Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

Serie Fauna Silvestre Neotropical I. Conservación de grandes vertebrados en áreas no protegidas de Colombia, Venezuela y Brasil

El libro “Conservación de grandes vertebrados en áreas no protegidas de Colombia, Brasil y Venezuela” es la publicación que da inicio a la Serie Editorial Fauna Silvestre Neotropical del Instituto Humboldt (IAvH). Para liderar este proceso editorial se contó con la participación de Panthera Colombia y la Fundación Herencia Ambiental Caribe, junto al IAvH y 23 organizaciones (ONG, universidades, institutos de investigación) de ocho países.

El libro cuenta con la participación de 35 investigadores y 15 capítulos relacionados con la conservación de cuatro grupos de grandes vertebrados (peces, reptiles, aves y mamíferos) en áreas no protegidas de tres países vecinos de la región neotropical (Colombia, Brasil y Venezuela). Los grupos en cuestión incluyeron los grandes peces óseos y cartilaginosos (rayas); reptiles (tortugas y crocodílidos), aves (crácidos y otros) y mamíferos (perezosos, manatíes, dantas, pacaranas, oso andino, nutrias gigantes, jaguares-otros felinos y el mono araña-otros primates). Se consideraron además, otros aspectos relativos a los corredores de conservación, el papel de las zonas amortiguadoras en áreas protegidas y la cacería por parte de las comunidades indígenas.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...

Cinco formas de salvar el mundo Mañana

headerboletin

Cinco formas de salvar el mundo Mañana

Bogotá, D. C., 8 de agosto de 2016

tomorrow cuenta 02

• El Instituto Humboldt y Cine Colombia presentan Mañana, documental francés y fenómeno social alrededor del planeta. Llega a las salas de cine del país para contar historias reales que ocurren simultáneas en 10 lugares de los cinco continentes y reinventan la agricultura, la educación, la economía, la democracia y la energía.

• El documental se proyectará, con funciones exclusivas, el jueves 11 y viernes 12 de agosto a las 8:30 p.m.; y el domingo 14 de agosto a las 12:00 del mediodía, en salas de cine de centros comerciales de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Bucaramanga, Ibagué y Villavicencio,.

• La boletería está disponible en las taquillas de los teatros seleccionados, los call center de cada ciudad, www.cinecolombia.com y a través de su aplicación móvil.

Tras la publicación de un estudio en la revista científica Nature, que anunciaba la posible desaparición de parte de la humanidad para 2100, los franceses Cyril Dion, Mélanie Laurent y un equipo de cuatro personas visitaron 10 países para investigar las causas de tal amenaza y la forma de evitarla. Durante el viaje hallaron pioneros que reinventaron la agricultura, la energía, la economía, la democracia y la educación. Al finalizar su película de carretera (road movie), vislumbraron un nuevo mundo posible: el del mañana.

“Queremos que los espectadores deseen vivir en ese mundo, ser como estos nuevos héroes que no son ni millonarios, ni estrellas, sino valientes, hermosos, humanos… Personas corrientes que crean huertos, abren institutos…”, enfatiza Cyril en entrevista para la productora española Karma Films.

Con más esperanza y menos pesimismo, el documental emprende un viaje para conocer y escuchar a precursores de lo que podría ser el mundo del mañana. Se trata de personas y comunidades que le apuestan a alternativas para un futuro sostenible, la vida y la convivencia.

El documental muestra cómo Cyril y Mélanie recorren granjas orgánicas en Francia donde un horticultor obtiene rendimientos récords en su producción sin necesidad de máquinas que usan gasolina. Nos acercan a la experiencia de Detroit, que fuera símbolo industrial estadounidense y es hoy una ciudad casi fantasmagórica tras la crisis financiera de comienzos de esta década. Los escasos habitantes que allí quedan repoblaron algunas zonas abandonadas con cultivos orgánicos.

Otra estación nos lleva a San Francisco, ciudad que en la actualidad recicla casi el 100 % de sus desechos –los orgánicos son transformados en composta para viñedos de California–. La siguiente parada en el mapa está en Copenhague, Dinamarca, urbe vanguardista en materia de ecología, pues está rodeada de turbinas eólicas para la generación de energía, y la mayoría de sus ciudadanos se desplazan a pie, en bicicleta o en transporte público.

Al instante, el viaje se detiene en una fábrica francesa de empaques y sobres de papel, Pocheco, donde gracias a un sistema de cooperativa, los empleados redujeron las diferencias salariales y dedican las ganancias a inversiones en la cadena productiva para mejorar el bienestar del personal.

Después es el turno de especialistas en economía y ciencia, quienes demuestran que el modelo de productividad actual del mundo es insostenible, causa desigualdad y acaba con los recursos que ofrecen los ecosistemas para la supervivencia de los más de 7 mil millones de habitantes de la Tierra. Al respecto, los entrevistados proponen un sistema económico más local y autosuficiente, y el uso de monedas alternativas que eviten la especulación, mantengan la riqueza de las ciudades y eviten que el dinero termine en paraísos fiscales.

Para terminar, se desplazan a Finlandia, referente mundial por su modelo educativo público en el que no hay competencia, la autoridad o disciplina son reemplazados por la cercanía con el profesor, y el esarrollo de capacidades en los niños trasciende el conocimiento puramente teórico. En cuanto a una auténtica democratización de las sociedades, los viajeros presentan experiencias que han creado comunidades más horizontales y justas en Islandia o el estado de Tamil Nadu, India, donde un exingeniero de la industria química transformó la violencia, contaminación y comercio de alcohol a través de la participación de sus 5 mil habitantes.

Después de esta película, Cyril confiesa que es “más consciente que antes de que todo se va a derrumbar y nunca he tenido tanto miedo. Pero aún me entran más ganas de remover un poco las conciencias entre la gente. Me encanta ver lo que la película provoca entre los que la ven: toca ese punto minúsculo, que no está lejos de la superficie y que hace que te entren ganas de hacer mil cosas útiles, de encontrar sentido a las cosas”.

Para Mélanie, Mañana “No es un documental verde, es una mirada sobre la sociedad tal y como podría ser mañana. Estamos exactamente en la era en la que las personas ya no se hablan, ya no se ven, todo el mundo se juzga, casi ya no hay empatía. Y, de repente, la película muestra a personas que actúan juntas, hablan alrededor de una frambuesa o de un improbable billete de 21 libras. Estas iniciativas crean pequeñas comunidades a años luz del ecologista alternativo en su cueva. Es importante tener personajes que se parezcan a nosotros, con los que cada uno pueda identificarse”.

La buena estrella de Mañana
A su estreno en salas de cine francesas asistieron nueve personas, un número desalentador para los creadores del documental. Sin embargo, el efecto que dejó en estos espectadores y el voz a voz fue la campaña publicitaria más efectiva para llenar los teatros con una cifra superior a un millón de franceses entre diciembre de 2015 y febrero de 2016, un record para un documental que habla de agricultura sostenible, turbinas eólicas y ciclorutas.

Como si no bastase, el éxito de esta producción estaba, al parecer, decretado desde los inicios. Sin recursos económicos para la realización de la película, sus creadores acudieron a la plataforma participativa online Kiss kiss Bank Bank (red de financiación colectiva dedicada a la innovación y a la creatividad mundial) para solicitar donaciones a los cibernautas. En solo dos días los realizadores reunieron 200.000 euros y al finalizar la campaña, prevista para dos meses, recaudaron 444.390 euros gracias a la contribución de 10.266 personas. Por tal razón, Mañana es hasta la fecha marca mundial de captación colaborativa para un documental.

Los directores
A la directora, escritora y cantante Mélanie Laurent se le conoce más como actriz de películas como “Bastardos sin gloria” de Quentin Tarantino, "Estoy bien” de Philippe Lioret (por la que recibió el Premio César de la Academia del Cine Francés a Actriz Revelación), "El concierto" por Radu Mihaileanu, "Tren nocturno a Lisboa" de Billie August, “Los Ilusionistas” de Louis Leterriery y “Beginners” de Mike Mills. Ha realizado dos cortometrajes y dos largometrajes para el cine. Su documental “De menos en menos” (2008) recibió nominación a la Palma de Oro en Cannes. El segundo largometraje fue "Breathe", una adaptación de la novela de Anne-Sophie Brasme, lanzado en octubre de 2014 y presentado en la Semana de la Crítica de Cannes 2014. Actualmente prepara "Inmersión", adaptación de la novela de Christophe Ono.

Después de una corta carrera como actor, Cyril Dion coordinó proyectos de la Fundación Hommes de Parole. Participó en el conflicto israelí-palestino en el Congreso Caux en 2003 y el I y II Congreso Mundial de Imanes y Rabinos por la Paz en Bruselas y Sevilla en 2005 y 2006. En el año 2007 creó, junto a Pierre Rabhi y amigos, el movimiento Colibríes, que dirigió hasta julio de 2013. En la actualidad es el portavoz y miembro del equipo directivo. Cofundó la revista Kaizen y la colección Domaine du Posible chez Actes Sud. En 2010 coprodujo con Colibríes "Soluciones locales para el trastorno mundial" de Coline Serreau. Publicó en 2014 una colección de poemas "Sentado en el borde".

Las críticas

“Con un valor educativo indiscutible”. Le Monde
"Una mirada informativa a varias formas para revertir la trayectoria del descenso global”.
The Hollywood Reporter
"La estructura del discurso es brillante, con su bien trazado recorrido (…) orientado a reconsiderar nuestra depredación acumulativa y a cuestionar los dogmas en torno a la letal economía de crecimiento”. El País de España
“Un documental fascinante y esperanzador que debería traernos un cambio positivo”. Revista ELLE
“Un soplo de optimismo, simplemente inspirador”. Revista Premmier
“La prueba de que otro mundo es posible”. L’Express
“Esta película debería ser parte de la formación de todos los líderes de este planeta”. David Nabarro, asesor especial de la ONU.

Ficha Técnica
Género: documental
País: Francia
Año: 2015
Duración: 118 min
Web oficial: http://www.demain-lefilm.com/le-film

Equipo técnico
Dirección: Cyril Dion y Mélanie Laurent
Producción: Bruno Levy
Fotografía: Alexandre Léglise
Música original: Fredrika Stahl
Dirección de arte: Ana Pabisiak
Edición: Sandie Bompar
Sonido: Laurent Cercleux
Animaciones: La Brigade du Titre


Salas de proyección del documental
Bogotá: Andino, Unicentro, Avenida Chile, Calle 100, Gran Estación y Centro Chía
Cali: Palmetto y Unicentro
Medellín: Santafé
Bucaramanga: Cacique
Barranquilla: Buenavista
Ibagué: La Estación
Villavicencio: Viva Villavicencio
Función exclusiva: jueves 11 a las 8:30 p.m. en las siete ciudades.
Funciones especiales: Bogotá, Medellín y Cali, viernes 12 de agosto, a las 8:30 p.m., y domingo 14 de agosto a las 12:00 m.
Boletería: boletas desde $12.000 hasta $ 26.000, según sala y ubicación. Descuentos disponibles para estudiantes y suscriptores del Círculo de Experiencias de El Espectador.
Invita: Instituto Humboldt

 

Ver más ...

Nueva especie de pez gato en aguas del río Tetuán

headerboletin

Nueva especie de pez gato en aguas del río Tetuán

Bogotá, D. C., 04 de agosto de 2016

 Figure 3
 
 

• Nueva especie de pez gato o bagre (Trichomycterus tetuanensis), fue hallado en aguas del Tetuán, cuenca alta del río Magdalena. Está incluida ya en el inventario de especies de la biodiversidad colombiana.

• El tamaño de estos peces gato está entre menos de 2 y hasta 50 centímetros. La familia contiene 283 especies y 41 géneros, agrupados a su vez en nueve subfamilias.

• Por su aspecto físico poco variado fue necesario examinar el esqueleto a través de un proceso conocido como diafanización, que consiste en tomar el ejemplar para transparentarlo.

Una nueva especie de pez gato o bagre (Trichomycterus tetuanensis) nada en aguas del río Tetuán, cuenca alta del río Magdalena. Se incluye ya en el inventario de especies de la biodiversidad colombiana, gracias a trabajos de exploración y análisis de los investigadores Carlos DoNascimiento, curador de la Colección de Peces de Agua Dulce del Instituto Humboldt, Luis García y Francisco Villa, del Grupo de Investigación en Zoología de la Universidad del Tolima.

Esta especie, de ojos pequeños y cuerpo alargado, convive con el guabino o pez lápiz (Trichomycterus banneaui) en las aguas de tierras bajas del río Tetuán, lugar donde hasta ahora solo se le ha hallado. Con este descubrimiento suman 16 las especies registradas para la cuenca del río Magdalena, que concentra la mayor diversidad del género en Colombia.

Aunque tiempo atrás varios investigadores, quienes trabajaron en la misma cuenca del Magdalena, consideraban que la especie correspondía a otra descrita en Panamá, el trabajo de laboratorio y la experiencia de los autores en el estudio de peces de este grupo confirmaron que se trataba de una especie distinta: “al examinar en mayor detalle las características morfológicas de los ejemplares colombianos y contrastar los resultados con los especímenes tipo, con los cuales se nombró la especie de Panamá, pudimos entonces concluir que los ejemplares del Magdalena constituyen una especie distinta, nueva y endémica”, dice Carlos DoNascimiento.

Dado que la especie varía poco en cuanto a su aspecto externo en general, fue necesario examinar el esqueleto para determinar características que permitieran identificarla y reconocerla dentro de todas las especies del grupo. El proceso realizado se conoce como diafanización y consiste en tomar el ejemplar para transparentarlo, como explica DoNascimiento: “el esqueleto se tiñe completamente con pigmentos afines a los minerales que constituyen el soporte óseo y cartilaginoso de los vertebrados; así se pueden observar detalles de su anatomía interna para describir sus características, ver a través de todos sus tejidos blandos (piel y musculatura), los huesos, tendones y ligamentos que unen huesos entre sí”.

De esta manera fue posible listar las características morfológicas de este pez, entre las que destacan la aleta de la cola notablemente escotada, los numerosos dentículos (espinas) en el opérculo o aleta dura que cubre las branquias, la coloración marrón claro con puntos más oscuros dispersos de manera uniforme sobre el dorso y los costados y las infaltables barbillas largas y aplanadas como mecanismo sensorial adicional, repleto de papilas olfativas para tocar y oler el entorno hasta detectar potencial alimento; entre otras.

El tamaño de los peces gato de la familia Trichomycteridae, también conocidos como bagres lápices y candirús, varía con medidas de entre menos de 2 hasta los 50 centímetros y su distribución geográfica es amplia, a ambos lados de los Andes suramericanos, desde la Patagonia hasta América Central. La familia contiene 283 especies y 41 géneros, agrupados en la actualidad en nueve subfamilias.

Y es que Trichomycterus es uno de los géneros más diversos, con una cantidad de especies por encima de la mitad de las conocidas de la familia. De hecho, el informe científico que sustenta su hallazgo, indica que algunas particularidades de este pez gato y su posible relación de parentesco con otros Trichomycterus, aún están en discusión.

No es de extrañar, entonces, la diversidad taxonómica de Trichomycterus, debido a la marcada distribución y limitada de las poblaciones que se encuentran en las cabeceras y quebradas de montaña de los sistemas fluviales colombianos.

Ver más ...

Aves colombianas traficadas ya tienen su huella genética

headerboletin

Aves colombianas traficadas ya tienen su huella genética

Bogotá, D. C., 28 de julio de 2016

 FOTO 3 HENRY ARENAS
 
 

- Investigadores del Instituto Humboldt generaron códigos de barras genéticos para identificar casi la mitad de las especies de aves traficadas de forma ilegal en Colombia, algunas de las cuales parecen representar especímenes aún no descritos.

- El código de barras de ADN se basa en el uso de una región del genoma que sirve como etiqueta para la identificación rápida de especies.

- La información genética es una herramienta clave en el conocimiento, manejo y conservación de la biodiversidad. No obstante, en Colombia aún falta estudiar este nivel de variabilidad biológica.


Después del tráfico de drogas, armas y personas, el de flora y fauna silvestre es el cuarto negocio ilegal más lucrativo del mundo. Este delito amenaza la conservación de la biodiversidad global y contrarrestarlo exige que las autoridades ambientales actúen con rapidez y eficacia. Esta tarea resulta, en algunos casos, una utopía, especialmente cuando la posibilidad de identificar las especies decomisadas es a través de sus rasgos físicos.

Los traficantes aprovechan esta coyuntura para comerciar, incluso, solo fragmentos de pieles, cuernos, caparazones, huevos, organismos juveniles que no se diferencian entre especies e individuos adultos a los cuales alteran o remueven rasgos físicos que sirven para identificarlos. En tal caso, la alternativa restante es el uso de la información genética de los especímenes incautados.

Sobre este asunto, Henry Arenas Castro, investigador del Laboratorio de Genética de la Conservación del Instituto Humboldt, menciona: “hoy en día, aunque cuentes con las muestras de especies traficadas, no es posible identificarlas en todos los casos; por ejemplo, si incautas un huevo o un pichón es difícil identificarlos porque aún no exhiben los rasgos propios de la especie o porque les pintan las plumas u otras partes del cuerpo para hacerlos pasar por una especie que no son; incluso, algunos traficantes con experiencia en el tema remueven plumas o parches de los individuos, rasgos claves para saber a qué especie pertenecen”.

Y es en este aspecto que el Laboratorio de Genética de la Conservación del Instituto Humboldt trabaja para identificar especies silvestres víctimas de tráfico ilegal en Colombia. A partir de 281 muestras de tejidos provenientes de todo el país, los investigadores del Humboldt generaron secuencias del código de barras genético de 152 especies de aves de Colombia, especialmente endémicas, protegidas legalmente, incluidas en los apéndices de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y en riesgo por tráfico ilegal. Algunas de estas especies son loros, colibríes y aves de caza, 47 de las cuales carecían de esta información.

Por primera vez se obtuvieron los registros de códigos de barras de ADN para 38 colibríes, cuatro loros, tres halcones y dos especies de búhos, principalmente endémicos de los Andes del Norte, lo que corresponde al 46 % de las especies de aves registradas en la lista colombiana CITES, según información publicada en la reciente edición de la revista Molecular Ecology Resources.


A partir de este insumo, individuos de cualquier especie catalogada genéticamente pueden ser identificados a partir de gotas de sangre, plumas, huevos o muestras de músculo y huesos. Esta información es una herramienta valiosa no solo para autoridades ambientales y judiciales, sino también para la comunidad académica pues once de estos especímenes mostraron señales genéticas que indican que su diversidad es mayor a la esperada.

Hurgando la biblioteca de la vida

El código de barras genético es un método estandarizado de identificación de especímenes a través del análisis de fragmentos cortos de ADN de una región esencial en todos los animales que es lo suficientemente variable para diferenciar entre especies. Dicha información se deposita en la base de datos pública del programa internacional “Código de Barras de la Vida” (BOLD) acompañada de datos geográficos y fotografías de tal forma que, a partir de una muestra de tejido (p. ej. semilla, pluma), pueda identificarse una especie.

Un problema persistente para la aplicación de los códigos de barras de ADN es disponer de una base de datos de referencia completa. Por ejemplo, no es posible identificar y procesar un delincuente solo con sus huellas digitales ni por su material genético si la persona no está registrada en un banco de datos. Así mismo, a pesar de tener muestras genéticas de un ave traficada, no podría identificarse el grupo al cual pertenece si no existe un registro público con información genética de las diferentes especies de aves.

Acerca del proceso, Henry Arenas explica: “al tomar una muestra de hueso, sangre, plumas o incluso de un huevo puede extraerse el ADN y amplificarlo, para examinar una región en particular que ya está caracterizada, al comparar su secuencia con la base de datos se puede establecer de cuál especie proviene la muestra. El éxito depende de una muy buena base de datos construida previamente, en este caso de aves, con la cual comparar individuos que normalmente son objeto de tráfico ilegal; esta fue la razón que motivó la iniciativa del Humboldt”.

Además de utilizarse en el reconocimiento de especímenes que son objeto de tráfico ilegal, esta identificación es de importancia en los sectores de la salud, económico, agropecuario y ambiental para tomar medidas en casos de epidemias, plagas e invasiones biológicas. De igual forma, dicha caracterización permite descubrir especies desconocidas, aparentemente muy parecidas a las conocidas pero que a nivel genético resultan ser linajes distintos.

Dada la relevancia y beneficios que trae consigo el uso del código de barras de ADN para catalogar especies y nutrir la base de datos de las mismas, son indispensables decisiones políticas que aceleren los procesos y faciliten a las autoridades ambientales su trabajo de reconocimiento de especímenes traficados in situ pues el tiempo de espera es considerable mientras una muestra va a un laboratorio regional o local, en el mejor de los casos, o por el contrario hasta Bogotá, ciudad que concentra la mayoría de sitios especializados en la materia.

“Una forma más rápida y práctica sería la implementación de laboratorios móviles en sitios ya identificados como rutas de tráfico, pues las pruebas se realizarían de inmediato en campo. Así se ahorra tiempo mientras se espera que la muestra viaje para ser analizada, comparada y los resultados regresan. Sería ideal lograrlo, pero esto requiere una inversión estatal”, señala Arenas.

Colombia está “mal parada”

Según los datos registrados en el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SiB), en nuestro país los grupos mejor representados tienen secuencias genéticas de apenas un 5 % de sus especies, lo que acentúa la necesidad de aumentar tales estudios en el país, más si se considera que la variabilidad del ADN en las poblaciones está relacionada con el potencial de adaptación que las mismas tienen frente a cambios en su ambiente; de tal manera que datos de esta naturaleza permiten calcular el flujo genético entre poblaciones, aislamiento o conectividad y, por ende, vulnerabilidad a la extinción.

También es posible, en una escala de organización biológica más amplia, medir la diversidad en la historia evolutiva del conjunto de especies que hacen parte de la comunidad. Análisis a este nivel deben ser considerados en la priorización de áreas para la conservación ya que demuestran el potencial de respuesta al cambio de comunidades en un área determinada.

No obstante, en Colombia, la iniciativa de códigos de barras de ADN está restringida principalmente por la dificultad de obtener financiación que apoye este tipo de iniciativas. Para mejorar la situación, el Instituto Humboldt coordina la Red Internacional de Código de Barras en Colombia (iBOL Colombia), la cual promueve la caracterización genética de la biodiversidad del país.

Con lo anterior, el código de barras de ADN toma protagonismo en el contexto colombiano como herramienta crítica en el control del tráfico ilegal de aves y otras especies a través de las fronteras, ya que es efectivo para identificar muestras de organismos que carecen de características evidentes que faciliten su reconocimiento.

 

Ver más ...

Biodiversidad 2015. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia

El propósito de este documento es fortalecer la capacidad de agentes públicos y privados para la aplicación de la PNGIBSE, que constituye en sí misma una apuesta de interfaz entre ciencia, política y sociedad en la perspectiva de construir sostenibilidad en el desarrollo. Además de ello, representa un insumo para el seguimiento a los compromisos del país frente a convenios e iniciativas internacionales (CDB, IPBES, OCDE), así como un mecanismo pedagógico para generar interés, conciencia y apropiación de las diferentes dimensiones de la biodiversidad del país.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...

Biodiversidad 2014 Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia.

Uno de los mandatos misionales más importantes del Instituto Humboldt es la elaboración de un informe anual acerca del estado y tendencias de la biodiversidad, el cual hace parte de los reportes formales que el Ministerio de ambiente ensambla junto con otros insumos para seguirle el pulso a la gestión que desarrollan tanto el siNa como el resto de instituciones del país. Este informe es resultado de una apuesta de comunicación ambiciosa para presentar el informe de estado y tendencias de la biodiversidad continental del país, año 2014.

Nota: En el libro "Biodiversidad 2014. Estado y tendencias de la biodiversidad continental de Colombia" se incluyó una ficha sobre "Consumo de carne de monte en Colombia". Lamentablemente, hay un error en una de las gráficas y aparece invertido el orden de especies de fauna silvestre más capturadas para consumo. Actualizamos la ficha, que presentamos por este medio, y presentamos disculpas a la autora, Nancy Vargas Tovar.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Para consultar la ficha actualizada, haga clic aquí.

Ver más ...

El Ministerio de Ambiente y el Instituto Humboldt lanzan la campaña “Naturaleza en Edición Limitada”

header

 

El Ministerio de Ambiente y el Instituto Humboldt lanzan la campaña “Naturaleza en Edición Limitada”

Medellín, 29 de octubre de 2015.

El Parque Explora en Medellín fue el escenario del lanzamiento de una gran campaña de educación ambiental que se ha denominado “Naturaleza en Edición Limitada”, liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt.

Esta campaña tiene como punto de partida la película Colombia, Magia Salvaje, que ya superó los dos millones de espectadores en el país y que se ha convertido en un hito para la formación de conciencia ambiental en Colombia.

El evento contó con la presencia del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo López, los secretarios de Educación y Medio Ambiente de Medellín, el director del Parque Explora, Andrés Felipe Roldán, y más de 180 niños que vieron la película en 3D.

La propuesta educativa se concentra en la necesidad de generar un diálogo sobre la biodiversidad entre la ciudadanía, esto fortalecerá el conocimiento de la población civil sobre nuestros recursos y permitirá promover acciones concretas para su conservación.

Colombia, Magia Salvaje, una producción del Grupo Éxito y la Fundación Ecoplanet, acompañará el proceso educativo de la campaña que llegará a todo el país y que tendrá el apoyo del gobierno nacional, de los gobiernos locales y en general de todo el Sistema Nacional Ambiental (Sina).

El proceso de educomunicación es una apuesta muy ambiciosa con la que el Ministerio de Ambiente y el Instituto Humboldt permearán a la ciudadanía con conocimientos relacionados con la biodiversidad del país y la importancia de sus servicios ecosistémicos. Esta interacción de conocimientos ciudadanos sobre la riqueza natural de Colombia generará un movimiento de conciencia ambiental que redundará en la protección y el aprovechamiento sostenible de nuestra riqueza natural.

Ver más ...

Colombia, un país biodiverso con al menos 55 tipos de humedales

header

Bogotá, D. C. 23 de Septiembre de 2015. Instituto Humboldt

Colombia, un país biodiverso con al menos 55 tipos de humedales

Colombia es un país anfibio, como lo evidenció la cartografía entregada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y el Fondo Adaptación, quienes determinaron que hay cerca de 30 millones de hectáreas de humedales que ocupan el 20 % del territorio nacional. Pero, ¿qué tipo de humedales integran esa importante cifra en el país?

Manglares, ciénagas, marismas, salitrales, esteros, lagunas, natales, guandales, cananguchales, turberas y aguas termales, entre otros, hacen parte de los 55 tipos de humedales que estarán incluidos en la clasificación y que se darán a conocer tras el Taller de Validación del Sistema de Clasificación de Humedales de Colombia, que se llevará a cabo en Cartagena del 28 de septiembre al 1 de octubre en el Hotel Capilla del Mar.

El proceso de clasificación hace parte del trabajo que vienen realizando el Instituto Humboldt, el Fondo Adaptación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), con el aporte del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi) y numerosas universidades. A partir de esta información se orientará la toma de decisiones del gobierno nacional y los sectores productivos, que tienen como reto planear el desarrollo y la gestión del riesgo en un territorio anfibio, cambiante por naturaleza y marcado por una gran diversidad de ecosistemas.

Los investigadores que trabajan en el Sistema de Clasificación de Humedales destacan la diversidad de este ecosistema en el país debido, entre otras causas, a la gran diferenciación altitudinal del territorio nacional dada por la cordillera de los Andes y los diferentes ambientes propiciados por la influencia del mar Caribe y el océano Pacífico. Estas características físicas le permiten al país tener humedales desde el nivel del mar –como los manglares de Sanquianga y la Ciénaga Grande de Santa Marta–, pasando por la laguna El Sonso en el Valle del Cauca a 1.200 msnm y subiendo a la laguna de Siecha en el complejo de Chingaza a 3.590 msnm.

El evento reunirá funcionarios e investigadores de todo el país y a los expertos en humedales más reconocidos del mundo: Wolgang Junk (Alemania) y Max Finlayson (Australia), quienes han venido apoyado la construcción del Sistema de Clasificación de Humedales de Colombia.

Las ponencias magistrales del evento estarán disponibles por streaming al público en www.humboldt.org.co, esta transmisión está especialmente a los estudiantes y profesores en ciencias ambientales, técnicos y funcionarios de universidades, corporaciones y organizaciones que han seguido el logro de esta clasificación durante los dos últimos años.

La importancia de los humedales frente a los fenómenos de variabilidad climática

Las noticias de las últimas semanas ha confirmado que el fenómeno de El Niño podría prolongarse hasta el mes de abril de 2016, según pronostica la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA). Este fenómeno hace parte del carácter anfibio de nuestro país, que se mueve entre épocas de lluvia y tiempo seco a lo largo del año y de la influencia periódica de los fenómenos de El Niño y La Niña.

Los humedales de Colombia, ecosistemas estratégicos de gran diversidad, pueden representar la mejor protección frente a estos fenómenos, lo anterior debido a que su conocimiento y su gestión diferencial y adecuada ayudaría a enfrentarlos por ser reservorios de agua para las temporadas secas y esponjas que absorben el agua en las épocas de intensas lluvias.
Los humedales, además de protección ante los fenómenos de variabilidad climática, son fuente de recursos que alimenta actividades productivas de pesca artesanal y comercial, agricultura, caza, recolección, producción de artesanías, observación de aves y turismo en general.

Escuche el podcast Humedales en http://bit.ly/1K85ex6

Los humedales como los manglares se destacan por su gran productividad al albergar peces, moluscos, crustáceos, aves, reptiles y anfibios, también por ser sala cuna para los dos tercios de peces que nacen y pasan su estado juvenil entre el laberinto protector de sus raíces.

Las marismas y manglares brindan protección y barrera al amortiguar y minimizar el impacto de mareas y corrientes marinas cuando hay tormentas o huracanes.

Las ciénagas se destacan por actuar como filtros naturales de sedimentos y contaminantes en el agua y reguladores de los niveles de los ríos, almacenando el agua que traen cuando aumenta su nivel en temporada de lluvias y dejándola salir a través de los caños cuando el nivel disminuye en temporada seca. Otro tipo de humedal son las turberas, humedales de páramo que regulan los caudales de agua hacia tierras más bajas y son sumideros de carbono al acumular la materia orgánica producida por plantas cuyas tasas de descomposición son menores debido a las bajas temperaturas.

Contacto: María Isabel Henao, 3112877608

Ver más ...

Aves rapaces diurnas de Colombia

Las rapaces son aves depredadoras que cazan y se alimentan de insectos, animales muertos y vertebrados tales como anfibios, reptiles, mamíferos, peces y otras aves. Las águilas, los gallinazos, los gavilanes y los halcones son aves rapaces diurnas que tienen adaptaciones para capturar y matar a sus presas como el sentido de la visión, el cual es casi nueve veces más desarrollado que el de los humanos y les permite ver objetos pequeños desde grandes distancias, un tercer párpado semitransparente que les sirve para proteger el ojo de las agresiones de las presas capturadas y picos curvados y fuertes en forma de gancho para poder desgarrar pedazos de la presa y consumirlos. Algunas de estas aves tienen una dieta amplia, mientras que en otras es sumamente especializada lo que se refleja en su morfología (por ejemplo diferentes formas de picos, tamaños de garras entre otros) y en sus hábitos.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...

Páramos vivos (Colección). Bitácora de flora. Guía visual de plantas de páramos en Colombia

Se estima que en los páramos de Colombia hay más de 4700 especies de plantas que representan cerca del 17% de la diversidad florística del país, ubicada en apenas el 2,5% del territorio nacional continental.

Esta publicación recoge la información taxonómica de 329 especies comunes, subdivididas en árboles, arbustos, bejucos, hierbas, rosetas caulescentes y palmas y rosetas acaules, que pueden encontrarse fácilmente durante los recorridos por los páramos colombianos. Su nombre científico, la descripción de sus características botánicas generales, los lugares de distribución geográfica e indicadores sobre su estado de conservación (para algunas especies), son los datos que en este catálogo de plantas y guía de campo se encuentran.

La información es resultado del trabajo de campo realizada por los autores, investigadores botánicos del Instituto Humboldt, con el fin de fomentar el acercamiento, conocimiento, valoración y apropiación de estos ecosistemas dentro y fuera del ámbito científico; y forma parte de la construcción de insumos técnicos para la delimitación de páramos en Colombia.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...
Subscribe to this RSS feed