Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

El cuidado de un país anfibio

Nombrar al país como #ColombiaAnfibia es reconocer que nuestro territorio es también el agua que se acumula en las nubes, cae desde las montañas, fluye por sus quebradas, meandros y ríos, persiste en los morichales y lagunas, moja los esteros y acuíferos subterráneos y le da vida a los manglares antes de conectarse con los dos mares.

Los ecosistemas en los que se acumula el agua dulce temporal o permanentemente son los humedales. Estos cubren hasta el 26 % del país y determinan la dinámica de las especies que viven en ellos y de las que dependen del agua para sobrevivir, incluyendo, claramente, a nosotros como seres humanos.

 mapa humedalesMapa de humedales continentales e insulares de Colombia escala 1:100.000 Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt

Explora los mapas de humedales en #ReporteBIO

Para todos los colombianos, los humedales son imprescindibles en términos de alimento, sustento económico y experiencias culturales, pues de ellos sacamos animales para comer y plantas para elaborar artesanías; usamos el agua para regar los cultivos y darle de beber a los animales que criamos, y disfrutamos de su frescura para bañarnos o contemplar los reflejos de luz sobre sus ondulaciones.

Por lo tanto, el valor de los humedales está tanto en su riqueza natural, que involucra la biodiversidad y los flujos de agua, nutrientes y energía, como en los beneficios directos, indirectos y simbólicos que reciben las comunidades.

 rana
Eleutherodactylus johnstonei (Rana de lluvia o coquí)

 

Desde las costumbres y tradiciones de las culturas milenarias, hasta los más recientes desastres que hemos tenido que afrontar, también hemos descubierto que la naturaleza pulsátil de los humedales puede ocasionar la abundancia o la escasez del agua; en algunas temporadas aumenta y ocasiona inundaciones o en otras disminuye y produce sequías.

De esta manera, el buen manejo de los humedales permite afrontar estos cambios estacionales y climáticos para reducir los daños que se pueden ocasionar sobre los pobladores.

Seguimos aprendiendo en este sentido, especialmente frente a nuevos escenarios de mayores densidades de población humana y lugares altamente transformados como las ciudades, por lo que el 2017 fue proclamado como el año de humedales para la reducción del riesgo de desastres.

Escuche:
¿Cómo se puede incorporar el conocimiento sobre los humedales para poderlos gestionar apropiadamente y así prepararse para desastres o catástrofes naturales?

Entrevista a Lina M. Estupiñán y Úrsula Jaramillo

La importancia de estos ecosistemas, a nivel mundial, se celebra el 2 de febrero de cada año durante el Día Mundial de los Humedales. En esa misma fecha pero de 1971 se reunieron miembros de las Naciones Unidas para elaborar la Convención de Humedales en la ciudad costera iraní Ramsar.

El lugar de la reunión le da el nombre más conocido: Convención Ramsar. Esta tiene el objetivo conservar y usar sosteniblemente los humedales alrededor del mundo para el beneficio de la naturaleza y la humanidad.

En Colombia, recientemente la lista de humedales proclamados sitios Ramsar aumentó con dos nuevas adiciones: la Ciénaga de Ayapel en el departamento de Córdoba y Lagos de Tarapoto, el primer humedal Ramsar de la Amazonía colombiana.

La protección internacional de estos humedales es motivo de celebración, pues los humedales han sido altamente transformados y necesitan de distintas figuras de conservación y restauración para mantenerlos en estados saludables.

Se estima que el 24 % de los humedales del país ha sufrido algún tipo de cambio antrópico, y los de las regiones del Urabá, el piedemonte de la Orinoquía, la cuenca del río Sinú y La Mojana han sido los más afectados.

La ganadería y la agricultura son motores de cambio que han impactado fuertemente a los humedales, así como la contaminación de los cuerpos de agua con subproductos industriales y metales pesados.

Las amenazas a la salud de estos ecosistemas, junto con su importancia en términos ecológicos, económicos, sociales y culturales, hace que la conservación y la adecuada gestión de los humedales sea urgente.

El reto está en que la gran cantidad de humedales que existen en el país (48.000 registros de inventario nacional), que además deben ser manejados de forma diferencial según sus dinámicas propias, está en manos de distintas entidades que deben articularse para lograr una gestión que contemple los humedales como complejos conectados a pesar de encontrarse dentro de más de una jurisdicción.

 

Conoce más sobre #ColombiaAnfibia en nuestras publicaciones:
reporte.humboldt.org.co
http://www.humboldt.org.co/es/component/k2/item/802-colombiaanfibiav1
http://www.humboldt.org.co/es/component/k2/item/871-colombiaanfibiav2

 

Ver más ...

Testigos silenciosos e invisibles

Hoy la tecnología, representada en cámaras trampa o en técnicas de monitoreo acústico pasivo, nos permite mimetizarnos en lo más profundo de la naturaleza y acceder a sus secretos. Los registros visuales y sonoros de cada rincón y de cada instante de los humedales nos convierten en testigos de su armonía más esencial. 

Estas metodologías son efectivas para evaluar ambientes en donde es difícil realizar observaciones directas y proveen datos confiables sobre la riqueza y composición de especies. Asimismo, dan cuenta de procesos como las migraciones y de cambios generados por actividades humanas. La utilización de estos métodos en Colombia permitirá comprender los humedales desde una aproximación poco conocida.

El siguiente espectrograma revela los sonidos producidos, durante 24 horas, por diversas fuentes bióticas y abióticas en un bosque húmedo tropical inundable del Magdalena Medio (Yondó, Antioquia), a 133 metros sobre el nivel del mar.

El sonido de las aves es prominente en el amanecer; cuando se va calentando el día, los grillos, las cigarras y los saltamontes inician su concierto; y la noche está dominada por la comunidad de ortópteros nocturnos y anfibios.

Infografía original puede hallarla en Colombia Anfibia, país de humedales, volumen II publicación conjunta del Instituto Humboldt y Fondo Adaptación

Ver más ...

Catorce huellas profundas en el agua

 

banner prensa

 

Desarrollos turísticos no planeados, ganadería en alta montaña y bufalina, cultivos de papa en planicies inundables, obras de infraestructura, extracción de oro en cauces de ríos y de rocas en montañas, generación de energía eléctrica, almacenamiento de agua para abastecimiento, entre otras, son las actividades con las cuales los colombianos alteramos el ciclo hidrosocial.

Desde Colombia anfibia, país de humedales extraemos una infografía para entender y dimensionar catorce situaciones identificadas como causantes de las alteraciones de la calidad del agua, de las alteraciones de la estructura física, y de las alteraciones de la estructura física de las comunidades vegetales.

gallery

1. Objetivo de la afectación: realizar ganadería en una finca de alta montaña. Causa de la afectación: deforestación y compactación del suelo. Efecto: erosión de las márgenes, que provoca aumento de la sedimentación y consecuente acumulación de residuos orgánicos aguas abajo.

2. Objetivo de la afectación: construir una carretera paralela al río en un valle. Causa de la afectación: drenaje de la planicie de inundación y construcción de un dique. Efecto: eliminación de la conectividad lateral.

3. Objetivo de la afectación: desarrollar una actividad turística no planeada en un lago de altiplano. Causa de la afectación: aumento de la contaminación con basuras y otros residuos sólidos. Efecto: disminución de las poblaciones nativas de vertebrados.

4. Objetivo de la afectación: cultivar papa en una planicie de inundación. Causa de la afectación: aumento de entrada de nutrientes y contaminantes al río por uso excesivo de plaguicidas y fertilizantes. Efecto: aumento de la acumulación de residuos orgánicos del sistema.

5. Objetivo de la afectación: construir viviendas para suplir la necesidad en las ciudades emergentes. Causa de la afectación: urbanización en planicies de inundación que ocupa áreas de ronda de ríos y humedales. Efecto: disminución de la capacidad de regulación durante eventos de inundación, y desastres causados por está en áreas urbanizadas.

6. Objetivo de la afectación: aumentar las áreas disponibles para actividades agrícolas y urbanización. Causa de la afectación: canalización del cauce de un río. Efecto: eliminación de las dinámicas de divagación de un río y de los procesos de deposición-erosión. En consecuencia, pérdida de la capacidad de regulación. 

7. Objetivo de la afectación: regar de manera permanente los cultivos de una zona rural. Causa de la afectación: uso indiscriminado de acuíferos. Efecto: desecación del acuífero y pérdida de la conectividad vertical.

8. Objetivo de la afectación: extraer oro en los cauces de los ríos. Causa de la afectación: eliminación de la estructura natural del cauce. Efecto: eliminación de hábitats y fuentes de alimentación, y la consecuente extinción de las especies que habitan en el río.

9. Objetivo de la afectación: extraer rocas de una cantera en una montaña. Causa de la afectación: remoción de la capa vegetal, del suelo y del subsuelo. Efecto: aumento de los sedimentos en el agua del río.

10. Objetivo de la afectación: construir una industria manufacturera en área rural. Causa de la afectación: vertimientos de aguas contaminadas al río. Efecto: contaminación del agua con metales pesados.

11. Objetivo de la afectación: desarrollar grandes emprendimientos turísticos en la costa. Causa de la afectación: urbanización en playas y áreas de bajamar. Efecto: eliminación de la conectividad hídrica entre el mar y sus desembocaduras en ríos, cambios en la salinidad y muerte de las especies.

12. Objetivo de la afectación: generar energía eléctrica y almacenar agua para abastecimiento. Causa de la afectación: construcción de presas que eliminan la conectividad longitudinal. Efecto: eliminación de las dinámicas naturales de flujo de nutrientes, la consecuente fertilización aguas abajo e impedimento de la migración de especies.

13. Objetivo de la afectación: desarrollar ganadería bufalina para aprovechar áreas inundadas. Causa de la afectación: exceder la capacidad de carga del humedal. Efecto: resuspensión de sedimentos que alteran las condiciones fisicoquímicas del agua y eliminación de hábitats de peces e invertebrados, fundamentales en la cadena trófica.

14. Objetivo de la afectación: disponer las aguas servidas de una ciudad. Causa de la afectación: plantas de tratamiento insuficientes que vierten una gran cantidad de nutrientes y aumentan la productividad del agua. Efecto: invasión de especies exóticas sobre el cuerpo de agua de una ciénaga.


En su travesía por nuestro planeta, el agua recoge distintas influencias y fuerzas del ambiente, entre ellas las del elemento humano. Al responder y adaptarse a taless actividades, este recorrido natural del agua sufre cambios notables.

Las transformaciones sobre los ecosistemas de humedal han generado cambios en las dinámicas del ciclo hidrológico, que influyen a su vez en las relaciones sociales, institucionales, culturales y simbólicas entre los usuarios del agua.

Las alteraciones localizadas sobre el humedal pueden afectar la calidad del agua, su estructura física y la de las comunidades vivas que lo habitan. Estas transformaciones varían según el tipo de humedal y la frecuencia e intensidad de la presión a la que son expuestos.

Los daños puntuales que se dan en diferentes lugares de la cuenca tienen efectos específicos que se acumulan a lo largo de ella y magnifican sus consecuencias. La suma de estas modificaciones altera los procesos ecosistémicos a diferentes escalas y la conectividad de la cuenca.

La mitigación de impactos sobre el ciclo hidrosocial se aborda desde una perspectiva integral de paisaje, entendiéndolos de manera puntual, pero considerando también su efecto acumulado en la cuenca. La caracterización de los mismos debe basarse en un enfoque socioecológico, que permita entender las causas, efectos y relaciones.

Textos e infografías: Colombia anfibia.Un país de humedales. Volumen II , Instituto Humboldt, Fondo Adaptación. 

 

 

 

Ver más ...

Colombia anfibia llega al Claustro de San Agustín en Villa de Leyva

 

 

c anfibia en villa

 

 

Las historias se pueden contar de muchas formas. Un poema se puede volver canción y un libro, una exposición. El Instituto Humboldt pone a disposición de los visitantes, en su sede en Villa de Leyva, una nueva muestra gráfica que resulta de la adaptación de los volúmenes de Colombia anfibia, libro editado por el Instituto Humboldt en el marco del convenio con el Fondo Adaptación.

 

A través de imágenes, los visitantes podrán viajar con el agua, recorrer morichales, ríos, ciénagas y manglares, nadar con los peces y volar con las libélulas. Además, conocerán la historia de quienes han aprendido a convivir con el agua, que refleja la ciencia y el conocimiento tradicional que se produce para entender mejor el lugar en que vivimos y los cambios que allí ocurren; como los originados entre el 2010 y 2011 por el fenómeno de La Niña, que impusieron el reto de explorar el recorrido del agua en Colombia para así manejar, gestionar y conservar los humedales, ecosistemas estratégicos para el bienestar de los colombianos.

 

Brigitte Baptiste, nuestra directora, nos recuerda el llamado de la Colombia anfibia a confiar en el agua que fluye por este país de humedales: “el agua en Colombia es abundante, nuestra condición ecuatorial nos hace pluviales más que cualquier otro país y ello nunca fue comprendido por los castellanos que trajeron sus estrategias para desiertos y nos dejaron como herencia la asociación de la lluvia con mal tiempo. Quien vive en la sequía desconfía del raudal, de la laguna generosa, del río descomunal”.

 

Esta exhibición es uno de los resultados del convenio con el Fondo de Adaptación para generar bases técnicas y científicas para el manejo, gestión y conservación de los humedales continentales, como una estrategia de manejo del riesgo y preparar al país para eventos futuros de cambios y variabilidad climática.

 

 

Horario de atención al público

Lunes a viernes: 2 p.m. a 5 p.m. 

*cerrado los miércoles.

Sábados: 10 a.m. a 6 p.m.

Domingos y festivos: 10 a.m. a 4 p.m.

Ver más ...

Colombia Anfibia. Un país de humedales. Volumen 2.

Publicación del componente Humedales del proyecto Insumos Técnicos para la Delimitación de Ecosistemas Estratégicos: páramos y humedales. La obra, de carácter infográfico, revela a una Colombia anfibia y cuenta sobre la complejidad y diversidad de estos ecosistemas en el territorio nacional, con el fin de destacar la importancia de integrar esta nueva mirada a la gestión de los mismos.

Este segundo volumen, que complementa la aproximación conceptual del Volumen I, presenta cuatro capítulos: Los humedales en perspectiva, un panorama del estado de conocimiento sobre los ecosistemas de humedal en el país; Los humedales y el bienestar, un acercamiento a los múltiples beneficios que los humedales proveen a las comunidades que los habitan y al país en general; Las alteraciones al balance anfibio, que muestra las dinámicas ecosistémicas, sociales y culturales que suceden en los humedales; y La encrucijada del territorio anfibio, una mirada a los retos que plantea la legislación actual y la necesidad de ajustar el manejo de estos ecosistemas desde las necesidades de las comunidades locales para construir con ellas un territorio seguro.

La información que presenta la publicación es resultado de más de dos años de investigación; la misma permitirá a los lectores tener una primera aproximación a nuestro país de agua: Colombia anfibia.

Consulte aquí la publicación.

Ver más ...

Colombia Anfibia. Un país de humedales. Volumen 1.

Publicación del componente de Humedales del proyecto Insumos Técnicos para la Delimitación de Ecosistemas Estratégicos: páramos y humedales sobre identificación y clasificación de los humedales de Colombia. La obra, de carácter infográfico, revela a una Colombia anfibia y cuenta sobre la complejidad y diversidad de estos ecosistemas en el territorio nacional, con el fin de destacar la importancia de integrar esta nueva mirada a la gestión de los mismos.

¿Qué son los humedales? ¿Cómo se conforman desde diferentes aspectos físicos? ¿Quiénes los habitan y de qué manera se da el vínculo humedales/comunidades? ¿Qué tipos de humedal existen en el país y en dónde se ubican? Son algunos de los interrogantes que la obra resuelve; además de presentar el Mapa e Inventario de Identificación de Humedales de Colombia, insumos que revelan que el 26% del territorio continental e insular colombiano está conformado por humedales, es decir 30.781.149 ha.

La información que presenta la publicación es resultado de más de dos años de investigación; la misma permitirá a los lectores tener una primera aproximación a nuestro país de agua: Colombia anfibia.

Consulte aquí la publicación.

Ver más ...
Subscribe to this RSS feed