Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr
Sensoriahumboldt

Sensoriahumboldt

Boletín 6

Boletín 5

Criterios para la delimitación de los humedales de Colombia

Criterios para la delimitación de los humedales de Colombia
Humedales
Photo by: Missy S Link: http://www.flickr.com/photos/listenmissy/5087404401/ Photo by: Daniel Parks Link: http://www.flickr.com/photos/parksdh/5227623068/ Photo by: Mike Ranweiler Link: http://www.flickr.com/photos/27874907@N04/4833059991/ Photo by: Stuart SeegerLink: http://www.flickr.com/photos/stuseeger/97577796/

Delimitación de humedales continentales de Colombia

Como resultado del trabajo del Grupo de Humedales del Instituto Humboldt, se desarrolló la propuesta de criterios y lineamientos para la delimitación de humedales, partiendo de la necesidad de asegurar la funcionalidad ecosistémica. Esta propuesta se basa en un enfoque conceptual que considera los humedales como sistemas complejos adaptativos. Se incluyen componentes biogeofísicos tales como la geomorfología, la hidrología, la edafología y la vegetación los cuales se articulan como criterios para la definición del límite funcional del humedal. A su vez, dado que es necesario tener en cuenta que la delimitación es un proceso de gestión que implica la toma de decisiones, se tuvieron en cuenta otro tipo de criterios asociados al análisis de actores y su bienestar, la gobernanza y el análisis institucional, la evaluación de servicios y el análisis de compromisos (trade-offs) y el análisis de la capacidad de resiliencia y adaptación. Esta propuesta para la delimitación de los humedales continentales de Colombia contó con un proceso de construcción colectiva de conocimiento con diferentes sectores involucrados y relacionados con estos ecosistemas, a través de los cuales se intercambiaron experiencias y se presentaron diferentes miradas sobre los humedales.

Para ampliar esta información usted puede revisar los siguientes links:

Descargue el mapa de identificación de humedales y su infografía:


-  Mapa Humedales Interiores de Colombia.

-  Infografía del Mapa de los Humedales de Colombia.


Colombia Anfibia: de un país en riesgo a un país de oportunidades


Las áreas de humedal identificadas en esta cartografía se lograron en el marco del Proyecto Insumos para la delimitación de ecosistemas estratégicos: Páramos y Humedales, del Fondo Adaptación y el Instituto Humboldt donde participan el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el Instituto de Hidrología, Meteorología, y Estudios Ambientales IDEAM y el Instituto Geográfico Agustín Codazzi IGAC. Este mapa de avances incluye una amplia diversidad de ecosistemas, incluyendo desde estuarios, ciénagas y sabanas inundables en las tierras bajas, hasta lagunas de montaña. Esta condición convierte a Colombia en un país con un gran potencial, donde la gestión integral de sus ecosistemas acuáticos es prioritaria, pero solo podrá lograrse en la medida que podamos reconocerlos e incorporarlos al desarrollo social, cultural y productivo del país.


El eje alrededor del cual se ha venido construyendo este mapa de identificación de humedales es la dinámica hídrica, una de las características físicas que determina el funcionamiento y estructura del humedal. La variación cíclica de esta dinámica hace que el ecosistema sea altamente variable, cambiando su extensión dependiendo del momento en que se miren: algunos de estos ciclos son cortos (intranuales) y otros largos (más de 15 años).


Dependiendo del uso que se le dé a las áreas aledañas al humedal, los niveles altos alcanzados por el agua dentro de la dinámica de variación natural, pueden ser percibidos sus habitantes como negativos, pues causan inundaciones en las áreas usadas para diferentes actividades económicas.


Por lo tanto es fundamental para el país, comprender la hidrología asociada a los humedales y reconocer que los eventos de inundación no son fortuitos o desastrosos, sino que hacen parte de una dinámica, de la cual depende la prestación de servicios ecosistémicos (como regulación hídrica, fertilización de suelos y recarga de acuíferos), que son fundamentales para mantener la estructura social y económica relacionada con los humedales.


Con el mapa, el IAvH pone a disponibilidad de las entidades gubernamentales, la academia y los sectores productivos, una herramienta que consolida las áreas de humedal del país a una escala 1:100.000 que permite realizar análisis para la gestión de éstos ecosistemas a nivel nacional y definir prioridades para el desarrollo de procesos de delimitación y zonificación a escalas más detalladas.


Los resultados cartográficos de este proceso no solo muestran el enorme potencial del país en relación a sus ecosistemas acuáticos. Muestra también una aproximación a la enorme diversidad biótica, social y cultural asociada a los humedales en el país, y por lo tanto la necesidad de establecer políticas diferenciales acorde con esta realidad. La delimitación y la restricción de usos no pueden ser las únicas políticas que el Estado debe trazar para gestionar estos ecosistemas. No se pueden gestionar de la misma manera los humedales altoandinos (ejemplo de ellos son el sistema de humedales de la Sabana de Bogotá, la Laguna de Fúquene o el Lago de Tota) que las sabanas inundables estacionales de la Orinoquía, o los sistemas de ciénagas del bajo y medio Magdalena. En este sentido, los avances que se presentarán en la identificación de humedales, aportarán herramientas fundamentales para que los tomadores de decisiones gestionen el territorio desde esta multiplicidad y diversidad.


Construcción del mapa, suma de talento humano y tecnología de punta.


La cartografía presentada aquí ha identificado áreas con potencial de humedal asociadas a zonas susceptibles de inundarse, lo cual es supremamente útil en términos de gestión del riesgo, pues buena parte de los datos de las afectaciones por desastres en Colombia están relacionadas con inundaciones y deslizamientos. Poder identificar qué lugares de reportes continuos de inundación son zonas de humedales, es fundamental para definir las actividades a permitir, y para hacer un debido ordenamiento territorial.


El mapa se basa en el concepto de humedal, el cual identifica una geoforma capaz de almacenar agua de manera temporal o permanente, cuya interacción en el tiempo produce un suelo con características únicas y unas comunidades biológicas adaptadas a la inundación. Teniendo esto en cuenta, el mapa se construyó a partir de la depuración, superposición y edición de información espacial relacionada con variables de geoformas, suelos, coberturas de la tierra e hidrología superficial. Este trabajo utilizó como base información nacional producida por el IGAC e IDEAM.


La importancia del esfuerzo tecnológico invertido en el logro del mapa de Identificación de humedales es gigante. El trabajo de la firma holandesa Sarvision vinculada a la Universidad de Wageningen, involucra tecnología de punta gracias al apoyo de la agencia espacial japonesa Jaxa. Se generaron lecturas aprovechando imágenes satelitales de todos los extremos del clima desde años de aguas bajas y mucha sequía como el 2007, y de aguas altas con inundaciones como las de 2010/2011 para entender mejor el comportamiento natural del agua en nuestro territorio.


En la construcción de la cartografía de humedales del país a escala 1:100.000 participaron alrededor de 400 personas de numerosas disciplinas científicas: biólogos, ecólogos, edafólogos, expertos en Sistemas de información geográfica SIG, hidrólogos y geólogos. Partió de la revisión de los antecedentes internacionales y nacionales en la identificación y mapeo de humedales e incorporó la realización de seminarios y talleres con expertos académicos y autoridades ambientales que contribuyeron a la definición de criterios biofísicos que fueron incorporados en la edición del mapa.


El proceso desarrollado fue así:



Como resultado de éste proceso participativo se definió el siguiente modelo conceptual, a partir del cual se realizó la depuración y ajuste espacial de cada una de las variables que se incorporaron en el mapa de humedales:



Una vez se contó con cada una de las variables depuradas tanto temática como espacialmente, se incorporaron con la ayuda de un software de análisis espacial:


Ventanas piloto para prueba de criterios de delimitación de humedales 1:25.000

Dentro de los retos que se plantearon durante la construcción del mapa, se encuentra la necesidad de visibilizar los humedales que presentan áreas menores a 25 hectáreas. Debido a lo anterior, surgió de la necesidad de hacer un ejercicio objetivo para la definición de las ventanas piloto a escala 1:25.000.

Se realizó una invitación a las Corporaciones Autónomas Regionales para que propusieran humedales de su jurisdicción que se deberían incluir en la priorización, basándose en diferentes criterios exigidos para la postulación tales como la localización, el estado de conservación o alguna particularidad biológica.

Ciénaga de la Virgen
Ciénaga de Zapatosa
Complejo de Humedales de Paz de Ariporo

Usando herramientas SIG se realizó el mapeo de estos criterios con el fin de definir los niveles de priorización: a nivel nacional usando descriptores regionales como rangos de altitud, macrocuencas, zonas de moratoria minera y los polígonos propuestos como prioritarios por parte de las Corporaciones, y a nivel local mediante la elaboración de un sistema de valoración multicriterio que permite evaluar la relevancia de cada humedal como ventana piloto para probar los criterios de delimitación bióticos, físicos, socioeconómicos y culturales, y de gestión del territorio.

Se definieron más de 30 criterios diferentes agrupados en las siguientes categorías: la importancia ecosistémica, la prestación de servicios ecosistémicos, los motores de cambio, y los indicadores territoriales de los humedales propuestos. Finalmente se priorizaron la Ciénaga de Zapatosa (jurisdicción de Corpocesar), la Ciénaga de la Virgen (jurisdicción de Cardique) y el Complejo de Humedales de Paz de Ariporo (jurisdicción de Corporinoquia).

  

  


Taller de Validación del Sistema de Clasificación de Humedales de Colombia



   

Comunicado de prensa

Bogotá, D.C. 22 de Septiembre de 2015. Instituto Humboldt


Colombia, un país biodiverso con al menos 55 tipos de humedales


Colombia es un país anfibio, como lo evidenció la cartografía entregada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt y el Fondo Adaptación, quienes determinaron que hay cerca de 30 millones de hectáreas de humedales que ocupan el 20 % del territorio nacional. Pero, ¿qué tipo de humedales integran esa importante cifra en el país?


Manglares, ciénagas, marismas, salitrales, esteros, lagunas, natales, guandales, cananguchales, turberas y aguas termales, entre otros, hacen parte de los 55 tipos de humedales que estarán incluidos en la clasificación y que se darán a conocer tras el Taller de Validación del Sistema de Clasificación de Humedales de Colombia, que se llevará a cabo en Cartagena del 28 de septiembre al 1 de octubre en el Hotel Capilla del Mar.


El proceso de clasificación hace parte del trabajo que vienen realizando el Instituto Humboldt, el Fondo Adaptación, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), con el aporte del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), el Instituto Amazónico de Investigaciones Científicas (Sinchi) y numerosas universidades. A partir de esta información se orientará la toma de decisiones del gobierno nacional y los sectores productivos, que tienen como reto planear el desarrollo y la gestión del riesgo en un territorio anfibio, cambiante por naturaleza y marcado por una gran diversidad de ecosistemas.


Los investigadores que trabajan en el Sistema de Clasificación de Humedales destacan la diversidad de este ecosistema en el país debido, entre otras causas, a la gran diferenciación altitudinal del territorio nacional dada por la cordillera de los Andes y los diferentes ambientes propiciados por la influencia del mar Caribe y el océano Pacífico. Estas características físicas le permiten al país tener humedales desde el nivel del mar –como los manglares de Sanquianga y la Ciénaga Grande de Santa Marta–, pasando por la laguna El Sonso en el Valle del Cauca a 1.200 msnm y subiendo a la laguna de Siecha en el complejo de Chingaza a 3.590 msnm.


El evento reunirá funcionarios e investigadores de todo el país y a los expertos en humedales más reconocidos del mundo: Wolgang Junk (Alemania) y Max Finlayson (Australia), quienes han venido apoyado la construcción del Sistema de Clasificación de Humedales de Colombia. Las ponencias magistrales del evento estarán disponibles por streaming al público en www.humboldt.org.co, esta transmisión está especialmente a los estudiantes y profesores en ciencias ambientales, técnicos y funcionarios de universidades, corporaciones y organizaciones que han seguido el logro de esta clasificación durante los dos últimos años.


La importancia de los humedales frente a los fenómenos de variabilidad climática


Las noticias de las últimas semanas ha confirmado que el fenómeno de El Niño podría prolongarse hasta el mes de abril de 2016, según pronostica la Administración Nacional para los Océanos y la Atmósfera de Estados Unidos (NOAA). Este fenómeno hace parte del carácter anfibio de nuestro país, que se mueve entre épocas de lluvia y tiempo seco a lo largo del año y de la influencia periódica de los fenómenos de El Niño y La Niña.


Los humedales de Colombia, ecosistemas estratégicos de gran diversidad, pueden representar la mejor protección frente a estos fenómenos, lo anterior debido a que su conocimiento y su gestión diferencial y adecuada ayudaría a enfrentarlos por ser reservorios de agua para las temporadas secas y esponjas que absorben el agua en las épocas de intensas lluvias.


Los humedales, además de protección ante los fenómenos de variabilidad climática, son fuente de recursos que alimenta actividades productivas de pesca artesanal y comercial, agricultura, caza, recolección, producción de artesanías, observación de aves y turismo en general.


Escuche o descargue el podcast ¿Qué son los humedales?:


Reproducir el podcast

Descargar el podcast


Los humedales como los manglares se destacan por su gran productividad al albergar peces, moluscos, crustáceos, aves, reptiles y anfibios, también por ser sala cuna para los dos tercios de peces que nacen y pasan su estado juvenil entre el laberinto protector de sus raíces. Las marismas y manglares brindan protección y barrera al amortiguar y minimizar el impacto de mareas y corrientes marinas cuando hay tormentas o huracanes.


Las ciénagas se destacan por actuar como filtros naturales de sedimentos y contaminantes en el agua y reguladores de los niveles de los ríos, almacenando el agua que traen cuando aumenta su nivel en temporada de lluvias y dejándola salir a través de los caños cuando el nivel disminuye en temporada seca. Otro tipo de humedal son las turberas, humedales de páramo que regulan los caudales de agua hacia tierras más bajas y son sumideros de carbono al acumular la materia orgánica producida por plantas cuyas tasas de descomposición son menores debido a las bajas temperaturas.


Contacto: María Isabel Henao, 3112877608


Descargue el cuadernillo del CD Colombia Anfibia. La música de los humedales



Colombia Anfibia, la música de los humedales.


Este disco compacto, es un compendio de música del folclor colombiano y de paisajes sonoros que reposan en la Colección de Sonidos Ambientales del Instituto Humboldt. Es un producto divulgativo y sin ánimo de lucro, de Insumos Técnicos para la Delimitación de Ecosistemas Estratégicos: Páramos y Humedales, proyecto suscrito entre el Fondo Adaptación y el Instituto Humboldt.


Esta recopilación musical recoge una muestra de canciones tradicionales que entrelazan profundas cosmovisiones, historias de vida, amor y trabajo. Las letras describen el funcionamiento de los humedales, su importancia para satisfacer necesidades materiales y espirituales, y la fuerte relación de convivencia que con ellos tienen las personas. Se evidencia el profundo entendimiento que las comunidades ribereñas tienen de la vida en un territorio anfibio que se extiende desde la alta montaña hasta el mar.


Las letras narran la forma en la que habitantes de orillas de ríos, lagunas, ciénagas, pantanos, áreas de páramos y sabanas inundables, se nutren de su entorno acuático y despliegan estrategias de subsistencia. Adaptándose a ciclos estacionales de sequías e inundaciones, las comunidades ribereñas (como fue el caso notable de la cultura Zenú) han generado transformaciones del territorio que respetan las dinámicas del agua. Los ciclos hidrológicos naturales los han aprovechado estos habitantes como una oportunidad de abundancia sin verse como una catástrofe. Dejando ser al territorio como es, han recogido los beneficios que este brinda.


Por lo tanto es fundamental para el país, comprender la hidrología asociada a los humedales y reconocer que los eventos de inundación no son fortuitos o desastrosos, sino que hacen parte de una dinámica, de la cual depende la prestación de servicios ecosistémicos (como regulación hídrica, fertilización de suelos y recarga de acuíferos), que son fundamentales para mantener la estructura social y económica relacionada con los humedales.


A continuación incluimos el listado de canciones, las cuales se pueden escuchar en YouTube, los paisajes sonoros y el folleto del cd donde se encuentra una reseña de cada canción, con algunos apartes de las letras, las cuales hablan de los aspectos naturales o culturales que es este producto desea resaltar.


Deseamos que instituciones educativas, organizaciones ambientales, y emisoras comunitarias, universitarias y comerciales; puedan acceder a este material para difundir el carácter musical de la Colombia Anfibia con la cual nos identificamos. Si usted pertenece a una de ellas, puede escribir a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para hacer la solicitud formal.


CANCIONES

La subienda. Autor: Senén Palacios. Interpreta: Gabriel Romero. Escúchela en YouTube.

Las bellezas de mi llano. Autor e intérprete: Tirso Delgado. Escúchela en YouTube.

El mangle. Autor: Eliseo Herrera. Interpreta: Eliseo Herrera y su conjunto. Escúchela en YouTube.

Balcón sagrado. Autor: Los Alegres de Genoy. Interpreta: Bambarabanda. Escúchela en YouTube.

La vida vale la pena. Autor e intérprete: Petrona Martínez. Escúchela en YouTube.

Llanero si soy llanero. Autor e intérprete: Cholo Valderrama. Escúchela en YouTube.

La Choca. Autor: Anónimo. Interpreta: Ale Kuma y Gloria Perea. Escúchela en YouTube.

Perro de agua. Autor: Anónimo. Interpreta: Luis Ariel Ruiz. Escúchela en YouTube.

Río Timbiquí. Tema del folclor. Interpreta: Grupo Canalón. Escúchela en YouTube.

Pescador lucero y río. Autor: José A. Morales. Interpreta: Silva y Villalba. Escúchela en YouTube.



PAISAJES SONOROS

CORTE 2

Paisaje sonoro que escucharía un pescador en su faena, en los ríos Magdalena, Atrato o Sinú, destacándose los sonidos de la caída de la atarraya en el agua, el golpe del canalete y el canto del Chauna chavaria o Chavarrí. 0:37

Escúchelo en aquí.

CORTE 4

Paisaje sonoro de las planicies de inundación del río Meta en donde se destaca el canto del Jacana jacana o Gallito de ciénaga. 0:33

Escúchelo en aquí.

CORTE 6

Paisaje sonoro de manglar en Mutatá, Antioquia, donde se destaca el canto del tucán Ramphastos ambiguus o DiosTeDé. 0:32

Escúchelo en aquí.

CORTE 8

Canto del Myadestes ralloides o Solitario andino/Columpio oxidado, grabado en la alta montaña de Nariño. 0:28

Escúchelo en aquí.

CORTE 10

Paisaje sonoro de la costa Caribe en los alrededores de Santiago de Tolú donde se destaca el canto del Cantorchilus leucotis o Cucarachero anteado, que frecuenta quebradas, ríos y ciénagas. 0:22

Escúchelo en aquí.

CORTE 12

Paisaje sonoro del Meta en el que se destaca el canto del Opisthocomus hoatzin o Pava hedionda. 0:38

Escúchelo en aquí.

CORTE 14

Paisaje sonoro de manglar en Cajambre, Valle del Cauca. Se destacan los cantos de Patagioenas speciosa o Paloma escamosa y Tachyphonus delatrii o Frutero de copete anaranjado. 0:34

Escúchelo en aquí.

CORTE 16

Pteronura brasiliensis o Nutria gigante comiéndose una piraña, grabada a orillas del río Orinoco en el Vichada. 0:24

Escúchelo en aquí.

CORTE 18

Paisaje sonoro de ribera de río en Bahía Málaga, Valle del Cauca, donde se destaca el canto del Cantorchilus nigricapillus o Cucarachero ribereño. 00:22

Escúchelo en aquí.

CORTE 20

Paisaje sonoro de un nacimiento de agua en el Tolima, alto Magdalena donde se destaca el canto del Chrysomus icterocephalus o Monjita, ave típica de los humedales en Colombia. 0:24

Escúchelo en aquí.

CORTE 21

Extracto de una narración sobre la formación del mundo y la importancia del agua en ella, contada por Jaime Tanemuca, conocedor tradicional, cuyo apellido corresponde al nombre de su etnia en la Amazonia colombiana. 3:14

Escúchelo en aquí.

CORTE 22

Canto del picalón de Jaime Tanemuca sobre un paisaje sonoro del Parque Nacional Natural Amacayacu, donde se destaca el canto del Anhima cornuta o Aruco/Buitre de ciénaga. 1:05

Escúchelo en aquí.

 

Páramos y Sistemas de Vida - Rabanal

Páramos y sistemas de vida
Rabanal

Páramo de Rabanal

El páramo de Rabanal se encuentra ubicado en un sector central de la cordillera Oriental, entre los departamentos de Cundinamarca y Boyacá. Se encuentra en jurisdicción de los municipios Villapinzón, Lenguazaque y Guachetá, del departamento de Cundinamarca, y Ventaquemada, Samacá y Ráquira, del departamento de Boyacá. La zona montañosa oriental se enfrenta hacia la Orinoquia y la occidental, hacia el altiplano de Ubaté-Chiquinquirá.

Importancia regional

Rabanal es fuente abastecedora de agua para las cuencas abastecedoras del embalse La Esmeralda de la Central Hidroeléctrica de Chivor (una de las primeras productoras de energía eléctrica del país), las cuencas que surten a la laguna de Fúquene, el río Suárez, el río Moniquirá, y, por el trasvase del río Teatinos y la Quebrada Cortaderal lleva agua hacia el acueducto de la ciudad de Tunja, sus aguas también drenan hacia las cabeceras del río Chicamocha, a través del río Chulo o Jordán.

Este sistema irriga más de 1.000.000 de hectáreas de esta región del país y aporta aguas a una población estimada de 300.000 habitantes, entre los que se cuentan los pobladores de la ciudad de Tunja. En el valle de Samacá, cerca de 1800 agricultores y empresas coquizadoras también usan el agua que nace en Rabanal.

Según el Ideam, 2006., en Rabanal se originan múltiples nacimientos de aguas que surten a cuencas de importancia nacional: Magdalena-Cauca y Orinoco. Las principales subzonas son los ríos Suárez, Bogotá y Batá, que drena al río Upía, y éste al Meta.

En el 2012 el Instituto Humboldt estableció que el área que corresponde al complejo de páramo Rabanal y río Bogotá tiene una extensión de 24.650 hectáreas que involucra a 13 municipios. Sin embargo, el área de estudio que se definió para el Proyecto Páramos y Sistemas de Vida excluyó las áreas del nacimiento de río Bogotá, lo que deja un área de 11.097 hectáreas.

Área por municipio del complejo Rabanal y río Bogotá

Municipio

Total hectáreas

% área por municipio

La Capilla

757

3,071

Pachavita

197

0,799

Ráquira

601

2,438

Samacá

4172

16,927

Turmequé

382

1,551

Úmbita

1896

7,693

Ventaquemada

2476

10,046

Chocontá

2757

11,184

Guachetá

2236

9,073

Lenguazaque

1559

6,323

Machetá

1422

5,768

Tibirita

448

1,819

Villapinzón

5745

23,308

Total

24650

100

Fuente: Información IAVH (2013). Escala 1:100.000

Clima

En esta zona el clima es más húmedo en el flanco oriental (Ventaquemada, Lenguazaque y sectores de Samacá) que en el flanco occidental, con una cuña intermedia en la zona formada por las cuchillas El Chaute, Pan de Azúcar, Confites (Ráquira), y los subsectores de las veredas de Peñas y San Antonio (Guachetá), coincidiendo con la ubicación del mayor número de bocatomas de acueductos. Particularmente, en Ventaquemada hay temperaturas inferiores a 10°C, con días muy fríos, heladas frecuentes, lloviznas periódicas, alta nubosidad y niebla densa (Condesan, 2010).

Para el caso del proyecto Sistemas de Vida, el área de estudio de Rabanal está en jurisdicción de 15 veredas con una población total de 491 personas habitantes de las veredas que hacen parte del páramo (se excluyen los datos de Villapinzón porque corresponden a la porción del nacimiento del río Bogotá). En el siguiente cuadro se presenta la población por municipio.

Población del páramo de Rabanal

Nombre de municipio

Censadas

Población ajustada

viviendas

hogares

personas

Total

129

111

482

491

Ráquira

26

18

81

82

Samacá

47

42

170

173

Ventaquemada

20

19

97

99

Guachetá

21

20

69

71

Lenguazaque

15

12

65

66

Villapinzón

Fuente: DANE, 2005 (consolidado del 2013).

Veredas del páramo de Rabanal

Municipio

Vereda

Área (ha)

Ventaquemada

Boquerón

472

Estancia grande

175

Parroquia vieja

946

Montoya

295

Samacá

Salamanca

1296

La Chorrera

2680

Loma redonda

377

Ráquira

Firita peña arriba

609

Guachetá

San Antonio

1920

Peñas

242

Lenguazaque

Tibita el Centro

105

Tibita el Carmen

428

Gachaneca

463

Estancia alisal

253

Villapinzón

Tibita

51

Fuente: Proyecto páramos y sistemas de vida

Información en construcción
Información en construcción
Información en construcción

Páramos y Sistemas de Vida - Santurbán

Páramos y sistemas de vida
Santurbán

Páramo de Santurbán

Este páramo está ubicado hacia el extremo nororiental de la cordillera Oriental, entre los departamentos de Santander y Norte de Santander, en jurisdicción de treinta municipios y tres corporaciones autónomas: la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la meseta de Bucaramanga (CDMB), la corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor) y la Corporación Autónoma de Santander (CAS).

Surte de agua de manera directa a los municipios que están en su jurisdicción y a la ciudad de Bucaramanga; también a varios distritos de riego y a la termoeléctrica Termotasajero. Como la mayoría de los páramos del país, tiene coberturas vegetales naturales y otras establecidas por las actividades humanas.

División político administrativa

Treinta municipios de los departamentos de Norte de Santander y Santander poseen territorio en el CJSB (Sarmiento y Ungar, 2014)


Fuente: Instituto Humboldt, 2012

Población

- Se estima que en los treinta municipios que pertenecen a este páramo, habitan aproximadamente 390 264 habitantes.

- 209 000 habitantes (53.6%) se encontrarían en cabeceras municipales y 181 264 (46.4%) habitarían en el área rural.

Importancia a nivel regional

Según el IDEAM, Santurbán se ubica en tres zonas y siete subzonas hidrográficas. El área de influencia regional comprende 68 municipios en varios departamentos distribuidos así: Boyacá (2 municipios), Cesar (6 municipios), Norte de Santander (40 municipios) y Santander (20 municipios).

Zonificación hidrográfica del entorno regional del CJSB (Fuente Ideam, 2010)

Clima

El clima de Santurbán está definido entre ligeramente húmedo y muy húmedo, de acuerdo con la clasificación climática de Thornthwaite. La precipitación presenta un régimen bimodal, con periodos altos entre los meses de abril y mayo, y septiembre y noviembre, y con valores de precipitación media multianual que varían entre los 600 y 2.500 mm (Morales et al, 2007).

Información en construcción
Información en construcción
Información en construcción
{timeline id="2" width="100%" height="700"}{/timeline}

Páramos y Sistemas de Vida - Guerrero

Páramos y sistemas de vida
Guerrero

Páramo de Guerrero

El complejo de Guerrero se ubica en el norte de Cundinamarca y comprende, entre otros, los cerros Socotá, Santuario y Colorado, los páramos Napa, Alto, Guargüa y Laguna Verde, los altos de La Mina y El Muchacho y la cuchilla El Tablazo. El complejo se ubica hacia las zonas altas de los municipios de Carmen de Carupa, Tausa, Zipaquirá, Subachoque, Cogua, Pacho, San Cayetano y Susa, principalmente. La autoridad ambiental de la zona es la Corporación Autónoma Regional –CAR.

Está en jurisdicción de dieciséis municipios, sin embargo sólo ocho municipios tienen una extensión por encima del 1%; Carmen de Carupa es el municipio con mayor área dentro del páramo: ocupa 9944 hectáreas, que corresponden al 23%; le siguen Tausa, con el 22%, Zipaquirá, con el 15,5%, y Subachoque, con el 11,8%.

Municipios que tienen jurisdicción en el páramo de Guerrero

Nombre del complejo

Municipio

Total hectáreas

% área por municipio

Guerrero

Carmen de Carupa

9944

23,493

Tausa

9495

22,434

Zipaquirá

6568

15,518

Subachoque

5011

11,84

Cogüa

3324

7,853

Pacho

2406

5,686

Susa

2137

5,048

San Cayetano

1637

3,868

Supatá

395

0,933

Sutatausa

343

0,81

Simijaca

306

0,723

Tabio

273

0,646

Ubaté

242

0,572

Fúquene

115

0,272

Cucunubá

88

0,208

Buenavista

41

0,097

Total Guerrero

42.325

100

Fuente: Información IAVH (2013). Escala 1:100.000

Aspectos poblacionales

El complejo del páramo de Guerrero tiene una población cercana a las 4385 personas; de esta cifra, se destaca el municipio de Zipaquirá, con el 23%, Tausa, con el 21%, Carmen de Carupa, con el 17%, Susa, con el 11%, y Subachoque, con el 10%. Los municipios de Cucunubá, Susa y Ubaté tienen las mayores densidades poblacionales, con 43, 23 y 22 hab/km2 respectivamente.

Población por municipio en el páramo de Guerrero

Nombre de municipio

Censadas

Población ajustada

viviendas

hogares

personas

TOTAL

1362

1100

4281

4385

Carmen de Carupa

263

184

745

761

Cogüa

108

90

324

331

Cucunubá

8

8

37

38

Pacho

6

6

12

12

San Cayetano

60

60

213

218

Simijaca

1

1

5

5

Subachoque

132

116

429

439

Supatá

1

0

0

0

Susa

161

121

490

501

Sutatausa

4

4

14

14

Tabio

18

12

29

30

Tausa

344

248

942

963

Villa de San Diego de Ubaté

14

9

45

54

Zipaquirá

242

241

996

1019

Fuente DANE 2005, consolidación 2013.

Una característica importante del sector rural es que los hogares presentan un alto grado de necesidades básicas insatisfechas (NBI), siendo este fenómeno más acentuado en San Cayetano y Carmen de Carupa (39,97% y 42,26%, respectivamente), y ligeramente menor en Pacho (27,48%) y Tausa (25,99%). Los municipios de Cogüa y Zipaquirá muestran valores un poco más bajos (14,41% y 18,74%, respectivamente), y están por debajo del promedio departamental (32,2%) (DANE, 2005).

Importancia regional

En esta zona nacen varias subcuencas que abastecen al río Bogotá y que a su vez aportan el 15% del agua que se consume en la capital. También surte a varios acueductos veredales y municipales que suministran agua a las familias que habitan en el páramo y a otras de municipios cercanos.

Guerrero es una de las principales zonas productoras de papa y leche del país. Estos productos y sus derivados se distribuyen a municipios cercanos y a ciudades como Bogotá, Bucaramanga, Cali y en general a todo el territorio nacional.

Sin embargo, este complejo es un área altamente transformada debido a la intensa actividad agropecuaria (principalmente cultivos de papa) y ganadera que ha desarrollado y transformado históricamente este territorio. Una de las formas históricas de apropiación de las tierras muestra que inicialmente el campesino de esta región se vio abocado a movilizarse hacia esos espacios “marginales” para buscar su subsistencia; sin embargo, el modelo económico del país y los desequilibrios en la tenencia de la tierra han propiciado que entren en escena otros actores en la reconfiguración constante de la frontera agrícola: “los grandes paperos”, con una clara racionalidad capitalista de maximización de utilidades.

Clima

Según Mejía, 1981, la precipitación en Guerrero tiene un comportamiento de tipo bimodal, es decir, dos periodos húmedos y dos secos, con variaciones en los valores de promedio multianual entre 604.9 y 1.084,5 mm. La primera temporada de lluvias ocurre durante los meses de abril, mayo y parte de junio, y la segunda durante los meses de octubre y noviembre; el primer periodo seco se presenta en los meses de diciembre, enero, febrero e incluso marzo (primera mitad) y el segundo en julio, agosto y parte de septiembre. Este páramo es considerado como semi-húmedo y húmedo y la precipitación y temperatura oscila entre 81 y 115 mm/°C. De acuerdo con los datos térmicos, la temperatura promedio multianual varía entre 7,2 y 11,1 ºC. Los meses más fríos corresponden a julio, agosto y septiembre, y coinciden con la temporada de mayores vientos. Los más cálidos son marzo y abril (Morales, etal 2007).

Información en construcción
Información en construcción
Información en construcción
{timeline id="1" height="700"}{/timeline}

Páramos y Sistemas de Vida

Ecosistemas estratégicos
Páramos y sistemas de vida

Objetivo general

Contribuir a mejorar la calidad de vida de la población y reducir la vulnerabilidad de las comunidades como un aporte al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, en especial los relacionados con reducción de pobreza y sostenibilidad ambiental

Objetivos específicos

- Generar conocimiento sobre la relación entre las condiciones de vida de las poblaciones locales y las dinámicas de transformación en ecosistemas de páramo.
- Formular e implementar una estrategia de comunicación, que permita brindar la información adecuada para el manejo y uso de los páramos, así como sensibilizar sobre la relación entre pobreza, salud humana, medios de vida y sostenibilidad frente al uso de los ecosistemas de páramo, dirigida a la población local y los tomadores de decisiones.

Consideraciones generales

El análisis de los sistemas de vida y su relación con el páramo implica el reconocimiento de que los páramos han sido espacios habitados a lo largo de la historia y su configuración actual ha estado marcada por procesos sociales, económicos y culturales que los ha constituido como socioecosistemas. Este poblamiento es el que ha definido la manera como se ha distribuido la tierra y ha cambiado el suelo y el paisaje de lo que hoy se conoce como páramo; en muchos casos pasando de grandes haciendas a parcelaciones campesinas, a explotaciones agro empresariales y mineras - generando conflictos ambientales.

Preguntas orientadoras de la investigación


1.¿Cómo y de qué vive la gente que vive en el páramo?
2.¿Cuáles son sus estrategias de vida?
3.¿Cuáles son los modelos de uso y ocupación del territorio?
4.¿Cuáles son las actividades que permiten la sostenibilidad de los sistemas de vida y el páramo?

Fundamento metodológico y conceptual

El análisis de los sistemas de vida y su relación con el páramo implica el reconocimiento de que los páramos han sido espacios habitados a lo largo de la historia y que su configuración actual ha estado marcada por procesos sociales, económicos y culturales.

“Los sistemas de vida son las diferentes estrategias que las personas, familias, empresas rurales y otros grupos sociales desarrollan para suplir sus necesidades y alcanzar sus objetivos e intereses, en un área determinada”

El poblamiento es el que ha definido la manera como se ha distribuido la tierra y ha cambiado el suelo y el paisaje de lo que hoy se conoce como páramo. En muchos casos, estas zonas han pasado de grandes haciendas a parcelaciones campesinas, a explotaciones agroempresariales y mineras, dando como resultado conflictos de tipo ambiental.

Por tanto, las acciones del proyecto se plantearon como una propuesta de análisis integral del territorio, que partió del reconocimiento que la naturaleza y las poblaciones humanas funcionan como un todo, donde la calidad de vida de la gente está directamente ligada con el ambiente que la rodea y las prácticas de manejo y uso de los recursos cumplen un papel preponderante.

Este trabajo se desarrolló de acuerdo con las siguientes escalas de análisis que permitieron la comprensión de los sistemas de vida y su relación con los servicios ecosistémicos

Para el proyecto, la interlocución con los pobladores de las zonas de trabajo fue la base fundamental de un trabajo que bajo los principios conceptuales y metodológicos de la Investigación Acción Participativa - IAP-, permitió la conformación de dos Escuelas para el manejo, uso y conservación del páramo, en las veredas El Mortiño y Firita Peña Arriba de los páramos de Guerrero y Rabanal respectivamente.

Con la participación de cerca de treinta familias se construyeron nuevos conocimientos sobre el paisaje, la cultura, la biodiversidad y los sistemas de producción que desarrollan los habitantes de estos páramos.

La conformación de una Escuela de formación para el manejo, uso y conservación del páramo –EFP.

La escuela de formación de páramo, es una propuesta de trabajo que bajo el intercambio de saberes e investigación, permite generar nuevo conocimiento sobre estos territorios, plantear recomendaciones para el mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes, que beneficien a otros actores que influyen sobre el ecosistema y por ende al ambiente mismo en el largo plazo.

Fases

1. Establecimiento

es el tiempo en el que se organiza y acuerda el desarrollo de la escuela. Durante esta etapa, se definen los objetivos y principios de su desarrollo, la fundamentación conceptual y el rol de cada uno de los miembros del equipo en el proceso de facilitación, teniendo en cuenta el contexto local y el presupuesto definido.

2. Dialogo de Saberes

es la conformación de los grupos focales de trabajo que pueden estar integrados por miembros de la comunidad y/o representantes de organizaciones sociales o institucionales de orden local y regional, quienes por voluntad propia deciden participar en la EFP. En esta fase se desarrollan eventos periódicos, durante los que se recoge de la información que permitirá hacer el análisis de los sistemas de vida.

3.Sistematización de resultados

es la organización y reflexión sobre la información producida en cada taller o encuentro con el grupo focal. Durante este proceso, se genera nuevo conocimiento, se hacen interpretaciones críticas de la experiencia y se precisan las lecciones aprendidas.

4.Retroalimentación y evaluación continua:

esta es una etapa transversal que sirve como mecanismo de control y ajuste de las actividades al interior de la escuela.

Componentes

1. Componente de sistemas de producción: busco establecer cómo y de qué viven las personas en el páramo, cómo ocupan el territorio y cuáles son las actividades que permiten la sostenibilidad del páramo. Documento descargable 1.
2. Componente ecosistémico: comprendió la caracterización de los sistemas hídricos, del clima y de la geomorfología de los sitios de trabajo; busco relacionar estos aspectos con las prácticas de uso y manejo de los habitantes, en tanto estos conservan y a la vez transforman el paisaje. Documento descargable 2.
3. Componente sociocultural: se orientó en la identificación y caracterización de los actores sociales, que tienen injerencia en los páramos de estudio y el análisis de sus relaciones y los modos en que han poblado el territorio, con el fin de, entre otros aspectos, afianzar una memoria histórica del lugar. Documento descargable 3.

Componentes

En cada uno de los sitios de intervención del proyecto, se abordaron herramientas metodológicas que integraron tres dimensiones de análisis: socioproductiva, sociocultural y ecosistémica. Su desarrollo comprendió cuatro pasos que se correspondían con el planteamiento metodológico para la conformación de una escuela de formación para el manejo, uso y conservación del páramo:

1. Recolección de información secundaria.

2. Recolección de información primaria.

3. Sistematización de la información recogida.

4. Procesamiento de la información colectada, articulación y construcción de informes finales.

Componente socioproductivo

La caracterización y análisis de los Sistemas de Producción – SP, permitió identificar los elementos que los componen, su distribución y la manera como se relacionan entre sí. Este ejercicio se desarrolló a partir de la aplicación de herramientas metodológicas relacionadas con el Diagnóstico Rural Rápido – DRR-. De tal manera que permitieron la interacción del equipo técnico, las comunidades habitantes de los páramos, y los actores sociales que de alguna forma tienen relación con el páramo y sus sistemas de producción. A partir de aspectos como:

- Distribución geográfica de las familias con relación a la cuenca (o microcuenca)

- Criterios de uso y ordenamiento de los espacios productivos y/o extractivos y de conservación

- Ocupación del territorio en relación a la dinámica productiva

- Movimientos sociales relacionados con la actividad agropecuaria, forestal, minera y otras

- Representaciones culturales del territorio

- Uso de áreas silvestres

- Acceso a agua y otros recursos naturales

- Políticas, programas, planes y proyectos relacionados con la actividad de los SP

Para la caracterización de los sistemas de producción se tuvo en cuenta variables de tipo biofísico, socioeconómico y técnico productivo que posteriormente facilitaron la caracterización de los aspectos relacionados con la seguridad alimentaria, la producción agropecuaria y su relación con los servicios ecosistémicos que presta el páramo.

Variables para la caracterización de los Sistemas de Producción Rurales [1]

Aspectos

Variables

Biofísico

- Localización geográfica

- Altitud

- Características climáticas

- Características de la oferta de recurso hídrico

- Relieve y Pendiente de los lotes o parcelas

- Propiedades del suelo

- Presencia y uso de biodiversidad

- Coberturas vegetales

- Áreas degradadas ambientalmente

Socioeconómico

- Área del predio

- Nº de predios

- Tenencia

- Relaciones sociales de producción

- Destino de la producción (autoconsumo y/o venta)

- Composición familiar y ocupación de los miembro

- Nivel de escolaridad

- Tipos de organizaciones sociales

- Producto y /o actividad que genera el principal ingreso

- Producto y/o actividad secundaria

- Flujos de ingresos y egresos

- Determinación de volúmenes de producción

- Actividades extra prediales

- Aspectos de comercialización y mercadeo

- Externalidades socio – políticas

- Infraestructura vial y de transporte

- Aspectos de salud (alimentación y acceso a servicios de salud)

- Historia de asentamientos poblacionales

Técnico - Productivo

- Características de Agroecosistemas (composición -rotación de cultivos-, área)

- Manejo y uso áreas silvestres

- Arreglos productivos (diseños, distancias de siembra, variedades y especies)

- Proceso de producción (agrícola, forestal, ganadero, minero, extractivas, etc)

- Escalonamiento y permanencia de la producción

- Calendario agrícola y/o pecuario

- Manejo de poscosecha

- Procesos de transformación de subproductos en las fincas

- Manejo, uso y conservación del recurso hídrico y tecnologías asociadas (p.e. formas y tipos de riego)

- Prácticas de manejo, uso y conservación del suelo

- Herramientas utilizadas

- Infraestructura (social y productiva)

- Identificación de tecnologías (ambientalmente adecuadas o inadecuadas –insostenibles)

- Conocimientos ancestrales incorporados a la producción

En la siguiente tabla se describen algunas herramientas usadas por el proyecto para la caracterización de los aspectos productivos y de sostenibilidad socioambiental de un sistema de producción rural .

Herramienta

Objetivo

Mapas parlantes (cartografía social) de veredas y fincas

Identificar y analizar las condiciones de infraestructura, recursos hídricos, coberturas (cultivos, rastrojos, parches de bosques, orillas de quebradas, etc.), fauna, riesgos y amenazas.

Calendarios de producción

Identificar el comportamiento de cada actividad productiva con referencia a un ciclo completo de producción

Diagramas de flujo

Visualizar la relación entre componentes de los SP y el territorio que lo contiene

Caracterización dieta alimentaria

Identificar los alimentos que componen la dieta alimentaria y su composición nutricional.

Componente ecosistémico

El trabajo de este componente fue de tipo cualitativo, cuantitativo y analítico, se soportó en la aplicación de técnicas del componente sociocultural, pero dando respuesta a las preguntas y temáticas planteadas para el análisis integral del territorio. Se abordó desde el enfoque de la Ecología del Paisaje -TEP para hacer lectura y análisis rápido del mismo; y por medio de la realización de encuestas y entrevistas prediseñadas, se evaluó el estado de los servicios ecosistémicos, las percepciones, prácticas de uso, manejo y apropiación y demanda de los mismos.

Las herramientas específicas aplicadas para las temáticas del componente ecosistémico:

Herramienta

Objetivo

Guías para levantamientos y lecturas rápidas de paisaje

Apoyar las observaciones de campo y corroborar la interpretación de fotografías aéreas y/o imágenes satelitales. Busca describir y analizar la relación que hay entre la geomorfología, los suelos, la vegetación y el clima

Ficha evaluación sobre heterogeneidad del paisaje

Evaluar y calificar criterios de conectividad y fragmentación del paisaje basado en las observaciones de campo y la sistematización de las guías para levantamientos de paisaje

Fichas técnicas para caracterización de sistemas de producción y servicios ecosistémicos

Facilitar la integración de la descripción de las unidades de paisaje con las prácticas de manejo, uso y aprovechamiento de los servicios ecosistémicos al interior de los sistemas de producción

Diálogos semiestructurados

Recolectar información específica y a profundidad, por medio de diálogos abiertos de manera individual o grupal, con actores priorizados.

Espacialización y/o mapeo de servicios ecosistémicos

Identificar en un mapa unidades suministradoras, demandantes y conectoras de los servicios ecosistémicos

Matriz analítica para conflictos del agua

Analizar los conflictos entre servicios ecosistémicos desde la posición de los actores teniendo en cuenta el acceso, la normatividad/leyes, los discursos y la autoridad

Observaciones de campo

Colectar información en el terreno. Se pueden realizar de forma grupal o individual.

Componente sociocultural

Desde este componente se buscó dar cuenta de configuraciones identitarias y territoriales de los habitantes del páramo. Se fundamentó en el análisis de la percepción del entorno habitado desde el concepto de paisaje desarrollado [2]. Esto implico entender que el páramo no es una dimensión externa de la vida de sus habitantes, sino que es parte constitutiva de su manera de ser y estar en el mundo. Las herramientas que se emplearon para la recolección de información se describen a continuación:

Herramienta

Objetivo

Análisis etnográfico (Observación– participación):

Recolectar datos para dar cuenta de: 1). Los rasgos culturales e identitarios de la población asentada en el páramo. 2). La forma de organización y distribución de las personas y sus actividades productivas en el entorno.

Entrevista

Indagar por: 1). La percepción de las formas de apropiación, manejo y uso del páramo y sus servicios ecosistémicos por parte de las familias, organizaciones, empresas, instituciones, entre otros. 2). La posición de los actores frente a los conflictos por el manejo, uso y conservación del páramo, y 3). La trayectoria histórica de los habitantes del páramo y las transformaciones del paisaje.

Talleres de identificación de actores y mapeo de servicios ecosistémicos

Identificar los principales actores, sus relaciones y la valoración que hacen de estos y de su capacidad de agencia.

Línea del tiempo y/o biografía visual

Identificar los eventos que marcan un “antes” y un “después” en la vida de los sujetos y las comunidades.

Historias de vida

Explorar y entender las trayectorias de la vida de las personas en los contextos en los que se desenvuelven



[1] Tomado y adaptado de Rojas, A. 2005.

[2] Ingold, T. 2000 The Perception of the Environment. Essays in Livelihood, Dwelling and Skill. London/New York: Routledge.

Información en construcción

Insumos para la Delimitación de Ecosistemas Estratégicos: Páramos y Humedales

Insumos para la delimitación de ecosistemas estratégicos
Páramos y Humedales

Antecedentes

El Instituto Alexander von Humboldt ha adelantado una agenda de investigación y acompañamiento a las autoridades ambientales del país en la actualización de insumos técnicos pertinentes para la identificación, delimitación y manejo de los páramos. Este proceso tiene sus inicios en los siguientes proyectos:

- GEF Andes
- Proyecto Páramo Andino
- Atlas de Páramo (2007)

Desde el año 2010, la legislación colombiana ha definido varias políticas dirigidas a la conservación de la biodiversidad y los beneficios asociados. Por una parte, la reforma del código minero (hoy declarado inexequible) prohibió el desarrollo de actividades mineras en los ecosistemas de páramo, determinación que luego fue ratificada y ampliada a la actividad agropecuaria por el Plan Nacional de Desarrollo del periodo 2010-2014. Ello motivó la necesidad de contar con referentes cartográficos unificados para hacer efectivas dichas determinaciones, así como contar con estudios técnicos en aspectos económicos, sociales y ambientales necesarios no solo para la identificación y delimitación del ecosistema, sino para la gestión integral de la biodiversidad en dichos territorios.

El reto técnico y político de la delimitación

Con la delimitación de los páramos se busca definir un espacio geográfico concreto para implementar todos los mecanismos legales vigentes para su protección, atendiendo a la gran importancia de estos ecosistemas para la sociedad. Se busca ante todo propender por la conservación de su diversidad biológica, la integridad de sus ecosistemas y el mantenimiento de las funciones ecológicas que se traducen en servicios para la sociedad.

La identificación del límite inferior de los ecosistemas paramunos o su contraparte, el límite superior de los bosques andinos, no sigue un modelo general que pueda ser aplicado como regla única a lo largo del país. Las condiciones climáticas, de humedad, exposición a vientos, radiación solar, suelos y geoformas, historia biogeográfica, así como las múltiples trayectorias de uso de los ecosistemas de alta montaña en los diferentes sistemas cordilleranos colombianos, hacen que la tarea de identificación de estos posibles límites sea compleja y requiera por tanto una visión multidisciplinaria.

Desde el punto de vista de la vegetación, la transición de los bosques hacia el ecosistema de páramo, que definimos aquí genéricamente como ecotono, puede darse de manera gradual o abrupta, razón por la cual el límite es en realidad una franja de transición, cuya amplitud varía según condiciones del terreno, el clima local y el uso y la transformación del paisaje. Los ecotonos, definidos como zonas de contacto entre comunidades vegetales diferentes, se caracterizan por altos niveles de diversidad, ya que presentan especies propias de uno y otro ecosistema, y de allí su importancia para la conservación de la diversidad biológica.

Esta transición es influida además por la actividad humana, ya sean prácticas agrícolas, quemas, introducción de ganado, infraestructura, e incluso por los efectos del cambio climático. Estos procesos pueden alterar la ubicación y la extensión de dicha franja, o incluso marcar su desaparición, lo que marca un reto técnico y científico considerable para la identificación del límite del ecosistema.

Considerando otros aspectos asociados a las funciones ecológicas y al uso y valoración social de estas (definidos como servicios ecosistémicos), identificar un límite resulta todavía más complejo, pues no se puede argumentar que dichos servicios (como la regulación del agua) sean procesos exclusivos de un ecosistema, y de hecho, están asociados a la complementariedad y conectividad con otros ecosistemas. Con esto se quiere decir que la conservación de la biodiversidad y el adecuado funcionamiento de un ecosistema, pueden depender del mantenimiento de sus relaciones ecológicas con otros ecosistemas. Por ello, la delimitación de los páramos, para que cumpla con su objetivo, debe tener presente la continuidad con ecosistemas adyacentes, así como la demanda actual y futura de servicios ecosistémicos, no solo en el entorno local, sino considerando la población y actividades productivas que reciben beneficios directos e indirectos en el ámbito regional.

Metodología general del componente páramos

Para alcanzar los resultados previstos en el Proyecto Insumos para la delimitación de Ecosistemas Estratégicos, el Componente Páramos ha desarrollado un esquema de trabajo interinstitucional que involucra la participación de las autoridades ambientales, universidades y centros de investigación de reconocida trayectoria en la alta montaña y los páramos del país.

El rol del Instituto Humboldt consiste en coordinar con las Autoridades Ambientales, el desarrollo de los Estudios Técnicos (Sociales, Económicos, Ambientales) y aporta, apoyado en la red de grupos de investigación y entidades nacionales como IGAC e Ideam, entre otros, diferentes insumos técnicos requeridos para tales estudios. Así mismo el Instituto, dentro de sus competencias, provee el acompañamiento técnico y científico a las Corporaciones Autónomas para el desarrollo de los estudios de acuerdo con los términos de referencia emitidos por el Ministerio para tal fin. En ese contexto, el Instituto promueve con las Autoridades Ambientales la participación de las comunidades locales en reconocimiento pleno de sus derechos.

El flujo de trabajo que permite tal integración se muestra en el siguiente diagrama. En términos generales, el proyecto planea entregar dos conjuntos grandes de resultados. El primero y en cumplimiento de lo exigido por la Ley 1450 de 2011, consiste en la entrega al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de los Estudios Técnicos (Sociales, Económicos, Ambientales) para cada complejo de páramos, por parte de cada Autoridad Ambiental.

El segundo resultado consiste en la elaboración de un documento, dirigido a las autoridades ambientales, y que será de acceso público, con las recomendaciones y los puntos más relevantes a tener en cuenta para la delimitación de los diferentes complejos de páramos. El Instituto aborda dicho documento reconociendo el carácter social del ecosistema y su importancia, no solo desde el punto de su singularidad biológica, sino su rol en la provisión de servicios ecosistémicos a la sociedad en general. Frecuentemente, dicho rol trasciende las comunidades locales e incluye diferentes renglones económicos (agroindustria, sector minero-energético, empresas de servicios públicos), así como numerosas comunidades rurales y urbanas en extensas regiones.

Dicho documento incluye: 1. Un análisis del contexto regional con énfasis en el análisis de redes sociales establecidas alrededor de los servicios ecosistémicos que la sociedad obtiene de cada complejo paramuno, con los posibles conflictos o complementariedades entre los diversos intereses tejidos alrededor del ecosistema.
2. Un análisis de las figuras de conservación y ordenamiento del territorio, declaradas con anterioridad al acto administrativo de delimitación de los páramos.
3. Una revisión de los impactos económicos y sociales (positivos y negativos) más relevantes para ser tenidos en cuenta para la gestión del territorio posterior a su delimitación.
4. Una propuesta cartográfica de delimitación del páramo a escala 1:25.000, basada en el análisis de los factores biofísicos más relevantes en la distribución espacial del ecosistema.
5. Recomendaciones para la gobernanza ambiental del territorio, dando reconocimiento a las comunidades y organizaciones sociales presentes en el territorio y su rol fundamental en la gestión integral del ecosistema.

Interdisciplinariedad, interinstitucionalidad y descentralización en la práctica

La tarea de generar insumos para la delimitación de los páramos del país es de envergadura nacional y requiere de trabajo interdisciplinario, interinstitucional y descentralizado. Es así como este proyecto es desarrollado por un gran número de personas y grupos de trabajo de diferentes regiones del país; es de carácter interdisciplinario, lo cual le plantea un reto al abordaje convencional de los problemas ambientales desde las ciencias naturales; y asume el desafío de la interinstitucionalidad, al generar vínculos entre autoridades ambientales, grupos de investigación y ONG.

Un trabajo de gran envergadura

Hasta la fecha (21 de agosto), el proyecto Fondo Adaptación – Páramos ha vinculado, a través de convenios con el Instituto, a 38 equipos de trabajo, que suman 308 personas entre autoridades ambientales, grupos de investigación de universidades y organizaciones no gubernamentales, equipos de trabajo propios del instituto y otras instituciones de carácter nacional como el IDEAM y el IGAC.

Un trabajo regional

Este proyecto, por ser descentralizado, promueve el uso de conocimiento generado localmente, fortalece las redes interinstitucionales regionales y contribuye con la formación de investigadores vinculados con sus territorios. Los grupos de trabajo (grupos de investigación, autoridades ambientales, otras instituciones) vinculados al proyecto tienen su sede en 25 ciudades o municipios del país, desde Santa Marta (Magdalena) o Pamplona (Norte de Santander) hasta Pasto (Nariño), pasando por Apartadó (Antioquia), Quibdó (Chocó) y Garagoa (Boyacá), entre otros.

Aun así, el número de grupos de investigación por ciudad y por región no varía mucho. El predominio de los grupos sigue centrándose en Bogotá, seguido por Antioquia. Sin embargo, es interesante ver cómo no sólo se vincula ciudades capitales, sino ciudades pequeñas dentro del proceso investigativo, generando, en muchos casos, un diálogo con grupos de investigación de otras ciudades del departamento o de otras regiones.

Un trabajo Interdisciplinario

El Proyecto Fondo de Adaptación – Páramos se enfrenta al reto del trabajo interdisciplinario. Los páramos son más que las plantas, los animales y el clima, y pensando en esto se planteó un componente socioeconómico y cultural para hacer visibles las relaciones de la población con el territorio a través del análisis de servicios ecosistémicos, la historia ambiental, los sistemas de producción y las redes de actores sociales.

Un trabajo interinstitucional

El proyecto Fondo de Adaptación ha creado un diálogo entre las instituciones que regulan y toman decisiones frente a temas ambientales y la investigación académica.

Es notoria la predominancia de actores de carácter público, representado por las autoridades ambientales y universidades públicas, que suman 31 de los 38 grupos. Además de su vinculación formal al proyecto, en torno a los páramos del Corredor de Ecosistemas Estratégicos de la Región Central de la Cordillera Oriental, Parques Nacionales Naturales contribuye con su conocimiento y sus aprendizajes en 14 complejos de páramos priorizados donde hay Parques Nacionales.

Retos

La envergadura y el carácter descentralizado, interinstitucional e interdisciplinario de este proyecto dan indicios sobre sus posibilidades de contribuir con una transformación de la visión que tiene hoy el país sobre estos ecosistemas.

Esperamos estar facilitando el aprendizaje sobre estos complejos ecosistemas, al promover la interacción entre niveles y actores vinculados a la construcción de conocimiento y a la gestión.

Al hacer visible las dimensiones social, histórica y económica de los páramos, además de las dimensiones que tradicionalmente se hacen visibles desde las ciencias naturales, esperamos dar herramientas y legitimidad a los procesos sociales locales, de los cuales dependen en última instancia las decisiones sobre la conservación.

Insumos técnicos para la delimitación de paramos a escala 1:25.000

Estudios técnicos, en aspectos económicos, sociales y ambientales,
para 21 complejos de páramos priorizados por el Fondo Adaptación y el Ministerio de Ambiente, acompañados de igual número documentos publicados con las recomendaciones para pertinentes para su delimitación y gestión de la biodiversidad con su respectiva cartografía, con especial atención en caracterización de la transición de los ecosistemas paramunos hacia ecosistemas adyacentes así como la identificación y caracterización de sistemas de producción, historia ambiental y redes sociales alrededor de servicios ecosistémicos.

Atlas digital de los complejos de páramo actualizado a escala 1:25.000, con sus respectivas bases de datos en línea (cartografía, indicadores socioeconómicos, catálogos de especies, localidades y registros biológicos).

Estudios e información cartográfica
generada por el IGAC y el IDEAM a escala 1:25.000 que incluye: Cartografía base, Estudios de suelos, bases de datos y mapas climáticos y mapas de cobertura de la tierra). Insumos que son necesarios no sólo para el proceso de delimitación de páramos sino para su ordenamiento territorial y el manejo integral del ecosistema.

Caja de herramientas:
Instrumentos metodológicos, en aspectos biológicos, ecológicos y socioculturales validados y publicados. Retroalimentación a instrumentos técnicos y jurídicos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Redes descentralizadas de investigación
alrededor de los ecosistemas paramunos, conformadas por autoridades ambientales, ONG y centros de investigación de universidades públicas y privadas.Enlace a socios

Bitácora de flora, Guía visual de plantas de páramos en Colombia

“En el territorio continental colombiano se encuentra el 50% de los páramos andinos”. Esta frase, que se repite y se repite en la mayoría de publicaciones relativas a este ecosistema, llama la atención sobre la importancia del mismo y, por tanto, sobre la responsabilidad que tiene el país frente a la conservación y el conocimiento de esta particular región de vida.

El estado del conocimiento de los páramos en Colombia indica que allí encontramos más de 4700 especies de plantas de las más de 27.860 que se han registrado en los catálogos más completos, hoy disponibles para el país. Esto indica que los páramos representan fácilmente el 17% de la diversidad florística de Colombia en apenas 2,5% del territorio continental (Bernal et al. 2015b).

Con estas cifras, seguramente solo significativas para un reducido número de especialistas, buscamos resaltar la importancia de la conservación de la biodiversidad propia de los páramos colombianos y, sobre todo, la importancia de su reconocimiento dentro y fuera del ámbito científico. Aún estamos lejos de conocerlo todo acerca de estos ecosistemas; por ejemplo, especialistas en algunos grupos taxonómicos, usando técnicas innovadoras, han determinado que el número de especies de frailejones que se creía ya establecido va en aumento, pues especies que se consideraban restringidas a un solo sitio se han encontrado en lugares muy lejanos, y otras que solo se habían registrado en Centroamérica han sido encontradas recientemente en los páramos colombianos. Esta guía, llamada Bitácora de flora, de la colección Páramos vivos, elaborada en el marco del proyecto Insumos Técnicos para la Delimitación de Ecosistemas Estratégicos: páramos y humedales, desarrollado por el Fondo Adaptación y el Instituto Alexander von Humboldt, fue diseñada con ese propósito. Así mismo, esta guía contribuye a soportar los trabajos de campo donde la identificación de especies se requiere para el reconocimiento de la franja inferior de los ecosistemas de páramo, uno de los criterios más importantes para su delimitación.

A partir de la idea de un catálogo de especies convencional, se pensó en una herramienta atractiva y de fácil consulta para quienes estén interesados en conocer más de las plantas de estos ecosistemas, partiendo de su identificación y clasificación en la taxonomía botánica, como de otros datos asociados a sus hábitos, ecología, distribución e importancia cultural, información que está disponible en el Catálogo de Especies del Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia (SiB), liderado y coordinado por el Instituto Humboldt. De esta manera, busca ser tanto una valiosa herramienta en campo como una puerta de entrada a un amplísimo universo de recursos de información sobre la biodiversidad de los páramos colombianos.

Descargue gratis aquí la Bitacora de Flora:

Memorias Simposio Páramos Territorios en disputa


Encuentre en este espacio las memorias en vídeo y las presentaciones realizadas en el Simposio Páramos, Territorios en Disputa: aportes de la investigación social para la comprensión y la gestión de los páramos colombianos; realizado los días 1 y 2 de diciembre de 2014 en Bogotá con representantes de los grupos de investigación y de las autoridades ambientales que han venido desarrollando estudios socioeconómicos y culturales como insumos para la delimitación de 21 complejos de páramo.


SALUDO Y PRESENTACIONES:
   
PÁNELES:
     
ENTREVISTAS:
     
     

Atlas de páramos de Colombia 2013

Ecosistemas estratégicos
Atlas de páramos de Colombia 2013

Una nueva cartografía de los páramos colombianos: Diversidad, Territorio e Historia

En el año 2010, el instituto lideró la realización de diferentes paneles de expertos para proponer consideraciones y criterios para la delimitación de los páramos, a propósito de lo expuesto en la reforma del Código de Minas y otras disposiciones de ley.

Con lo anterior, el Instituto actualizó en el año 2012, la cartografía de referencia para los páramos a escala 1:100.000, acompañada de una serie de indicadores dirigidos a expresar el grado de protección, ocupación y transformación del territorio. Dicho producto está integrado por la memoria técnica de la actualización cartográfica, así como de diferentes consideraciones para su delimitación y gestión plasmadas por una diversidad de expertos en aspectos biológicos, ecológicos y socio-económicos de los páramos y la alta montaña colombiana.

Posterior a ello y considerando el conjunto de estudios requeridos por ley para la delimitación de los páramos, el Instituto Humboldt ha venido consolidando en la Subdirección de Proyectos Especiales y Servicios Científicos, una línea de trabajo dirigida al acompañamiento a las autoridades ambientales en cuya responsabilidad recae la elaboración de dichos estudios (Decreto-Ley 3570 de 2011).

Con lo anterior, el Instituto prepara aportes y recomendaciones para la delimitación de los páramos, competencia que recae sobre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (Ley 1450 de 2011). Dichas recomendaciones incluyen no solo una propuesta técnica para la delimitación de los páramos sino que buscan por una parte, sintetizar diferentes dimensiones socio-económicas relevantes para la gestión efectiva del ecosistema, tales como la historia ambiental, la caracterización de actores, el análisis de redes sociales y el análisis de servicios ecosistémicos. Por otra parte y basado en la lectura integral del territorio, el Instituto hace recomendaciones para la gobernanza ambiental, dirigido a la construcción de políticas más efectivas para el del territorio con vinculación amplia y efectiva de los actores sociales vinculados con el territorio.

La identificación del límite inferior de los ecosistemas paramunos o su contraparte, el límite superior de los bosques andinos, no sigue un modelo general que pueda ser aplicado como regla única a lo largo del país. Las condiciones climáticas, de humedad, exposición a vientos, radiación solar, suelos y geoformas, historia biogeográfica, así como las múltiples trayectorias de uso de los ecosistemas de alta montaña en los diferentes sistemas cordilleranos colombianos, hacen que la tarea de identificación de estos posibles límites sea compleja y requiera por tanto una visión multidisciplinaria.

Desde el punto de vista de la vegetación, la transición de los bosques hacia el ecosistema de páramo, que definimos aquí genéricamente como ecotono, puede darse de manera gradual o abrupta, razón por la cual el límite es en realidad una franja de transición, cuya amplitud varía según condiciones del terreno, el clima local y el uso y la transformación del paisaje. Los ecotonos, definidos como zonas de contacto entre comunidades vegetales diferentes, se caracterizan por altos niveles de diversidad, ya que presentan especies propias de uno y otro ecosistema, y de allí su importancia para la conservación de la diversidad biológica.

Esta transición es influida además por la actividad humana, ya sean prácticas agrícolas, quemas, introducción de ganado, infraestructura, e incluso por los efectos del cambio climático. Estos procesos pueden alterar la ubicación y la extensión de dicha franja, o incluso marcar su desaparición, lo que marca un reto técnico y científico considerable para la identificación del límite del ecosistema.

Considerando otros aspectos asociados a las funciones ecológicas y al uso y valoración social de estas (definidos como servicios ecosistémicos), identificar un límite resulta todavía más complejo, pues no se puede argumentar que dichos servicios (como la regulación del agua) sean procesos exclusivos de un ecosistema, y de hecho, están asociados a la complementariedad y conectividad con otros ecosistemas.

Con esto se quiere decir que la conservación de la biodiversidad y el adecuado funcionamiento de un ecosistema, pueden depender del mantenimiento de sus relaciones ecológicas con otros ecosistemas. Por ello, la delimitación de los páramos, para que cumpla con su objetivo, debe tener presente la continuidad con ecosistemas adyacentes, así como la demanda actual y futura de servicios ecosistémicos, no solo en el entorno local, sino considerando la población y actividades productivas que reciben beneficios directos e indirectos en el ámbito regional.

La identificación y delimitación de los páramos

Con la delimitación de los páramos se busca definir un espacio geográfico concreto para implementar todos los mecanismos legales vigentes para su protección, atendiendo a la gran importancia de estos ecosistemas para la sociedad. Se busca ante todo propender por la conservación de su diversidad biológica, la integridad de sus ecosistemas y el mantenimiento de las funciones ecológicas que se traducen en servicios para la sociedad.

La identificación y delimitación de los páramos, para la aplicación de los efectos legales, puede interpretarse desde diferentes normas vigentes actualmente (resaltados fuera de los textos originales).

La Ley 79 de 1986  declaró como área de reserva forestal protectora para la conservación y preservación de las aguasTodos los bosques y la vegetación natural, existentes en el territorio nacional, que se encuentren sobre la cota de los tres mil (3.000) metros sobre el nivel del mar” (art. 1, literal c).

La Ley 99 de 1993, por la cual se crea el Ministerio del Medio Ambiente, se reordena el Sector Público encargado de la gestión y conservación del medio ambiente y los recursos naturales renovables, se organiza el Sistema Nacional Ambiental, SINA, y se dictan otras disposiciones, ha establecido, en el Art. 1 los principios ambientales generales que deben guiar la gestión ambiental en el país. Entre ellos están:

"4. Las zonas de páramos, subpáramos, los nacimientos de agua y las zonas de recarga de acuíferos serán objeto de protección especial.

6. La formulación de las políticas ambientales tendrá en cuenta el resultado del proceso de investigación científica. No obstante, las autoridades ambientales y los particulares darán aplicación al principio de precaución conforme al cual, cuando exista peligro de daño grave e irreversible, la falta de certeza científica absoluta no deberá utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces para impedir la degradación del medio ambiente."

El Art. 16 de la Ley 373 de 1997, modificado por el Art. 89 de la Ley 812 de 2003, establece que:

…las zonas de páramo, bosques de niebla y áreas de influencia de nacimientos acuíferos y de estrellas fluviales, deberán ser adquiridos o protegidos con carácter prioritario por las autoridades ambientales, entidades territoriales y entidades administrativas de la jurisdicción correspondiente…”.

El Decreto 3600 de 2007, por el cual se reglamentan las disposiciones de las Leyes 99 de 1993 y 388 de 1997 relativas a las determinantes de ordenamiento del suelo rural, en el Art. 4, establece lo siguiente: 

Artículo 4°. Categorías de protección en suelo rural. Las categorías del suelo rural que se determinan en este artículo constituyen suelo de protección en los términos del artículo 35 de la Ley 388 de 1997 y son normas urbanísticas de carácter estructural de conformidad con lo establecido 15 de la misma ley: 1. Áreas de conservación y protección ambiental. Incluye las áreas que deben ser objeto de especial protección ambiental de acuerdo con la legislación vigente y las que hacen parte de la estructura ecológica principal, para lo cual en el componente rural del plan de ordenamiento se deben señalar las medidas para garantizar su conservación y protección. Dentro de esta categoría, se incluyen las establecidas por la legislación vigente, tales como: 

 

1.1. Las áreas del sistema nacional de áreas protegidas.

1.2. Las áreas de reserva forestal.

1.3. Las áreas de manejo especial.

1.4. Las áreas de especial importancia ecosistémica, tales como páramos y subpáramos, nacimientos de agua, zonas de recarga de acuíferos, rondas hidráulicas de los cuerpos de agua, humedales, pantanos, lagos, lagunas, ciénagas, manglares y reservas de flora y fauna”.

 

El Art. 34 de la Ley 1382 de 2010, (hoy en día inexequible) establecía las  Zonas Excluibles de la Minería, de la siguiente manera:

No podrán ejecutarse trabajos y obras de exploración y explotación mineras en zonas declaradas y delimitadas conforme a la normatividad vigente como de protección y desarrollo de los recursos naturales renovables o del ambiente. Las zonas de exclusión mencionadas serán las que han sido constituidas y las que se constituyan conforme a las disposiciones vigentes, como áreas que integran el (…), ecosistemas de páramo (…). Estas zonas para producir estos efectos, deberán ser delimitadas geográficamente por la autoridad ambiental con base en estudios técnicos, sociales y ambientales. Los ecosistemas de páramo se identificarán de conformidad con la información cartográfica proporcionada por el Instituto de Investigación Alexander Von Humboldt”.

 

El Plan de Desarrollo 2010–2014 (Ley 1450 de 2011), Art. 202, define que:

“…los páramos deben ser delimitados a escala 1:25.000 con base en estudios técnicos, económicos, sociales y ambientales, los cuales deben ser realizados por las autoridades ambientales”.

El Decreto-Ley 3570 de 2011, por el cual se modifican los objetivos y estructura del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, define en el Art. 2 las funciones de dicho ministerio entre ellas:

Numeral 15:Elaborar los términos de referencia para la realización de los estudios (…) para la delimitación de los ecosistemas de páramo y humedales, sin requerir la adopción de los mismos” y

Numeral 16:Expedir los actos administrativos para la delimitación de los páramos

 

El Ministerio de Ambiente ha emitido las siguientes resoluciones relativas a la elaboración de estudios, planes de manejo e identificación y delimitación de los páramos:

0769 de 2002: Disposiciones para contribuir a la protección, conservación y sostenibilidad de páramos.

0839 de 2003: Términos elaboración EEAP y PMA páramos.

1128 de 2006: Faculta a las autoridades ambientales para aprobación de los Estudios de Estado Actual de Páramos (EEAP) y Planes de Manejo Ambiental (PMA) de páramos.

0937 de 2011: Mediante la cual se "adopta la cartografía elaborada a escala 1:250.000, proporcionada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt para la identificación y delimitación de los Ecosistemas de Páramos" 

De acuerdo con el marco normativo vigente, la delimitación de los páramos como acto administrativo, es responsabilidad de las autoridades ambientales en cabeza del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Con lo anterior es claro que la delimitación de los páramos se constituye en una decisión administrativa que debe considerar tanto el conocimiento científico, como las implicaciones sobre la sociedad de dicha decisión, considerando principios legales constitucionales, como el derecho a un ambiente sano, la prelación del interés general sobre el particular y el principio de precaución.

 

Complejos de páramos

A nivel cartográfico mostramos un mapa general (Escala 1:2’500.000) de los páramos identificados a 2012, así como 10 mapas impresos a escala 1:500.000 agrupados por Distritos. Los resultados a escala 1:100.000, se encuentran organizados en 38 hojas cartográficas. Estos mapas incluyen la base cartográfica oficial IGAC, así como y algunos elementos de caracterización relativos al clima y a la cobertura de la tierra (ver listado abajo).

Cartografía Atlas Nacional

Mapa General horizontal
General Horizontal Cartelas

Cartografía en shapefile

Mapa digital de los complejos de páramos de Colombia a escala 1:100.000 descargable en formato shapefile para ser visualizado en programas para el manejo y análisis de información geográfica (software SIG). Incluye metadato en formato *.xml.

Su libre descarga se puede realizar previo registro y aceptación de los términos de uso establecidos.

Registro para descarga Sectores y Distritos

Mapa 1: Sector Nariño-Putumayo

Mapa 2: Sector Cordillera Central

Distritos de páramo Macizo Colombiano y Valle-Tolima
Distritos de páramo Viejo Caldas-Tolima y Sonsón

Mapa 3: Sector Cordillera Oriental

Distritos Miraflores-Pichacos
Distritos Cundimarca
Distritos Boyacá
Distritos Santanderes
Distritos Sierra Nevada de Santa Marta y Perijá

Mapa 4: Sector Cordillera Occidental

Distrito de páramos de Sta. Inés-Belmira (C. Central) y Frontino-Tatamá y Paramillo (C. Occidental)
Distrito de páramos de Cerro Plateado - El Duende

Registro para descarga Lista de complejos

Sector cordillera Oriental

Distrito páramos de Boyacá
Complejo del Cocuy
Complejo Pisba
Complejo Tota – Bijagual – Mamapacha
Complejo Guantiva – La Rusia
Complejo Iguaque – Merchán

Distrito páramos de Perijá
Complejo Perijá

Distrito páramos de los Santanderes
Complejo Jurisdicciones – Santurbán - Berlín
Complejo Tamá
Complejo Almorzadero
Complejo Yariguíes

Distrito páramos de Boyacá
Complejo del Cocuy

Complejo Pisba
Complejo Tota – Bijagual – Mamapacha
Complejo Guantiva – La Rusia
Complejo Iguaque – Merchán

Distrito páramos de Cundinamarca
Complejo Guerrero
Complejo Rabanal y río Bogotá
Complejo Chingaza
Complejo Cruz Verde – Sumapaz

Distrito páramos de Los Picachos
Complejo Los Picachos

Distrito páramos de Miraflores
Complejo Miraflores

Sector cordillera Central

Distrito páramos de Belmira
Complejo Belmira

Distrito páramos de Viejo Caldas–Tolima
Complejo Los Nevados
Complejo Chilí – Barragán

Distrito páramos del Valle – Tolima
Complejo Las Hermosas
Complejo Nevado del Huila – Moras

Distrito páramos del Macizo Colombiano
Complejo Guanacas – Puracé – Coconucos
Complejo Sotará

Distrito páramos de Sonsón
Complejo Sonsón 

Sector Nariño – Putumayo

Distrito páramos de Nariño – Putumayo
Complejo Doña Juana – Chimayoy
Complejo La Cocha – Patascoy
Complejo Chiles – Cumbal

Sector cordillera Occidental

Distrito páramos de Paramillo
Complejo Paramillo

Distrito páramos de Frontino – Tatamá
Complejo Frontino – Urrao
Complejo Citará
Complejo Tatamá

Distrito páramos del Duende – Cerro Plateado
Complejo del Duende
Complejo Farallones de Cali
Complejo Cerro Plateado

Sector Sierra Nevada de Santa Marta

Distrito páramos de Santa Marta
Complejo Santa Marta

Consulta dinámica (en la web)

En la web hemos puesto a disposición diferentes herramientas de consulta de nuestros resultados y de la información gestionada durante este proceso. En los siguientes enlaces se pueden consultar la cartografía y tablas de datos asociadas a algunos de los indicadores ya mencionados:

Complejos de Páramos
Indicadores demográficos
Indicadores de estado de conservación
Áreas protegidas
Cambios en la riqueza de ecosistemas (1985-2005)  

 

La identificación de los ecosistemas paramunos a esc. 1:100.000 es producto de la adaptación de los lineamientos indicados en la Guía Divulgativa de Criterios para la delimitación de los páramos de Colombia (Rivera y Rodríguez, 2011), el cual es un resultado de los convenios MAVDT-IAvH 09-282- y 10-068, desarrollados entre el año 2009 y 2010.

Identificamos un total de 2´906.137 ha de ecosistemas paramunos,clasificados de acuerdo con el sistema propuesto en Morales, et al. (2007), en cuanto sectores (5), distritos (17) y complejos (34).

Adicionamos dos complejos para un total de 36: El Páramo de Sonsón y otro que hemos denominado text-align: center;Altiplano Cundi-boyacense, el cual contiene diferentes cimas aisladas de la sabana de Bogotá (3100 msnm +/-100m). Sin embargo, aún no se ha establecido su similitud desde el punto de vista de composición de especies con respecto a otros complejos de páramos cercanos. 

- Publicaciones disponibles en PDF

Visión socio - ecosistémica de los páramos y la alta montaña

Cartografía digital -> Ver la pestaña "Cartografía"

Directora General
Brigitte Baptiste 

Subdirector de servicios científicos y proyectos especiales
Jerónimo Rodríguez

Coordinación Técnica
Carlos Enrique Sarmiento Pinzón

Análisis climático y distribución geográfica potencial de especies y atributos funcionales
María V. Sarmiento Giraldo
Camilo E. Cadena
Diana I. Jiménez Restrepo
Ángela Cuervo
Heidi Johana Pérez
Omar Jaramillo
César Marín (Proyecto Páramos y Sistemas de Vida I. Humboldt)

Análisis espacial y edición cartográfica
Diana P. Ramírez Aguilera
Luisa F. Pinzón
July A. Medina
Jesica A. Zapata 

Gestión de contenidos y publicaciones
Jimena Cortés Duque

Caracterización de actores y análisis de redes sociales
Paula Ungar
Laura Roldán
Susana Peláez
Alejandra Osejo (Proyecto Páramos y Sistemas de Vida, I. Humboldt)

Asesoría científica
Antoine Cleef
Robert Hofstede
David Rivera

Equipo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible (2012)
Zoraida Fajardo
Édgar Olaya
Claudia P. Fonseca T.
Olga A. León
Oscar Manrique 

Con el apoyo de:
Laura Carolina Bello, Laboratorio de Biogeografía Aplicada I. Humboldt
Cecilia Londoño, Laboratorio de Biogeografía Aplicada I. Humboldt
Juliana Rodríguez Cajamarca, Grupo de Gestión e Integración del Conocimiento I. Humboldt
Viviana Guzmán, Apoyo Dirección General I. Humboldt

Instituciones socias:
Instituto Geográfico Agustín Codazzi, IGAC
Instituto de Meteorología, Hidrología y Estudios Ambientales, IDEAM
Servicio Geológico Colombiano
Departamento Nacional de Estadística, DANE
Corporaciones autónomas regionales y de desarrollo sostenible

La Fundación Alejandro Ángel Escobar otorga el premio en Ciencias, Categoría Medio Ambiente y Desarrollo a la nueva cartografía de páramos (2013)

La actualización de la cartografía de páramos, recibió el Premio 2013 en Ciencias, Categoría Medio Ambiente y Desarrollo de la Fundación Alejandro Ángel Escobar con la investigación titulada Aportes a la conservación estratégica de los páramos, identificación de los límites inferiores a escala 1:100.000 .

A continuación transcribimos el comunicado de la Fundación, a quien agradecemos este enorme y valioso reconocimiento:

"Para la Fundación Alejandro Ángel Escobar es motivo de inmenso placer comunicarle que se ha otorgado el Premio en Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible al grupo de investigación conformado por Carlos E. Sarmiento Pinzón, Brigitte Baptiste, Jerónimo Rodríguez, Diana P. Ramírez, María Victoria Sarmiento Giraldo, Camilo Cadena, Jessica Zapata, Jimena Cortés Duque, Luisa Fernanda Pinzón, y July Medina por su trabajo:Aporte a la conservación estratégica de los páramos de Colombia, identificación de los límites inferiores a escala 1:100.000.

Los premios Alejandro Ángel Escobar, son considerados como el más alto galardón científico del país, no solo por la alta calidad de quienes los han recibido, sino por el rigor de los jurados encargados de adjudicarlos. El Jurado estableció parámetros como: rigor científico, impacto académico, generación de conocimiento, pertinencia, magnitud de la obra, relevancia del tema, aplicabilidad, creación de nuevos lenguajes, y aporte al debate global entre otros, para evaluar y premiar el trabajo de los investigadores colombianos.

El trabajo de este grupo de investigadores fue elegido entre 123 propuestas de altísima calidad, que participaron en la categoría de Ciencias.

La Fundación Alejandro Ángel Escobar, le agradece su incansable labor, que hace que nuestro trabajo se consolide y nos impulse a continuar la misión y la filosofía de su fundador".

En este link se puede descargar el comunicado de prensa de la Fundación.

 

 

Aquí se puede descargar el Atlas completo versión 2007

Este atlas presenta una recopilación y exposición de la información disponible sobre páramos en Colombia, con el propósito de contribuir a la elaboración a corto plazo de una línea base completa sobre estos ecosistemas para avanzar en los planes de manejo de páramos. La información correspondiente a las zonas de páramos en Colombia que conforman este atlas, se expone en fichas descriptivas, cada una de ellas acompañada de un mapa y fotografías. De esta manera las fichas ilustran la ubicación, las características y las acciones relacionadas con la conservación en cada una de las zonas de páramo que se incluyeron. El atlas también contiene consideraciones acerca de las problemáticas generales que se relacionan con el estudio y las condiciones actuales de los páramos en el territorio nacional, así como datos sobre las medidas y la normatividad que se vincula con las zonas donde se presentan estos ecosistemas.

Subscribe to this RSS feed

Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt Colombia

© 2014 INSTITUTO HUMBOLDT. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. | Créditos
Calle 28A # 15-09 Bogotá D.C. PBX: 3202767 Horarios de atención: Lunes a viernes, 8:30a.m.-5:30p.m.