables para la agricultura y flora mundial.

- Los principales cultivos de exportación colombianos y para consumo interno están en manos de los polinizadores.

- Según el Convenio de Diversidad Biológica (CDB), el país debe diseñar e implementar una estrategia y plan nacional para conservación de polinizadores, servicios de polinización y uso sostenible.

Los sectores productivos y el bienestar social y económico de los países están sujetos a los servicios ecosistémicos derivados de la diversidad. Colombia, por su ubicación y características geográficas, depende más que otras naciones de la salud de sus ecosistemas.

Y es que entre los principales cultivos colombianos de exportación dependientes de los polinizadores silvestres están el banano, el cacao, la palma aceitera, el café y muchas flores; mientras en la producción de consumo interno sobresalen frutales como los cítricos, el mango, el chontaduro, el aguacate, la papaya, el maracuyá, la guayaba y la guanábana.

La producción de cacao, considerado como “el cultivo de la paz” por Fedecacao y el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, depende por completo de un mosquito propio de las selvas tropicales, por lo cual el diseño agroecológico de los cultivos para mantener su hábitat constituye el factor más importante para garantizar volumen y calidad en la producción.

Por lo tanto, un colapso de los servicios de polinización traería crisis alimentaria, reducción de ingresos comerciales del sector agropecuario y pérdida de competitividad, con todas las consecuencias sociales que esto implica. Y es que según la Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, la polinización, entre otros servicios, regula la producción de una considerable porción de los alimentos del mundo y le aporta millones de dólares, función que no es reconocida por los sistemas de contabilidad financiera.

Indirectamente, sin la polinización adecuada o su disminución sustancial, tampoco hay regeneración de la vegetación natural y la inmunidad de los ecosistemas se deteriora con riesgos adicionales para el bienestar humano, por ejemplo bosques empobrecidos susceptibles a las plagas y sin posibilidad de regulación climática e hidrológica.

Según informes, el 70 % de los principales cultivos alimenticios para los seres humanos incrementa la producción de frutas o semillas con polinización animal. El valor monetario de esta contribución se estima en 153 billones de euros al año a nivel global, lo cual representa alrededor del 9,5 % del valor total de la producción de alimento.

Entre animales polinizadores están, por ejemplo, las abejas melíferas, de origen europeo, que constituyen solo una de miles de especies dentro de la diversidad de polinizadores y sistemas de polinización. Existen entre 25.000 y 30.000 especies de abejas silvestres (Hymenoptera: Apidae) que, junto con polillas, moscas, avispas, cucarrones y mariposas polinizan la mayoría de plantas florales.

Muchos vertebrados también son fundamentales en la polinización: murciélagos, mamíferos no voladores (varias especies de monos, roedores, ardillas, olingos y cusumbos) y aves (colibríes y loros) contribuyen sustancialmente a la economía alimentaria del mundo y al mantenimiento de los procesos ecológicos de los que dependemos.

Sin estos polinizadores la humanidad perdería uno de cada tres bocados de comida que consume, de ahí la necesidad de mantener la diversidad de plantas y polinizadores para asegurar la variedad de alimentos, incluso la carne, puesto que forrajes como el trébol y otras leguminosas también requieren polinización para producir semillas.

Los factores que amenazan a los polinizadores incluyen la pérdida y fragmentación de hábitat naturales; disturbios causados por el uso incrementado de pesticidas y herbicidas; dominancia de monocultivos; propagación de patógenos, virus y parásitos por prácticas productivas y comerciales; introducción de polinizadores y plantas no nativas que generan competencia desfavorable y, finalmente, el cambio climático.

Si continúa la disminución acelerada de polinizadores, como se ha evidenciado en los últimos resultados globales sobre el estado de la polinización y de los polinizadores -entregados por la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES)- será inminente la pérdida de una proporción considerable de la flora mundial y por consiguiente una crisis global.

Ante la preocupación de la comunidad científica, políticos, el público en general e instancias globales como el Convenio de Diversidad Biológica (CDB) aparecen propuestas como la Iniciativa Internacional para la Conservación y Utilización Sostenible de los Polinizadores que interactúan con otros programas temáticos como Diversidad Biológica Forestal, Biodiversidad de Tierras Áridas y Subhúmedas y, en especial, con la Iniciativa Mundial sobre Taxonomía y el Trabajo en Especies Exóticas Invasivas.

Considerando que Colombia ratificó mediante Ley 165 de 1994 el Convenio de Diversidad Biológica, debe cumplir los mandatos y compromisos derivados de este acuerdo internacional; por lo tanto, y con respecto al tema de polinizadores y servicio de polinización, es necesario que el país diseñe y desarrolle una estrategia y plan nacional para su conservación y uso sostenible.

Una importante oportunidad para el país se encuentra en la Política Nacional para la Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE), que reconoce en la biodiversidad una fuente principal y garantía para el suministro de servicios ecosistémicos, indispensables para el desarrollo del país como base de competitividad e insumo para el bienestar de la sociedad colombiana.

Otra posibilidad está en la estrategia de crecimiento verde –que actúa como eje transversal y orientador para la incorporación de la sostenibilidad ambiental en todos los ámbitos de la economía y la productividad nacional– brinda un escenario para posicionar el manejo y conservación del servicio de polinización a partir de los beneficios que representan en cuanto a disponibilidad, calidad y variedad de alimentos y productos de consumo humano.

Finalmente, está la Gestión Integral de la Biodiversidad y sus Servicios Ecosistémicos -una obligación señalada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) en su Evaluación del desempeño ambiental: Colombia 2014-, que compromete al país a realizar una valoración exhaustiva sobre el valor económico de los servicios ecosistémicos, dar prioridad a la información necesaria para apoyar la toma de decisiones en los diferentes niveles del gobierno y desarrollar un plan de acción específico.


Consulte el documento oficial de evaluación IPBES sobre polinizadores y servicios de polinización en http://www.ipbes.net/article/pollinators-vital-our-food-supply-under-threat
 

Ver más ...

La ONU con los ojos en la biodiversidad y los ecosistemas

headerboletin

La ONU con los ojos en la biodiversidad y los ecosistemas

Bogotá, D. C., 22 de febrero de 2016

· La Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) reúne en Kuala Lumpur (Malasia) a más de 120 países para evaluar avances del estado del conocimiento, tendencias, valores, usos e incidencia de la biodiversidad y servicios que los ecosistemas ofrecen a la humanidad.

· Colombia abastece con insumos técnicos y humanos la evaluación regional de la IPBES sobre Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos para las Américas. Este ejercicio se realiza simultáneamente en Europa- Asia Central, África y Asia - Pacífico.

· En 2019, un grupo de expertos entregará el reporte global del estado de la biodiversidad para que el mundo defina y oriente sus políticas hacia un desarrollo sostenible.

El estado y futuro de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos se debate en terrenos cenagosos, si se considera que este es el significado de las palabras Kuala Lumpur y se revisa el informe Little Green Data Book 2015, publicación anual del Banco Mundial que recopila cifras de desarrollo e indica, entre otros, que solo el 31,1 % del planeta cuenta con zonas boscosas, el 38 % del total del área de la Tierra se utiliza para la agricultura, el 14,3 % de la superficie terrestre y un 12,2 % de aguas territoriales son protegidas y, además, un total de 27.324 especies entre peces, plantas, aves y mamíferos están amenazadas.

Los informes de los últimos años, revelados por el Banco Mundial, demuestran que el número de especies amenazadas aumenta con rudeza mientras los índices de protección de aguas y territorios se mantienen con discreción.
No es eventual, entonces, que temas relacionados con la protección del planeta sean motivo de debates, ocupen las agendas de medios de comunicación o inspiren a gobiernos como Colombia a participar de iniciativas conjuntas con la ciencia para revisar, evaluar y analizar información sobre conservación y utilización razonable de la diversidad biológica, el bienestar de los seres humanos a largo plazo y el desarrollo sostenible.

Tal es el caso de la IPBES, que realiza su cuarta plenaria en la capital federal y legislativa de Malasia, entre el 22 y 28 de febrero de 2016. Allí, delegaciones de los países miembros de esta plataforma global y autónoma de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se reúnen para presentar avances y resultados de las evaluaciones que, desde hace cuatro años, adelantan cerca de mil expertos en líneas temáticas como polinización y polinizadores, y la evaluación metodologica de análisis de escenarios y modelos.

En su visita al país el año anterior, María Elena Zaccagnini, co-presidente de la evaluación regional de las Américas de la IPBES, destacó la diferencia de este ejercicio con respecto a otros: “este reporte pone al mismo nivel las relaciones de la sociedad con la naturaleza,” pues al integrar los saberes de las comunidades indígenas y locales se evidencian los distintos actores que transforman los ecosistemas y los servicios que estos prestan a la sociedad.

Por su parte, Colombia participa desde tres frentes de trabajo: uno de ellos es el Panel Multidisciplinario de Expertos (MEP) encargado de orientar las decisiones globales en temas de biodiversidad e integrado por un selecto grupo de autoridades mundiales en el tema, del cual Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt, es miembro hasta 2018.

En entrevista previa, Baptiste mencionó que su nombramiento "garantiza una mejor implementación de políticas para la gestión integral de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en nuestro país, en concordancia con los principios rectores definidos por la comunidad científica internacional”.

En un segundo frente, nuestro país hospeda –en el Instituto Humboldt– una de las Unidades Técnicas de Apoyo (TSU), que en otras regiones alojan prestigiosas entidades como el Consejo Sudafricano de Investigaciones Científicas e Industriales, el Instituto Japonés de Estrategias Ambientales Mundiales y la Universidad Suiza de Berna.

Las TSU regionales apoyan la realización de la evaluación sobre biodiversidad y servicios que ofrecen los ecosistemas a los habitantes de mundo, así como la articulación de las investigaciones y sistemas de conocimiento en cuatro regiones del Planeta. Un total de seis capítulos conformarán el documento final que sintetice el conocimiento de más de mil días de trabajo. Al respecto de la evaluación, Mauricio Bedoya, Coordinador de la TSU para las Américas, dijo: “el informe englobará el pasado, presente y futuro de la diversidad biológica y los ecosistemas, lo que se prevé que la sociedad enfrentará en los próximos 40 años y opciones para la toma de decisiones, entre otros”.

Finalmente, el tercer frente en IPBES está en el Plenario en el que cada país, a través de su delegación, participa en las discusiones, decisiones y compromisos que marcan la agenda de trabajo de los gobiernos, por espacio de un año, para el cumplimiento de los objetivos de la Plataforma.

El desarrollo y compromiso del país ante IPBES está a cargo de un Comité Nacional conformado por el Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, el de Ministerio de Relaciones Exteriores, Parques Nacionales Naturales de Colombia, los institutos del Sistema Nacional de Investigación Ambiental (Sina): de Investigación Científica para la Amazonia (Sinchi), de Investigación Ambiental del Pacífico (IIAP), de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar) y de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, que a su vez es punto focal de la Plataforma en el país y quien está representando a Colombia en IPBES 4.

Ana María Hernández, jefe de delegación del Estado colombiano ante la IPBES y de la Oficina de Asuntos Internacionales, Política y Coorperación del Instituto Humboldt, destacó la importancia de la participación del país en esta Plataforma: “El Estado para tener unas decisiones adecuadas, coherentes y trasparentes en el manejo de su medio ambiente y recursos naturales, que cumplan con lo planteado en su plan de desarrollo, debe conocer lo que tiene y asumir los vacíos de conocimiento para integrarlos a sus programas de acción y resolverlos. En ese sentido, la IPBES es un mecanismo innovador que ofrece información, aporta a la creación de capacidades y genera espacios favorables para la toma de decisiones adecuadas y acertadas en distintos escenarios y en temas de biodiversidad y servicios ecosistémicos”.

La IPBES es más que una herramienta que identifica y prioriza información científica clave en temas de biodiversidad y servicios ecosistémicos, pues simultáneamente resignifica la relación ciencia–Estado, en la que el diálogo, los diferentes sistemas de conocimiento y la necesidad mutua son el insumo para la generación de políticas públicas que minimicen riesgos y potencien posibilidades en materia de desarrollo sostenible.

Ver más ...

Eventos

En esta sección encontrarás un resumen de los eventos más recientes en los que ha participado el Instituo Humboldt.

  • En Curitiba, países de América Latina y el Caribe participaron en taller de fortalecimiento de capacidades para el logro de las metas Aichi 11 y 12

    El programa de Gestión Territorial de la Biodiversidad del Instituto Humboldt sigue trascendiendo fronteras y cumpliendo con compromisos internacionales

    Del 28 de septiembre al 2 de Octubre se llevó a cabo el “Taller de fortalecimiento para el logro de las Metas Aichi 11 y 12 para la conservación de la biodiversidad”, con la participación de 24 delegados de los países de America Latina y el Caribe, así como representantes de diferentes comunidades indígenas.

    Al evento, desarrollado en Curitiba (Brasil), asistieron por parte de Colombia Lucía Correa -Parques Nacionales Naturales- y Clara Matallana –investigadora del Programa de Gestión Territorial de la Biodiversidad del Instituto Humboldt-, quienes presentaron los avances del país en términos del cuplimiento de éstas metas.

    a

    Este taller fue el escenario perfecto para el intercambio de información, experiencias y aprendizajes entre instituciones y participantes provenientes de diferentes latitudes, y permitió conocer el estado de avance de la región en el cumplimiento de las metas así como desarrollar rutas prácticas para que cada país logre el cumplimiento de las metas al 2020.

    Las metas Aichi, incluidas en el Plan Estratégico del Convenio de Diversidad Biológica (CDB), fueron definidas en el 2010 durante la COP 10 (Conferencia de las Partes) con el fin de definir una ruta para detener la pérdida de la biodiversidad para el 2020. La Meta 11 plantea que “Al menos el 17% de las zonas terrestres y de aguas continentales y el 10% de las zonas marinas y costeras, especialmente aquellas de particular importancia para la diversidad biológica y los servicios de los ecosistemas, se conservan por medio de sistemas de áreas protegidas administrados de manera eficaz y equitativa, ecológicamente representativos y bien conectados y otras medidas de conservación eficaces basadas en áreas, y están integradas en los paisajes terrestres y marinos más amplios.” Esta meta no pretende únicamente incrementar la extensión de áreas protegidas sino que involucra elementos como conservación de áreas importantes para la biodiversidad, manejo efectivo y equitativo, representación ecológica, conectividad e integración a paisajes más amplios, y la identificación de otras medidas efectivas de conservación basadas en áreas. La Meta 12, por su parte menciona que “se habrá evitado la extinción de especies en peligro identificadas y su estado de conservación se habrá mejorado y sostenido, especialmente para las especies en mayor declive”

    Se evidenció que Colombia ha hecho esfuerzos considerables para el cumplimiento de las metas Aichi, reflejados en la protección de 13.71% de área terrestre protegida y el 8.49% de área marina e insular, pero cuenta aún con algunos vacíos. Por este motivo se comprometió para el 2020 con la declaratoria de al menos 2’500.000 hectáreas de áreas protegidas, incrementando así la representatividad ecológica del sistema. De la misma forma, se pretende generar mayores acciones de conservación en “Áreas Importantes para la Conservación de las Aves”, así como establecer metodologías para evaluar la efectividad de todas las áreas del sistema. En cuanto a la Gobernanza, Colombia ratificó el compromiso incluido en el Plan de Desarrollo 2014-2018 de analizar diferentes formas de gobernanza -especialmente gobernanza compartida por pueblos indígenas o comunidades- y de promover la consolidación de la Mesa de Trabajo de Territorios Comunitarios Protegidos.

    Otras medidas propuestas incluyen fortalecer el trabajo conjunto con los sectores, mejorar la conectividad entre las áreas (incluyendo acciones de restauración) e identificar el papel de otras medidas de conservación basadas en áreas con las que cuenta el país que son las denominadas estrategias complementarias para la conservación. Se buscará también fortalecer las acciones de conservación de especies amenazadas, mediante la implementación de evaluaciones y monitoreo.

    Se espera que con las prioridades identificadas los países puedan acceder a recursos del Fondo Mundial por el medio Ambiente (GEF-Global Environmental Facility) y a otros recursos de cooperación con el fin de que las metas Aichi se cumplan para el 2020.

    Finalmente, es importante agradecer a los organizadores de este taller quienes hicieron posible el encuentro. Se trata de la Secretaria Ejecutiva del CDB, el gobierno de Brasil, el Instituto Chico Mendes para la Conservación de la Biodiversidad (ICMBio), el estado de Paraná, la Fundación O’Boticario para la protección de la naturaleza, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y el consorcio de amigos del Plan de trabajo en Áreas Protegidas.

  • Avistamiento de aves en la sede Venado de Oro del Instituto Humboldt

    Seis ornitólogos pertenecientes a diferentes instituciones de Bogotá, se dieron cita el pasado 12 de noviembre de 2015, en las instalaciones del Instituto para apoyar un interesante proceso.

    b

    En la fotografía de izquierda a derecha: Carolina Salazar (Asociación Bogotana de Ornitología), Andrés Cuervo (Universidad de los Andes), Mateo Hernández (Fundación Cerros de Bogotá), Paula Caycedo y Mónica Matías (Instituto Humboldt)

    Con el fin de realizar avistamientos y grabaciones en dos de los principales senderos que se encuentran en la sede Venado de Oro, cuya ubicación privilegiada en los Cerros Orientales de la ciudad ha permitido establecer desde hace dos años interesantes procesos de restauración, estos profesionales visitaron nuestra sede con todos los sentidos alerta. Y es que hasta el momento, gracias al proceso de avistamiento de aves que se viene realizando en nuestras instalaciones, tenemos registros de 53 especies de aves en el predio, de las cuales 16 son migratorios del norte del continente, 2 son migratorias altitudinales y 36 son residentes.

    Durante la jornada de la mañana del 12 de noviembre que se desarrolló desde las 6 a.m. hasta las 8:30 a.m., logramos observar 8 especies migratorias y 14 especies residentes, entre estas últimas reportamos un nuevo registro para la sede: Fiofío montano (Elaenia frantzii), un atrapamoscas que se alimenta de frutas e insectos, posiblemente el más frugívoro de su género.

    Es importante mencionar que diferentes investigadores del Instituto Humboldt están trabajando fuertemente con el objetivo de establecer un proyecto de evaluación y monitoreo de las aves de la sede Venado de Oro, como un escenario ideal para monitorear a la comunidad de aves y la recuperación ecológica de los emblemáticos Cerros Orientales de la ciudad de Bogotá. La asociación y divulgación con otros expertos en el tema nos permitirá tener una mayor cohesión con el gremio ornitológico, establecer en conjunto la planeación y ejecución de la propuesta y finalmente entre todos, aunar los esfuerzos para dar a conocer a los ciudadanos el tesoro que tenemos los bogotanos en nuestros cerros.

    Aquí pueden observar una tabla que contiene la relación de los registros de aves de nuestra sede (Descargar)

  • III Taller Regional de Biodiversidad y Cambio climático

    Promoviendo la interfaz entre la ciencia y la política

    cFotografía de los asistentes al encuentro

    Del 21 al 23 de septiembre se llevó a cabo el III Taller Regional de Biodiversidad y Cambio climático de ALCUE NET y CORDEX, organizado en Bogotá por Colciencias, el Instituto de Investigación para el Desarrollo de Francia (IDR) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina (MINCYT).

    En dicho taller, representantes de diferentes institutos de investigación y academia de América Latina y la Unión Europea, discutieron sobre la necesidad de fortalecer los lazos de sistematización de la información generada en el campo de la biodiversidad y del cambio climático, para lo cual, se plantearon diferentes estrategias que podían solventar los vacíos y distancias existentes entre la ciencia y la política, así como también surgieron diferentes oportunidades de cooperación entre ambas regiones del mundo.

    De igual forma, los expertos asistentes resaltaron durante los días de encuentro, la importancia que tiene la unificación de los “lenguajes” y los contextos que se necesitan, tanto en la comunidad de cambio climático como en la comunidad de biodiversidad, para así trabajar en conjunto de una forma eficiente y articulada.

  • Participación del Laboratorio de Biogeografía Aplicada y Bioacústica (LBAB) en diferentes espacios de interés internacional

    Este laboratorio, perteneciente al Programa de evaluación y monitoreo de la biodiversidad, sigue presentando los resultados de su investigación en distintas latitudes.

    dEn esta foto, los protagonistas son todos los participantes del CISEN4

    Del 30 de septiembre al 3 de octubre, el Laboratorio de Biogeografía Aplicada y Bioacústica del Instituto Humboldt, representado por la investigadora María Helena Olaya, estuvo presente en el “Cuarto congreso internacional de servicios ecosistémicos en los Neotrópicos-CISEN4”, realizado en la ciudad de Mar del Plata (Argentina).

    En el marco del simposio denominado “Caracterización y evaluación de funciones y servicios ecosistémicos”, nuestra investigadora presentó la ponencia “Mapeo del servicio ecosistémico de provisión –alimento- en los humedales de Colombia”. Este trabajo hace parte de los resultados entregados al Proyecto delimitación de humedales interiores de Colombia del Fondo Adaptación.

    d1Nuestra investigadora, María Helena Olaya, en representación del Instituto Humboldt durante este Congreso.

    Adicionalmente, este trabajo también fue presentado en Sudáfrica bajo el formato de póster con el título “How fish comes to the table? A view of the food provisioning ecosystem services associated with fishing in Colombia” en la Octava Conferencia del Ecosystem Services Partnership –ESP 2015, durante la sesión del grupo temático “Modeling and mapping ecosystem service capacity, flow and demand with data of varying quantity and quality”.

  • Avanzan las reuniones preparatorias para IPBES 4

    La Unidad de Apoyo Técnico para la evaluación regional y sub-regional de la biodiversidad y servicios ecosistémicos para la región de las Américas –TSU- presenta algunos avances de su gestión.

    eParticipantes de la VI Reunión del MEP y el Bureau de la IPBES, que se llevó a cabo en Bonn ( Alemania), entre el 8-12 de octubre de 2015.

    La Plataforma Intergubernamental en Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos, IPBES (www.ipbes.net), es un mecanismo creado por la comunidad internacional como un cuerpo intergubernamental independiente abierto a todos los países miembros de las Naciones Unidas. Su objetivo es fortalecer el diálogo entre la comunidad científica y los tomadores de decisión en temas de biodiversidad y servicios ecosistémicos, de modo que se puedan adoptar políticas adecuadas en los niveles local, nacional e internacional ante el reto de la disminución, a tasas sin precedentes, de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos. Uno de los objetivos de la IPBES es llevar a cabo evaluaciones del estado de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos en cada uno de los grupos regionales de las Naciones Unidas. La región de las Américas constituye uno de estos grupos, el cual incluye, América del Norte, Centro América, Sur América y el Caribe.

    La IPBES tiene cuatro cuerpos principales de gobernanza: la Plenaria como el órgano con responsabilidad en todos los aspectos de IPBES incluyendo el desarrollo e implementación del programa de trabajo y la aprobación de todos los productos y servicios; el Bureau como cuerpo consejero del Presidente y el secretariado en conducir los asuntos de la Plenaria y sus cuerpos subsidiarios; el Panel Multidisciplinario de Expertos (MEP), el cual desarrolla las funciones técnicas y científicas de la IPBES; y la Secretaría, cuyo rol principal consiste en asegurar el funcionamiento efectivo de la IPBES a través del apoyo a la Plenaria, el Bureau y el MEP.

    Nuestra Directora, Brigitte Baptiste, miembro del MEP como representante de América Latina y el Caribe, participó en la VI Reunión del MEP y el Bureau de la IPBES que se realizó en la ciudad de Bonn (Alemania) del 8 al 12 de octubre de 2015.

    Adicionalmente, la Unidad Técnica de Apoyo para la evaluación de las Américas (TSU por sus siglas en inglés), participó en la reunión en Bonn, a través de su Coordinador, Mauricio Bedoya-Gaitán. A la reunión asistieron otras unidades de apoyo técnico, así como fuerzas de trabajo constituidas para desarrollar temas específicos como el de construcción de capacidades, conocimiento local e indígena, conocimiento y datos, polinización, degradación de la tierra. Se espera que se fortalezcan los lazos de cooperación existentes entre las unidades, las fuerzas de trabajo y toda la estructura de la IPBES para, en este caso, contar para 2018 con una evaluación regional de la biodiversidad y servicios ecosistémicos que informe de manera precisa y adecuada a los tomadores de decisión en la región de las Américas.

    Este encuentro hace parte de las reuniones preparatorias de la cuarta reunión Plenaria de la IPBES a realizarse en febrero del 2016 en Kuala Lumpur (Malasia), en donde se examinarán los progresos realizados en el programa de trabajo de la IPBES aprobado para el 2014 -2018, en especial los reportes completos de las dos primeras evaluaciones (polinización y polinizadores asociados a la producción de alimentos y análisis de escenarios y modelización de la biodiversidad y los servicios) con su respectivo resumen para los políticos.

    El Instituto Humboldt actualmente hospeda la TSU para la Evaluación de las Américas. Esta Unidad es la encargada de proveer apoyo técnico, científico y organizacional y fue establecida para apoyar la implementación del programa de trabajo de la IPBES, así como el cumplimiento en la elaboración de los entregables aprobados por la Plataforma. La Unidad está conformada por Ana María Hernández, -Jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales y Política del Instituto y supervisora de la TSU-, Mauricio Bedoya-Gaitán -Coordinador de la TSU-, Natalia Valderrama -Asesora Técnica y Científica- y Sergio Aranguren -Profesional en Asuntos Internacionales-.

Ver más ...

Biodiversidad como herramienta de innovación frente al cambio climático

8

El mundo se transforma rápidamente debido a causas naturales y efectos de las intervenciones humanas. Dichas transformaciones, en muchos casos, implican impactos negativos en el medio ambiente, que se expresan especialmente en cambios abruptos tanto en el clima como en la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas. Dentro de las principales actividades que generan dichos impactos se encuentran las emisiones a la atmósfera por procesos industriales, la ganadería insostenible, la deforestación y los cambios de uso del suelo. Los alarmantes datos de pérdida de biodiversidad reportados a nivel global (p. ej. GBO-4), los llamados de atención hacia una estrategia de conservación urgente a 2020 en el marco del Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB, Metas Aichi) y las proyecciones y futuros escenarios que ha desarrollado el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) ponen en evidencia la vulnerabilidad de la biodiversidad frente a las transformaciones planetarias si no se adoptan adecuadas medidas de gestión, adaptación y mitigación.

De otra parte, la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), creada desde 2012 con el claro objetivo de fortalecer los vínculos entre conocimiento, sociedad y política, tiene como uno de sus ejes de trabajo evaluar el estado y las tendencias de la biodiversidad a nivel mundial como soporte para la toma de decisiones, incluyendo dentro de dicho análisis la necesidad de asociar la diversidad biológica con el cambio climático por causa de las directas interacciones que se presentan entre sí.

Colombia es uno de los países más megadiversos del mundo pero también el tercer país más afectado por el cambio climático, de acuerdo al Índice de Vulnerabilidad al Cambio Climático (2014). La pérdida de biodiversidad y el cambio climático son dos caras de una misma moneda, evidenciados en un territorio impactado en su oferta de servicios ecosistémicos y en dinámicas geopolíticas. El discurso institucional debe evolucionar para generar acciones que integren ambas variables de manera que se pueda asegurar una efectiva gestión del territorio por medio de la implementación de medidas de adaptación y mitigación desde una visión socioecológica. Para esto, se requiere la generación de un enfoque transdisciplinario e interinstitucional que abarque a todos los sectores de la vida nacional y, especialmente, que incluya a la población colombiana como responsable primario de conservación o pérdida de biodiversidad. Una respuesta a esta evolución en la visión nacional para el desarrollo sostenible la da la Política Nacional de Gestión Integral de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (PNGIBSE, 2012) que considera al cambio climático como el quinto motor de pérdida de biodiversidad nacional y establece medidas tanto ambientales como sociales y económicas para resolver las problemáticas más apremiantes al deterioro del capital natural colombiano.

Unido a lo anterior, el año 2015 representa un hito en la historia de la humanidad pues en París durante la Vigésimo Primera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP21) se discutió políticamente un nuevo acuerdo climático para el planeta que, teniendo en cuenta la nueva Agenda post 2015 y los recién aprobados Objetivos de Desarrollo Sostenible, debería definir medidas efectivas y viables de adaptación y mitigación diferencial por parte de los países tanto desarrollados como en vías de desarrollo, así como determinar los medios de implementación y financiamiento necesarios para asegurar que la temperatura global no aumente más de 2 grados centígrados, límite que aseguran los científicos del IPCC en su V Informe Mundial (AR5, 2013) sería el escenario menos crítico para que podamos seguir contando con un planeta que permita la vida de los seres humanos.

El Instituto Humboldt, como entidad nacional que investiga la biodiversidad continental del país, avanza en la generación de una propuesta de abordaje institucional que enfatiza el vínculo entre la dimensión técnico científica sobre cambio climático con la dimensión política y de toma de decisiones en la materia. En ese sentido, se han realizado proyectos asociados al cambio climático, que aportan las bases conceptuales y los conocimientos necesarios para formular propuestas de solución a las problemáticas que encara la biodiversidad frente al cambio climático y que deben ser abordadas desde una perspectiva de política. Algunos de estos proyectos son Orotoy, Rio Bita y Páramos y Humedales.

Así, nuestra gestión sobre este tema se centra en reconocer a la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas como una herramienta de innovación para hacer frente a la crisis que conlleva el cambio climático a nivel nacional, por medio del desarrollo de acciones como la adaptación basada en ecosistemas y comunidades, el aporte de diferentes sistemas de conocimiento incluido el indígena y local, la participación comunitaria, la resiliencia de los ecosistemas, la integración ecológica para la transformación adaptativa en dimensiones territoriales; todo lo anterior enfocado en la generación de alternativas de solución integral al cambio climático que permitan promover el desarrollo sostenible del país y el bienestar de los colombianos, a partir de la gestión responsable y compartida de la base y la oferta natural de la nación.

Análisis desarrollado por la Oficina de Asuntos Internacionales,
Política y Cooperación del Instituto Humboldt. Grupo de Investigadores: María Eugenia Rinaudo Mannucci, Ana María Hernández, Rodrigo Moreno.

Ver más ...
Subscribe to this RSS feed