Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Nota de actualidad | Por: Instituto Humboldt

Turismo sostenible y comunitario, alternativas económicas para los habitantes de la alta montaña




Foto: Yovani Giraldo García-Carder


Con la participación de 32 habitantes de la vereda El Bosque, municipio de Pereira, académicos, funcionarios y equipo técnico de las autoridades ambientales de la zona, se realizó el primer diplomado en Turismo Sostenible con énfasis en experiencias turísticas de alta montaña y patrimonio natural, programa académico pensado y dirigido a los habitantes del páramo Los Nevados, con el ánimo de fortalecer sus capacidades para el desarrollo y operación de actividades enfocadas al turismo.

Durante cuatro meses, los asistentes reforzaron sus conocimientos sobre sostenibilidad, patrimonio y turismo de alta montaña; atención al cliente y buenas prácticas manufactureras; operación e interpretación; asociatividad, emprendimiento y guianza como parte de los contenidos que la Universidad Tecnológica de Pereira – UTP entregó a los participantes en el desarrollo de tres módulos teóricos y uno práctico realizados en el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, con el apoyo y experiencia de la Asociación Comunitaria Yarumo Blanco.

Este diplomado, desarrollado como parte del Proyecto Páramos: Biodiversidad y Recursos Hídricos en los Andes del Norte, financiado por la Unión Europea y coordinado por el Instituto Humboldt, buscó contribuir a la generación de medios de vida para las comunidades locales a través de los negocios verdes, desde el turismo de naturaleza en alta montaña, que incluye componentes de aventura, senderismo, avistamiento de especies, entre otros, y que representa una oportunidad económica para los habitantes del páramos Los Nevados.

“El turismo de naturaleza es una estrategia de conservación en donde las comunidades son aliadas de este objetivo. Mediante la creación de rutas turísticas basadas en el ecosistema de páramo que incluya además, tradiciones, modos de vida…es posible generar medios de vida para las comunidades que habitan la alta montaña.” Cristina Aristizábal, funcionaria del PNN Los Nevados.


/>
Foto: Yovani Giraldo García-Carder


Con una metodología lúdica y participativa fue posible que los asistentes al diplomado finalizaran sus estudios. En este caso, la Universidad adaptó los módulos para que las sesiones se hicieran en la misma vereda y así evitar deserción por el desplazamiento a la ciudad, pero en especial garantizando la presencia y participación de la totalidad del núcleo familiar, pues son replicadores del conocimiento en la Vereda.

Por su parte, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda – CARDER y el Parque Nacional Natural Los Nevados, autoridades ambientales en el territorio, se acercaron a la comunidad, fueron testigos de las dinámicas de relacionamiento con la alta montaña y así mismo, afianzaron los acuerdos de conservación que liberan áreas de ganadería en el páramo Los Nevados.

“El turismo de naturaleza es una estrategia de conservación en donde las comunidades son aliadas de este objetivo. Mediante la creación de rutas turísticas basadas en el ecosistema de páramo que incluya además, tradiciones, modos de vida…es posible generar medios de vida para las comunidades que habitan la alta montaña.” Cristina Aristizábal, funcionaria del PNN Los Nevados.


Como parte de los ejercicios de las sesiones, los habitantes junto a la UTP desarrollaron siete (7) rutas turísticas de alta montaña asociadas a sus modos de vida y la cultura de su territorio. Entre estas destacan: La ruta del queso, Arriería, Circuito del agua, La conservación y biodiversidad, Tras la huella de biodiversidad, Al calor del fuego, Tras la ruta de la danta por el camino del arriero y Travesía del Río Otún. Cada una de ellas podrá ser ofertada en los paquetes turísticos que los operadores organizan para este destino y guiadas por los habitantes de la vereda el Bosque.

Los ejercicios de formación para las comunidades que habitan en ecosistemas estratégicos, y en este caso la alta montaña, son herramientas fundamentales para el fortalecimiento de sus capacidades en turismo de naturaleza y negocios verdes como alternativas productivas. A nivel nacional es una oportunidad para abordar el tema desde una estrategia de conservación participativa.