Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

Se crea área protegida regional más grande de Colombia

El pasado miércoles 6 de septiembre el Consejo Directivo de la Corporación Autónoma Regional para el Desarrollo Sostenible del Chocó (Codechocó) creó el área protegida regional más grande que se haya declarado hasta el momento en el país.

Choco

Se trata de una zona marino-costera en el pacífico chocoano denominada Distrito Regional de Manejo Integrado Encanto de los Manglares del Bajo Baudó. Dicha área cuenta con 314.562 hectáreas (ha) equivalentes a la superficie del departamento del Atlántico; de estas, dos terceras partes corresponden a ecosistemas marinos y el restante a manglares y otros bosques inundables.

Estos ecosistemas son estratégicos para la biodiversidad, el recurso pesquero y el bienestar de las comunidades. Refiriéndose, pues, a la segunda área protegida del país que preservaría mayor cantidad de manglares, luego del Parque Nacional Natural Sanquianga, en Nariño.
Esta declaratoria fue posible gracias al liderazgo de Codechocó y a diez consejos comunitarios de comunidades afrodescendientes, quienes solicitaron la creación del área protegida; también a la participación por cooperación técnica y financiera de varias instituciones entre las que se encuentran Naturaleza y Cultura Internacional, el Instituto Humboldt, World Wildlife Fund (WWF) Colombia, Wildlife Conservation Society (WCS) Colombia, Fundación Marviva, Corparién y la alcaldía del municipio del Bajo Baudó.

En particular, el Instituto Humboldt en convenio con Naturaleza y Cultura Internacional apoyó la etapa de consulta previa y la de consolidación de los documentos técnicos para el aval del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andréis (Invemar).
Ahora continúa con el apoyo a los concejos comunitarios en la formulación del plan de manejo y la implementación de proyectos piloto que promuevan el desarrollo sostenible relacionados con actividades de fortalecimiento étnico, productivo y comunitario; la cosecha y comercialización de la palmera naidí; la construcción de estufas ecoeficientes; la promoción de prácticas de pesca sostenible; y el control y vigilancia del área.

Cabe resaltar que la zona cuenta con un potencial de turismo gastronómico y de naturaleza importante, pues además de la calidez de los habitantes y de ser vecina del municipio de Nuquí, sus recursos pesqueros y manglares, bosques y playas son inigualables.
Así pues, promover el desarrollo y la integración social de las comunidades locales resulta clave en este momento de posconflicto en el Bajo Baudó, una región históricamente golpeada por la violencia; y en la actualidad, tras el retiro de algunos frentes guerrilleros de las FARC, en disputa por el control de tráfico de narcóticos por parte de diferentes grupos armados criminales y disidentes.

Por todo lo anterior, este proyecto resulta más que pertinente, al punto de que podría ser un caso exitoso en el cual el capital natural y el manejo sostenible de la naturaleza apoyaría en la consolidación de la paz territorial.

Localización del área protegida

areaprotegidaChoco

 

 

Cortesía: Codechocó y Fundación Marviva

 

 

Ver más ...

Aves y anfibios al límite si temperatura en Colombia aumenta 5 grados centígrados

Bio

 

Según la Tercera Comunicación Nacional de Cambio Climático, entregada por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la temperatura de Colombia será 2.4 grados centígrados más alta por factores relacionados con el uso del suelo, sectores manufactureros y de transporte, deforestación, entre otros.

En datos incluídos en el reciente informe, Estado y Tendencias de la Biodiversidad Continental de Colombia, el Instituto Humboldt analiza factores de transformación y pérdida de diversidad biológica, entre ellos los efectos que el aumento de 5 grados centígrados en la temperatura del país, por causa del cambio climático, tendría en hábitats de cinco especies de aves colombianas.

La afectación directa de zonas se traduce en la desaparición de hábitats ideales para una variedad de especies, las cuales están adaptadas a estos espacios. Es decir, que las condiciones óptimas de temperatura y lluvia a las que está acostumbrada la fauna y flora silvestres podrían cambiar.

De esta manera, el resultado del aumento en la temperatura podría ocasionar, por ejemplo, que una especie esté obligada a desplazarse hacia zonas más frías para encontrar las condiciones apropiadas que garanticen su supervivencia.

En un país tropical como Colombia, los climas con temperaturas bajas se encuentran montaña arriba; así pues, las especies realizarían movimientos altitudinales para llegar a zonas en las cuales sobrevivir.

Por el contrario, y dado que no todas las especies pueden adaptarse al cambio climático, muchas serían incapaces de realizar o finalizar tales desplazamientos al toparse con áreas inhóspitas, como centros urbanos o zonas agrícolas, e incluso al no hallar lugares adecuados a los cuales acudir, lo que ocasionaría su inminente extinción.

Se estima, por ejemplo, que de 46 especies de anfibios estudiados, 21 quedarían atrapadas en zonas de bajo relieve que actuarían como islas o trampas térmicas y rodeadas de temperaturas inapropiadas; 13 de ellas se encontrarían con espacios urbanos o agrícolas donde les sería imposible sobrevivir.

Para las aves, un aumento de 5ºC en la temperatura causaría la extinción de cinco especies cuyos hábitats se localizan en la serranía del Darién, Perijá y Chiribiquete, áreas apreciadas por avistadores debido a su diversidad y riqueza.

Las especies con riesgo de extinción serían el arañero del Pirré (Basileuterus ignotus), el chamicero de Perijá (Asthenes perijana), la perdiz Tacarcuna (Odontophorus dialeucos), la esmeralda del Chiribiquete (Chlorostilbon olivaresi) y la tángara de nuca verde (Tangara fucosa).

El cambio climático es parte de este nuevo reporte sobre el estado y tendencias de la biodiversidad colombiana dada su importancia crítica en el manejo de los recursos naturales, los riesgos que supone para la supervivencia de la diversidad biológica, el incremento en los niveles del mar, la aceleración en la desertificación, el derretimiento de los nevados y glaciares, la reducción de la producción agrícola, entre otros.

Desde el Humboldt se desarrollan iniciativas que responden a las necesidades nacionales, regionales y locales para adaptarse y mitigar los efectos relacionados con el cambio climático, favoreciendo una gestión territorial planificada que incluya conocimientos indígenas y locales.

Más información de cambio climático en Bio 2016, disponible ahora para consulta en línea.

Ver más ...

Instituto Humboldt, primer lugar en Colombia en publicación y divulgación científica

Entre los centros de investigación del país, el Instituto Humboldt tiene el primer lugar en cuanto a la publicación de contenidos digitales en redes, con énfasis en generación y comunicación académica del conocimiento científico.

 

primeropuesto divulgacion
Así lo informó el Ranking Web de Centros de Investigación del Mundo (RWCIM), una iniciativa del Laboratorio de Cibermetría del Centro de Ciencias Humanas y Sociales que mide el volumen, visibilidad e impacto de las páginas web de los centros de investigación.

En el listado de 18 organizaciones nacionales están Colciencias, el Instituto Agustín Codazzi (IAC), el de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andreis (Invemar), el Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi), el Servicio Geológico Colombiano (Instituto Colombiano de Geología y Minería), entre otros. Aquí puede conocer el ranking completo.

Este sondeo observa, principalmente, la producción científica relacionada con artículos evaluados, contribuciones a congresos, borradores, monografías, tesis doctorales, informes, etc., sin desconocer materiales originados a partir de cursos, seminarios o grupos de trabajo, bibliotecas digitales, bases de datos, multimedia, páginas personales, entre otros, más la información general de la institución, sus departamentos, grupos de investigación o servicios.

Cabe destacar que esta iniciativa de medición en el ciberespacio procura una cobertura global que incluye centros de investigación conocidos a nivel mundial y tantas organizaciones como sea posible.

 

Los objetivos que persigue

El RWCIM se realiza desde 2008 y sus indicadores se basan en instrumentos que miden la producción investigativa, entre ellos, los bibliométricos y cienciométricos. Así pues, el objetivo del sondeo es convencer a las comunidades académicas y políticas de la importancia de la publicación en el ciberespacio como estrategia para compartir el conocimiento académico, y a la vez medir la actividad científica, su rendimiento e impacto.

El ranking, también pretende motivar a los investigadores de todo el mundo para que publiquen más y mejores contenidos científicos en la web, y así ponerlos a disposición de sus pares y público no especializado, en cualquier lugar del mundo.

 

Así se hizo el ranking

El acceso a la información en la web de los centros de investigación objeto del análisis se realizó a través de cuatro motores de búsqueda: Google, Yahoo, Live Search y Exalead. Por ser gratuitos, universales y potentes fueron piezas clave al medir su visibilidad e impacto. También se consultaron dos bases de datos científicas especializadas: Google Academic.

Al combinar indicadores de visibilidad con el número de enlaces desde páginas externas al sitio web institucional, cantidad de páginas del mismo, documentos publicados en la web y publicaciones recolectadas en la base de datos, se obtuvo el ranking representando en cuatro indicadores: Tamaño (S), Visibilidad (V), Riqueza en ficheros (R) y Scholar (Sc).

El Tamaño (S) corresponde al número de páginas obtenidas de los motores de búsqueda; la Visibilidad (V) representa el número total de enlaces externos recibidos por el sitio; Riqueza en ficheros (R) hace referencia a ficheros valorados por su relevancia en el entorno académico y editorial así como su volumen en cuanto al uso con respecto a formatos Adobe Acrobat (.pdf) y PostScript (.ps), Microsoft Word (.doc) y Powerpoint (.ppt); y Scholar (Sc) o Google Académico, fuente de la cual provienen el número de artículos y citaciones.

Más información en:  Ranking Web de Centros de Investigación.

Ver más ...

Biodiversidad 2016. Estado y Tendencias de la Biodiversidad Continental de Colombia

Esta tercera entrega del reporte anual de la biodiversidad en Colombia profundiza en la línea editorial iniciada el año 2014 mediante nuevas propuestas analíticas y gráficas, con la intención de garantizar que la información llegue a todos los públicos y pueda ser discutida de manera amena sin sacrificio de calidad. La apuesta comunicativa sigue siendo central en el proyecto institucional y los nuevos lenguajes con los que estamos aprendiendo a conversar con la sociedad y las instituciones son un experimento que esperamos sea cada vez más satisfactorio: ya estamos construyendo la versión 2017 con el apoyo de las nuevas tecnologías digitales de manera que la potencia de la conexión vital colombiana se exprese en toda su capacidad. Por los contenidos es evidente que aún distamos mucho de tener una capacidad de seguimiento sistemático para la mayoría de temas relativos a la gestión de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos, la única manera de evaluar si las medidas de política y las inversiones que realiza la sociedad están teniendo los efectos deseados. De hecho, parte de las limitaciones reconocidas por robustamente los cambios positivos o negativos que afectan los diferentes niveles de organización de la vida planetaria, por lo cual las mismas metas de Aichi, nuestra carta de navegación global, están pendientes de verificación. Un propósito adicional de este proceso es la invitación a todos los colombianos para contribuir con la construcción y alimentación de los indicadores básicos de seguimiento a la gestión, ya que es imposible identificar las tendencias de largo plazo en que están inmersas la flora y fauna colombianas sin el apoyo de las instituciones, los investigadores y los ciudadanos: en el país de la megadiversidad, el reto es inmenso. Por este motivo, este reporte irá abriendo sus páginas a expertos, incluso indígenas o de comunidades locales, para que presenten de manera sistemática y documentada sus perspectivas del cambio ambiental y sus efectos en la biodiversidad, con el ánimo de promover el compromiso de todos en su gestión. La única manera de superar el riesgo de extinción es mediante un activo proceso de aprendizajes sociales que haga que todos los sectores asuman una parte de la compleja responsabilidad que significa proteger todas las formas de vida del país, una décima parte mal contada de las planetarias. Agradezco a las decenas de personas que contribuyeron con este reporte, a quienes nos han apoyado en todas las etapas de producción y a sus lectores y usuarios, quienes son en último término los jueces de su utilidad.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...

Estos son los reptiles más amenazados de Colombia

headerboletin

 

Bogotá, D. C. 13 de Septiembre de 2017

- La actualización de la evaluación de riesgo de extinción de especies de reptiles en Colombia  evidencia que un 50 % de los cocodrílidos están amenazados; le siguen las tortugas, con el 37 %, además del 20 % de los reptiles para los cuales no hay información suficiente que permita categorizarlos.

- La investigación demuestra, además, la necesidad de fortalecer acciones de conservación y manejo de las especies amenazadas; también de generar investigación sobre aquellas sin información disponible.

- Los resultados se incluyen en el Reporte Estado y tendencias de la biodiversidad continental en Colombia (BIO 2016), publicación del Instituto Humboldt que ofrece información de la situación actual de la diversidad biológica.

 

Colombia es el cuarto país en cuanto a riqueza de reptiles a nivel mundial, después de Australia, México y Brasil. A lo largo de la historia, estos han sido objeto de gran presión por parte de los humanos ya que algunas especies son capturadas para el consumo, la tenencia como mascotas, el aprovechamiento de su piel y, en otros casos, el sacrificio por el temor que infunden.

A las amenazas que afectan a los reptiles se adiciona la pérdida, transformación y degradación de su hábitat, en especial para las especies distribuidas en la vertiente del Caribe y la cuenca del Magdalena-Cauca, regiones que concentran el 80% de la población humana y, por ende, el desarrollo económico del país.

En 2002 se realizó la primera evaluación de riesgo de extinción para los reptiles que entonces incluyó, principalmente, tortugas y crocodílidos dado que para las serpientes y los lagartos aún no existía un listado completo de las especies distribuidas en Colombia.

Según los lineamientos de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las evaluaciones deben actualizarse cada ocho años; sin embargo solo las aves, peces y reptiles cuentan con más de una evaluación a nivel nacional.

 

Recomendamos: Libro Rojo de Reptiles

 

Resultado Evaluación de Riesgo de Extinción de Reptiles

ResultadoExtincion

 

Así pues fueron evaluadas 510 especies y dos subespecies o variaciones geográficas de las especies a las que pertenecen. El resultado evidencia que el 9 % (43 especies y una subespecie) se listaron bajo alguna categoría de amenaza, así: 2 % (11 especies) En Peligro Crítico (CR), 3 % (16 especies) En Peligro (EN), 3 % (17 especies) Vulnerable (VU). En otro nivel están 31 especies Casi Amenazadas (NT) y 332 especies bajo Preocupación Menor (LC).

Este informe enfatiza, además, que el 20 % de los reptiles de Colombia no cuentan con información de ningún tipo, lo que amerita una evaluación apropiada, lo cual es altamente preocupante. Por tal motivo, estas especies (105) se encuentran bajo la categoría Datos Insuficientes (DD).

 

Tortugas amenazadas

 

TortugaAm

En Peligro Crítico (CR)
En esta categoría se encuentran las especies caguama (vertiente del Caribe; su principal amenaza es el consumo para alimentación); caná (vertiente del Caribe y del Pacífico; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso medicinal); carey (vertiente del Caribe y del Pacífico; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso artesanal); charapa (cuencas del Amazonas y Orinoco; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso medicinal, ornamental , cultural y mascotas); y la del Río Magdalena (vertiente del Caribe y cuenca del Magdalena; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso como mascota).

En Peligro (EN)
Carranchina (cuencas del Caribe y Magdalena; su principal amenaza es el consumo para alimentación); inguensa (la cuenca del Caribe; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso como mascota); terecay (de las cuencas Amazonas y Orinoco; su principal amenaza es el consumo para alimentación, el uso medicinal, ornamental, cultural y como mascota); y tortuga verde (cuencas vertiente Caribe y Pacífico; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso ornamental).

Vulnerable (VU)
Chipiro (cuenca del Orinoco, su principal amenaza es el consumo para alimentación), golfina (vertiente del Pacífico, su principal amenaza es el consumo para alimentación), hicotea (cuenca del Magdalena y la vertiente del Pacífico, su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso como mascota), morrocoy (cuenca del Magdalena, los Llanos, la provincia Imerí de la Amazonia, la Sierra Nevada de Santa Marta, las tierras bajas húmedas y secas del Caribe y tierras bajas chocoanas del Pacífico; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso como mascota), swanka (Caribe insular, su principal amenaza está el consumo para alimentación y su uso medicinal y como mascota) y la tortuga cabeza de trozo (vertientes del Caribe y del Pacífico, su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso como mascota).

 

Serpientes amenazadas

SerpienteAm

 

En Peligro Crítico (CR)
Culebra de Boshelli (cordillera Oriental), serpiente de San Andrés (isla de Providencia y San Andrés) y serpiente del caño del Dagua (cordillera Occidental).

En Peligro (EN)
Coral de Villavicencio (cordillera Oriental), culebra tierrera de vientre punteado (Llanos) y serpiente Sneideri (cordillera Occidental).

Vulnerable (VU)
Coral sangileña (cordillera Oriental); culebra terrera de Orcés (cordilleras Central y Oriental, además de la provincia Napo de la Amazonía), serpiente tierrera del Hermano Nicéforo (cordillera Occidental) y víbora de Campbell (cordillera Central).

 

Lagartos amenazados

Reptiles

En Peligro Crítico (CR)
Camaleón de Cundinamarca (cordillera Oriental) y el lagarto de escamas grandes del Hermano Daniel (cordillera central).

En Peligro (EN)
Anadia de Pamplona (cordillera Oriental), anolis de Calima (cordillera Occidental), camaleón de Rúiz (cordillera Oriental), gecko de hojarasca de Miyata (tierras secas del Caribe); lagartija colombiana de hojarasca (cordillera Central), lagarto de bombilla de O'Shaughnessy (cordillera Central), manticoras de Gro (cordillera Occidental) y salamanqueja de Williams (cordillera Central).

Vulnerable (VU)
Anadia de Antioquia (cordillera Central), gecko pestañudo (isla de Providencia y San Andrés), lagartija de Bogotá (cordillera Oriental), lagartija de hojarasca de escamas lisas (cordillera Occidental), lagartija de palo ojiroja (tierras bajas ecuatorianas del Pacífico) y la mantícoras de anillos (cordillera Oriental).

 

Cocodrilos amenazados

CocoAm 

En Peligro Crítico (CR)
Caimán llanero (cuenca del Orinoco; su principal amenaza es el consumo para alimentación y uso medicinal, aprovechamiento de su piel y como mascota).

En Peligro (EN)
Caimán aguja (cuenca del Magdalena y las vertientes del Caribe y el Pacífico; su principal amenaza es el consumo para alimentación y el uso cultural, medicinal y ornamental).

Vulnerable (VU)
Caimán negro (cuenca del Amazonas; y el uso cultural, medicinal, aprovechamiento de su piel, ornamental y como carnada)

Recomendamos: Consulta y descarga el Reporte de Estado y Tendencias de la Biodiversidad Continental de Colombia la 2014 y 2015.

Estrategias de conservación frente a la amenaza


Para mitigar las amenazas a las especies colombianas, el país cuenta con diferentes estrategias como la generación de planes de conservación.

Aun así, y aunque las áreas protegidas constituyen una oportunidad de conservación, existe una gran preocupación al observar que estas estrategias no arrojan los resultados esperados y demuestran que no hay una implementación rigurosa de la normativa ambiental dentro del territorio nacional, ni un manejo integral de los ecosistemas.

En conclusión, con los datos analizados para la evaluación puede inferirse que es fundamental generar información poblacional estandarizada, así como evaluar y cuantificar las amenazas a las diferentes especies, temas relevantes al momento de aplicar los criterios UICN.

El Instituto Humboldt recomienda priorizar las especies con mayor grado de amenaza y aquellas para las que se tiene poca información. De igual manera, hace un llamado de atención respecto a los factores que representan una amenaza constante a todas las especies: la degradación, transformación y reducción de hábitats.

Acerca de la publicación 2016

Este libro es el tercero de la nueva línea comunicativa de los Reportes de Estado y Tendencias que publica anualmente el Instituto Humboldt. Con el fin de comunicar al resto del país información actualizada sobre la biodiversidad colombiana se utilizan recursos gráficos, ilustraciones y un lenguaje accesible.

La apuesta es por una información que sea insumo valioso para que Colombia conozca y tome decisiones sobre sus especies y recursos que brinda la naturaleza. Por lo tanto, todos los contenidos están disponible para consulta y descarga gratuita en línea, además de un sitio virtual interactivo.

La edición 2016 incluye, también, información sobre el riesgo al que están sujetas magnolias y zamias ubicadas fuera de áreas protegidas; estrategias para cuidar a los grandes mamíferos tales como el jaguar, el mono araña, las dantas, los osos y los manatíes; propuestas de sostenibilidad para el uso de orquídeas amenazadas, entre muchos otros contenidos.

Descargue la Publicación Reporte Estado y tendencias de la biodiversidad continental en Colombia- BIO 2016

 

Ver más ...

Biodiversidad colombiana: números para tener en cuenta

Encabezado Prensa

 

Biodiversidad colombiana: números para tener en cuenta

Bogotá, D. C. 11 de septiembre de 2017

Colombia conmemora su Día Nacional de la Biodiversidad en honor al sabio naturalista, José Celestino Mutis, quien murió el 11 de septiembre de 1808. Gracias a la Expedición Botánica que lideró, el sabio dejó una significativa colección de plantas que hoy son base para el inventario nacional de diversidad biológica.

A propósito de esta fecha, el Instituto Humboldt comparte cifras y algunos datos infográficos recopilados en su Reporte de Estado y Tendencias de la Biodiversidad de Colombia (RET) y en la sección Biodiversidad en cifras del SiB Colombia, para dimensionar la enorme riqueza en diversidad biológica del país y al tiempo la muy alta vulnerabilidad ante factores que hoy precipitan su pérdida.

Factores de pérdida de biodiversidad en Colombia

La biodiversidad colombiana ha evidenciado una disminución promedio del 18%. La mayor amenaza está en la pérdida de hábitats naturales, por lo general, relacionada con la agricultura y la ganadería expansiva.

Sumados a estos factores están el riesgo de invasiones biológicas, vacíos de información, la presencia de especies invasoras, cambios en las condiciones climáticas y actividades humanas de diversa índole como la deforestación, la minería ilegal, cultivos ilícitos, la sobreexplotación de especies silvestres, el tráfico, la caza, la depredación, la contaminación del agua, expansión urbana e industrial, entre otras.


Biodiversidad en cifras

Colombia tiene un estimado de 56.343 especies sin considerar la enorme diversidad de microorganismos existentes.

 

BiodiversidadEnCifras

 

Números por grupos biológicos

Aunque es difícil estimar el número total de especies que habitan el país, es posible hacernos una idea de la diversidad que conocemos en cada grupo biológico del cual existen datos; en este caso vertebrados, invertebrados, plantas, líquenes, algas y hongos.

BioNumeros

En especies endémicas

Plantas, anfibios, orquídeas, mariposas, peces de agua dulce, reptiles, aves, palmas y mamíferos hacen parte de los grupos biológicos con especies únicas de Colombia para el mundo.

EspeciesEndemicas

Especies amenazadas en Colombia

Se estima que cerca de 1200 especies están amenazadas en el país según la información obtenida de la serie Libros Rojos de Colombia, la resolución 092 de 2014 y los criterios establecidos por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

EspeciesAmenaza

Especies objeto de comercio

Un total de 1503 especies serían objeto de comercio de acuerdo con los criterios de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES).

 

EspeciesComercio

Especies introducidas, invasoras o trasplantadas

Del total de especies reportadas, 293 han sido evaluadas mediante herramientas de Análisis de Riesgo de Invasión, las cuales han permitido identificar 96 especies como de Alto Riesgo de Invasión.
Adicional a esto se reconocen otras 22 especies invasoras de fauna y flora declaradas de forma oficial por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS).

Ranking mundial de biodiversidad

  • Colombia es primer lugar en especies de aves y orquídeas
  • Es el segundo en el mundo en riqueza de plantas, anfibios, mariposas y peces de agua dulce.
  • Somos tercer país en número de especies de palmas y reptiles.
  • Ocupamos el cuarto lugar en mamíferos.
  • RankingMundial

 

Colombia y el mundo

 

BioEnElMundo

 

 

Ver más ...

Convocatoria expertos para ser autores de la Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos para Colombia

CONOCIMIENTO DECISIONES
 

El Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Colciencias y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, se permiten llamar a expertos en diferentes áreas del conocimiento para ser autores de la Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos para Colombia; proceso que se desarrollará con el apoyo y respaldo del Centro Mundial de Monitoreo para la Conservación del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
Esta invitación está dirigida a expertos en diferentes áreas del conocimiento, así como a expertos y poseedores en conocimientos indígenas y locales, buscando así un balance interdisciplinar y resaltando el diálogo de saberes. Los interesados en participar en este proceso deberán contar con el respaldo de sus instituciones, entidades, asociaciones, o comunidades.

Esta Evaluación Nacional de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos será elaborada bajo la metodología, marco conceptual
y guía de evaluaciones  (https://www.ipbes.net/sites/default/files/downloads/pdf/IPBES_MEP_8_5_for%20posting_0.pdf) de la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES) (https://www.ipbes.net/)
 

Procedimiento de nominación de expertos:


1. Pasos:


a. Los nominados deberán manifestar su interés adjuntando su hoja de vida al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. e indicando los datos de contacto de la institución, entidad, asociación o comunidad que respalda la nominación.

b. Las entidades nominadoras así como los nominados escogidos (50 en total) serán notificados el 19 de septiembre una vez que la entidad confirme y respalde la nominación de él o los expertos.


Los expertos interesados (nominados) en participar en la realización de la evaluación deben presentar su aplicación a más tardar el 7 de septiembre de 2017. Las entidades nominadoras deben confirmar las nominaciones a más tardar el 13 de septiembre de 2017.


Adicionalmente, todos los expertos escogidos deben asegurarse de tener plena disponibilidad para participar Ad honorem a lo largo del proceso de elaboración de la evaluación, así como en las reuniones de expertos a realizarse en un proceso de 3 años, tiempo que durará la elaboración de la misma. La primera reunión de expertos se realizará del 27 al 29 de septiembre de 2017 en la ciudad de Bogotá, y los costos para la participación de los expertos en las reuniones y talleres programados serán asumidos por el proyecto.

Ver más ...

Cuarto Simposio Colombiano de Códigos de Barras de ADN

El Instituto Humboldt, con el apoyo del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), Universidad ICESI y financiado por “Colombia Bio” de Colciencias, invitan al Cuarto Simposio Colombiano de Códigos de Barras de ADN (18 de septiembre de 2017 en Universidad ICESI, Cali) y Primer Taller Nacional Teórico Práctico de Códigos de Barras de ADN (19 a 22 de septiembre de 2017 en CIAT, Palmira).

Dirigido a: Estudiantes pregrado, postgrado y profesionales en ciencias biológicas.

Objetivo: Presentar una visión amplia de la técnica molecular de códigos de barras. Esta técnica utiliza un fragmento estandarizado de ADN mitocondrial para identificar y caracterizar diferentes grupos biológicos.

Descripción: El simposio dará inicio el 18 de septiembre en donde se dónde se realizará un ciclo de conferencias con relación a la técnica de Código de Barras Genético.

El simposio es completamente gratuito pero requiere inscripción previa:

Haga clic para realizar la inscripción

Plazo máximo 17 de septiembre de 2017.

Luego del simposio dará inicio el taller con presentaciones dirigidas a temas puntuales y un componente práctico enfocado en:

1. Colecta de datos en campo.
2. Trabajo de laboratorio molecular.
3. Ejercicios bioinformáticos para análisis e interpretación de datos.

El taller es completamente gratuito pero requiere inscripción previa:

Haga clic para realizar la inscripción

Plazo máximo 13 de agosto de 2017. 

 Expositores invitados internacionales: 

Alejandro Zaldívar Riverón, Ph.D
Universidad Nacional Autónoma de México
Pablo D. Lavinia, Ph.D
Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”
Amaya Iribar Canseco, Ph.D Université Toulouse III

 

Conozca la programación del simposio aquí

   

img

 

 

Ver más ...

III. Fauna de Caño Cristales, sierra de La Macarena, Meta, Colombia

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial La Macarena-Cormacarena y el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, decidieron realizar estudios sobre la fauna en Caño Cristales (sierra de La Macarena). Se realizó entonces una evaluación rápida de la biodiversidad de Caño Cristales en octubre 2016 a fin de caracterizar los siguientes grupos: macroinvertebrados acuáticos, peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos. Para ello, mediante diferentes metodologías ajustadas a cada uno de los grupos, se hicieron muestreos diurnos y nocturnos en el sistema acuático (CC y afluentes) y formaciones vegetales circundantes (bosque ripario o de galería, sabanas arboladas, arbustales, vegetación en afloramientos rocosos, morichales, sabanas naturales) y sistemas antropizados (potreros, viviendas), incluyendo los diferentes microhábitats posibles.

 

Para descargar la publicación, haga clic aquí.

Para consultarla en el repositorio institucional, haga clic aquí.

Ver más ...

Pensar el campo colombiano en tiempos de paz, ¡sin los errores del pasado!

simposio rural

“La gestión de la biodiversidad no se entiende como parte del desarrollo rural integral”, así lo manifestó Brigitte Baptiste, directora general del Instituto Humboldt, durante su intervención ante académicos, estudiantes y público no especializado, reunidos para analizar los retos de una reforma rural integral en la construcción de paz.

Asuntos relacionados con cambios sociales, ambientales y de sostenibilidad, así como el reconocimiento al rol de las comunidades rurales en la gestión de los ecosistemas, acompañaron sus reflexiones.

Sostenibilidad en la realidad rural colombiana

Según Baptiste, el país asocia el desarrollo rural integral con la producción campesina y desconoce las prácticas heterogéneas que las culturas han desarrollado en los ecosistemas, invisibilizadas por años de conflicto armado interno y el distanciamiento y ruptura entre las disciplinas académicas, las cuales merecen reconocimiento e inclusión.

“Desde el punto de vista de la biodiversidad, Colombia es un país privilegiado, con condiciones únicas de diversidad biológica a nivel genético, de especies, comunidades y ecosistemas, lo cual indudablemente tiene que marcar una cualidad para el desarrollo rural que hasta el momento no siempre ha sido explícita”, declaró Brigitte.

También, mencionó que el tránsito hacia un desarrollo rural integral sostenible no es una tendencia reciente en el mundo: “la noción de sostenibilidad existe hace varias décadas. Lo nuevo es el deseo de recopilar los aprendizajes al respecto, que funcionan en muy diversas escalas y a veces de manera contradictoria, pues aquello que resulta sostenible para un pequeño productor a la escala de su predio no necesariamente lo es a otros niveles”.

Para ella, la aspiración de un desarrollo rural integral apunta hacia la sostenibilidad en un contexto distinto al de hace cinco décadas, cuando críticas muy marcadas al modelo de desarrollo de entonces dieron origen, entre otros factores, a la insurgencia y a la violencia, aspectos que deben considerarse para evitar los errores del pasado.

Al respecto, Baptiste dijo: “El modelo de desarrollo planteado para el posconflicto debe aprovechar las lecciones aprendidas y plantear un salto cualitativo para no hablar de las mismas metas y condiciones de los años 70. Una de las cosas que nos preocupan, por ejemplo, es la indudable necesidad de construir vías tercerías para incorporar a la población rural a los mercados y darles acceso a todos los servicios del Estado”.

Otro aspecto que le preocupa es el cambio climático y los daños acumulados en el medio ambiente: “La vulnerabilidad de las poblaciones rurales es muy distinta a la de hace 30 o 40 años no solo por eventos climáticos extremos como inundaciones, avalanchas, incendios forestales, etc., sino también por la misma actividad productiva que ha generado más vulnerabilidad y en otras ocasiones resiliencia en la diversidad biológica”.

Recordó, además, la realidad a la que nos enfrentamos, y que amerita atención en torno al desarrollo rural integral, en lo relacionado al daño ambiental acumulado en años de contaminación por agroquímicos, mercurio en el agua, minería, desechos industriales, plásticos, micropartículas en los suelos, sedimentos en el fondo oceánico e “innovaciones tecnológicas gigantescas sin suficiente análisis, las cuales generan riesgos y oportunidades para las distintas formas de desarrollo rural, algunas de ellas con implicaciones importantes en la gestión ambiental y de la biodiversidad”.

Más allá de la discusión sobre transgénicos y semillas, tema que está sobre la mesa y que no pasa inadvertido, Baptiste invitó a mantener los ojos puestos en la bioseguridad y las invasiones biológicas. Para finalizar, destacó los cambios sociales en las familias rurales: “la de hoy es una familia que tiene una forma distinta de hacer las cosas, donde la mujer, los jóvenes, ancianos o la diversidad étnica juegan un rol específico y marcan muchísimo el desarrollo rural”.

Conectar saberes locales con decisiones globales

En cuanto al rol de las comunidades campesinas en la gestión de los ecosistemas, la Directora del Humboldt sostuvo que existen cualidades invisibles del desarrollo rural o de las sociedades rurales que al evidenciarlas promueven la construcción de proyectos y visiones novedosas de dicha ruralidad.

En sus palabras, “el desarrollo rural es mucho más que la producción de alimentos”. Más allá de que nuestras sociedades rurales han liderado la gestión del territorio y el manejo de los ecosistemas en favor de la sociedad, de los colombianos e incluso de la sociedad global. Y concluye: “Las sociedades campesinas, indígenas, comunidades negras, pescadores, etc., mantienen la funcionalidad de los ecosistemas a través de sus actividades y preceptos. Así han garantizado una regulación hidrológica, polinización y ciclado de nutrientes”.

De ello dependen las ciudades. El 75 % de la población colombiana que hoy las habita absorbe y consume servicios ecosistémicos o contribuciones de la naturaleza al bienestar humano, mediadas por las sociedades rurales. Así lo señaló: “Hay una discusión alrededor de los campesinos habitantes de páramos. Ellos llevan décadas allí y son expertos en ecología del lugar. Algunas de sus prácticas responden a la dinámica ecológica y otras chocan con estas ante una realidad de miseria y de deficiencia productiva”. Este panorama demanda un trabajo con estos actores en el manejo de fondo de los ecosistemas.

Ante las preguntas: ¿cómo compensar dicho trabajo?, ¿cómo reconocer lo indispensable de las comunidades campesinas en la conservación por el bienestar colectivo?, Brigitte respondió que “en ese reconocimiento se plantea la necesidad de entrar en esquemas de pago por servicios ecosistémicos, una noción ambigua pues no sabemos qué se paga: la administración ecológica, la provisión de un servicio o la mercantilización de la naturaleza. Necesitamos revisar otras formas de trasferir capacidades a las comunidades rurales y reconocer su rol mediante inversiones directas en educación, calidad de vida u otro tipo de transferencias que generen equidad y más simetría entre las responsabilidades de gestión del territorio”.

Como conclusiones generales, Brigitte Baptiste reconoció la diversidad cultural de un país como el nuestro con más de 100 tradiciones diferentes entre los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes y campesinas que, incluso, no están cartografiadas de forma correcta desde el punto de vista de su heterogeneidad: “esto, en un territorio con un área como la de nuestro país, representa un acervo importantísimo de sistemas de conocimiento gestados adentro de la diversidad biológica, que ha evolucionado y construido modos de vida y estrategias adaptativas”.

Desde su perspectiva no se trata solo de sistemas simbólicos y construcciones narrativas de la realidad, sino un conjunto de prácticas y modos fundamentales de entender el mundo para su adecuado funcionamiento, donde cada tradición dispone de un potencial para gestionar el territorio a partir de un trabajo multicultural que debe incluirse en los retos de la integralidad.

La directora del Humboldt aprovechó, además, para pedir a Colciencias que ejerza un rol primordial en la financiación de varios modelos de conocimiento por las múltiples perspectivas de innovación y de trabajo con la biodiversidad presentes en la sociedad colombiana.

Sobre el hecho, aseveró: “necesitamos un mecanismo de gestión de conocimiento que circule libre y a disposición de los colombianos para conservar y capturar los aprendizajes históricos, corregir aquellos elementos de insostenibilidad que son evidentes y están vinculados con políticas equívocas, falta de información, adopción de tecnologías aún no evaluadas y, en fin, reconocer que hay historia de la gestión ambiental y del desarrollo rural muy útil en estos momentos para las decisiones que tomemos en los próximos años”.

Su reflexión finalizó refiriéndose a Colombia, el país de la megadiversidad, y sus aportes al planeta Tierra desde los servicios ecosistémicos y la protección del patrimonio genético; asimismo los modos de vida y culturas colombianas, los cuales le proveen garantías y capacidades adaptativas al cambio climático como insumo en la construcción de equidad y justicia ambiental. Para ella, conectar la actividad local con las grandes decisiones globales es parte de la política ambiental y de desarrollo rural integral en el mundo.

Ver más ...
Subscribe to this RSS feed