Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

Regiones prioritarias para dinamizar proyectos de conservación en Colombia

La ONG Naturaleza y Cultura Internacional (NCI) y el Instituto Humboldt adelantaron taller para identificar regiones que requieren la implementación y fortalecimiento de estrategias de conservación.

10 1

El 31 de agosto, en la sede Venado de Oro del Instituto Humboldt, el Programa de Gestión Territorial de la Biodiversidad y la ONG Naturaleza y Cultura Internacional (NCI) organizaron un taller con expertos del Instituto para identificar las regiones en Colombia que ofrecen las mejores oportunidades para la implementación de proyectos de conservación ambiental.

Dentro de los criterios evaluados durante la jornada de trabajo se pueden destacar la oportunidad de construcción de paz en zonas de posconflicto, la voluntad política, la sinergia con otras iniciativas o instituciones, así como la oportunidad de incrementar resiliencia en escenarios de cambio climático, la urgencia ambiental de conservación, el posicionamiento estratégico para la conectividad y disponibilidad de información, entre otros.

Resultado de este proceso se concluyó que, pese a la escala de análisis y la evidente heterogeneidad social y ambiental de las regiones, y dejando de lado la urgencia biológica, los Andes y la Orinoquia presentan las mejores condiciones y oportunidades para la implementación de proyectos de conservación. Sin embargo, las regiones del Catatumbo y la Guyana Colombiana parecen ser las zonas que requieren la mayor atención con proyectos de conservación, porque es allí donde existen las mayores necesidades de investigación, intervención y fortalecimiento socioambiental. Adicionalmente, se identificó que en algunos casos puede ser especialmente conveniente considerar a las organizaciones indígenas y afrodescendientes y a la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC como posibles socios en la implementación de estos programas para garantizar su éxito a largo plazo. Igualmente, se sugiere analizar las oportunidades que generaría el posconflicto para los proyectos de conservación, en especial por acuerdos relacionados con la reparación de víctimas por afectación ambiental, la restitución de tierras y la restauración ambiental.