Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

“Biodiversidad para la paz” en el marco del Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

16
Imagen: Oficina de Comunicaciones (Instituto Humboldt)
 

Del 2 al 10 de septiembre cientos de expertos de todo el mundo se reunieron en Hawaii, Estados Unidos, para participar del desarrollo del Congreso Mundial de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza -UICN. Este escenario, que representó la oportunidad perfecta para analizar el contexto actual global y definir acciones concretas, centró su desarrollo en el concepto Planeta en la encrucijada. Para los organizadores, “nuestro planeta está ante una encrucijada dado que los ecosistemas que sustentan nuestras economías, bienestar y supervivencia, están colapsando. Las especies se extinguen a un ritmo sin precedentes. Nuestro clima está en crisis. Y todo esto sucede mientras se supone que estamos de guardia”


“En 2015, casi 200 países lograron ponerse de acuerdo sobre ambiciosos objetivos de desarrollo sostenible y para lograr la neutralidad climática. Estos acuerdos representan una oportunidad histórica para mejorar las vidas de miles de millones de personas en todo el mundo, y de poner a la naturaleza al centro de nuestras decisiones. Es hora de llevar esos acuerdos a la acción”
Frente a este contexto y dada la importancia del encuentro, el Instituto Humboldt estuvo representado por Brigitte Baptiste -invitada por la UICN como delegada del Instituto y de la IPBES-, Hernando García -en su calidad de Director general (e)- y Mónica Trujillo –investigadora del Proyecto Páramos Biodiversidad y Recursos Hídricos en los Andes del Norte del Instituto-, quienes participaron activamente en los dos espacios dispuestos para el desarrollo de este evento: el Foro y la Asamblea de Miembros.
De la mencionada participación Institucional, podemos resaltar los espacios académicos que fueron encabezados por nuestros representantes. El Instituto realizó con apoyo de la Fundación Humedales un taller sobre Páramos y Humedales, en el que se discutieron diferentes modelos de gobernanza territorial en ecosistemas estratégicos y donde, a partir de un trabajo con las comunidades locales, se viene abordando la gestión territorial y la resolución de conflictos desde una nueva perspectiva.
Igualmente, desarrollamos en conjunto con la UICN un taller presentado por Brigitte Baptiste sobre la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos IPBES y la UICN, esto con el claro objetivo de visibilizar las sinergias y aportes a partir de los cuales se puede fortalecer el quehacer de estas dos instituciones, así como la conservación y uso sostenible de la biodiversidad. Finalmente, en asocio con la Fundación Natura y la Red de Reservas de la Sociedad Civil, se preparó y presentó un poster sobre figuras complementarias al SINAP para la conservación de la biodiversidad. En este poster se reflejaron varias figuras asociadas a los esfuerzos privados de conservación, a los ejercicios de articulación de comunidades locales, y a ejercicios de articulación institucional.
En lo que respecta a la Asamblea de Miembros, en su calidad de miembro de la UICN, el Instituto contó con la representación de Hernando García y Brigitte Baptiste. Se resalta además la participación de otras organizaciones de carácter nacional como dos Institutos del Sistema Nacional Ambiental (Invemar y Sinchi), ONG y la Academia Colombia de Ciencias, entre otros.


Biodiversidad para la paz


Pero sin duda, lo que más nos place destacar, es que este congreso representó un espacio estratégico para transmitir y posicionar el mensaje de paz colombiano, principalmente con el fin de solicitar a la comunidad internacional el apoyo al proceso de paz. Desde las instituciones colombianas, se lideró la construcción de una moción para respaldar el proceso de paz en Colombia, con un principio de equidad social y respeto por la naturaleza. Esta moción fue presentada inicialmente a los países suramericanos, obteniendo total respaldo de éstos y pasando una primera etapa de aprobación en Asamblea. Con esta aprobación, se trabajó una versión final con el apoyo de la Secretaría de la UICN y fue presentado para adopción en la Asamblea General.
Desde dicha moción, se reconocen las afectaciones que el conflicto ha tenido sobre la biodiversidad, argumento que sustenta la idea de que la paz significa para la sociedad colombiana y el manejo sostenible de sus recursos naturales, una gran oportunidad que nos permitirá encontrar soluciones basadas en la naturaleza, su conservación y la equidad social, así como la valoración de los servicios ecosistémicos y el ordenamiento integral territorial.

En este sentido, el Congreso Mundial invitó al Estado colombiano, a la Directora General y a la Oficina Regional para América del Sur, así como a todos los miembros de la UICN, a que apoyen la implementación de los acuerdos a través del diseño de propuestas y la facilitación de capacidades técnicas y científicas; velando por la protección y valoración de los recursos naturales para las generaciones actuales y futuras, y la promoción de una gobernanza incluyente en pro de una verdadera reconciliación de la sociedad con su entorno natural.

Desde el Instituto ratificamos nuestro compromiso con el país, generando investigación científica y soluciones en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la gestión del territorio, experimentando y construyendo así sostenibilidad al servicio de la paz y su estabilidad duradera.



Análisis desarrollado por el investigador Sergio Aranguren, con revisión de 
Ana María Hernández (Jefe de la Oficina de Asuntos Internacionales, 
Política y Cooperación) –Instituto Humboldt-