Instituto de Investigación de Recursos Biológicos
Alexander von Humboldt

Investigación en biodiversidad y servicios ecosistémicos para la toma de decisiones

conexion vital

Facebook
Twitter
Linkedin
Youtube
Flickr

NASA apoyará con tecnología espacial monitoreo de biodiversidad colombiana

header


Bogotá, D. C. 24 de enero de 2018

NASAImg


- Tres proyectos para el monitoreo de la biodiversidad colombiana, propuestos conjuntamente desde el Instituto Humboldt e instituciones de EE.UU, fueron seleccionados en la última convocatoria de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) como apoyo al plan de trabajo del Grupo de Observaciones de la Tierra (GEO, por sus siglas en inglés).

- Las propuestas serán financiadas por la NASA durante los próximos tres años y, desarrolladas en colaboración con el American Museum of Natural History, el Instituto Max Plank y las universidades City of New York, Pace, Yale, Temple y Northern Arizona.

- La información resultante permitirá avances en el desarrollo de indicadores de estado y de degradación de ecosistemas, así como en el atlas nacional de la biodiversidad para la toma de decisiones, y en otros aspectos.

Se trata de iniciativas que integrarán las observaciones terrestres para la toma de decisiones en cuanto a la gestión y conservación de la biodiversidad colombiana, consolidarán una red nacional de observación de la diversidad biológica, y desarrollarán herramientas informáticas que formen mapas de distribución de especies y de estructura de hábitats a partir de imágenes satelitales, entre otras actividades.

La convocatoria buscaba proyectos que apoyaran la gestión de GEO, una red global de observaciones satelitales de la Tierra financiada por agencias espaciales como la NASA y ESA (European Space Agency), y cuyos enfoques de trabajo giraran en torno a temas relacionados con agricultura (seguridad alimentaria), clima, salud, biodiversidad, energía, desastres, desarrollo urbano e infraestructura.

Para este año, explica María Cecilia Londoño, investigadora del Instituto Humboldt y coinvestigadora de dos de las tres propuestas seleccionadas por la NASA, “todos los proyectos financiados para Colombia están enfocados en el área de biodiversidad”.

Los tres proyectos del Humboldt seleccionados por la NASA serán desarrollados en asocio con universidades norteamericanas, uno de los requisitos de la convocatoria. En el caso del indicador de degradación de ecosistemas que el Humboldt desarrollará colaborativamente, se utilizará información suministrada por un satélite de la NASA: GEDI (Global Ecosystem Dynamics Investigation, por sus siglas en inglés).

GEDI, inquilino de la Estación Espacial Internacional, registra imágenes terrestres para investigar sobre las dinámicas de los ecosistemas globales y, de esta manera, obtener información en cuanto a temas de degradación. Este satélite ha revolucionado el monitoreo de los bosques tropicales, pues a través de disparos de rayos láser hacia las copas de los árboles de nuestro planeta, toma mediciones a escala detallada de su altura y estructura interna.

El uso de esta tecnología traerá ventajas al país gracias a sus sensores activos capaces de traspasar nubes, condición particular en Colombia donde existen sitios de profusa nubosidad. Así pues, “las imágenes 3D de la vegetación nos permitirán, al apartar este obstáculo, obtener informes más completos de degradación en referencia a la topografía, disponibilidad de agua y temas de carbono asociado a los bosques”, según la investigadora Londoño.

En cuanto a la propuesta para la integración de observaciones de la Tierra en la toma de decisiones sobre la gestión y conservación de la biodiversidad colombiana, este proyecto desarrollará un sistema que facilitará la integración, proceso y análisis de información proveniente de sensores remotos (Earth observations) en una plataforma que sea insumo al momento de decidir de manera informada sobre la diversidad biológica nacional.

La información será integrada en cuatro módulos: uno sobre estado de conservación de la biodiversidad; otro relacionado a motores de cambio climático y humano en los ecosistemas; un tercero tiene que ver con los impactos futuros de cambio uso del suelo sobre la diversidad biológica; y, finalmente, la identificación de áreas prioritarias de evaluación y monitoreo.

De esta manera, el país será pionero en el uso y análisis de información de punta a nivel de sensores remotos o de satélites para temas relacionados con biodiversidad cuyos resultados tendrán incidencia directa en el territorio colombiano.

A su vez representará una oportunidad de visibilización para que agencias o instituciones internacionales conozcan la gestión del Humboldt y se animen a financiar, por ejemplo investigaciones de este nivel en Colombia, con mayores recursos. Al respecto opina Londoño: “esto nos da una posibilidad enorme en las redes internacionales de información y análisis espacial de diversidad biológica y ambiente que, por lo general, enfocan sus temas a monitoreo de cobertura (como el que realiza el Ideam), estudios de agua o de agricultura, pero que en cuanto al uso de contenidos satelitales aplicables en temas de biodiversidad todavía son débiles”.

Alrededor de 200 proyectos se presentaron en esta convocatoria para el desarrollo de procesos de investigación en temas de biodiversidad con el uso de tecnología de la NASA, y tres de los seleccionados este año tienen lugar en nuestro territorio con un socio colombiano (en este caso el Instituto Humboldt), “un hecho importante para el país” menciona la investigadora del Humboldt, “más por el prestigio científico de la NASA, conocida además por sus procesos rigurosos desde el punto de vista académico para la selección de propuestas en sus distintas convocatorias”.

En el caso del proyecto de creación de un software para evaluar indicadores de cambio de la biodiversidad, su coinvestigador Jorge Velásquez, del Instituto Humboldt, cuenta que “se pondrá a disposición de practicantes de conservación una caja de herramientas informáticas llamada Wallace (en honor al padre de la biogeografía, Alfred Rusell Wallace), la cual incorpora adelantos recientes en el modelamiento para el desarrollo de mapas de distribución de especies e indicadores del estado de la diversidad biológica, que se nutren del creciente flujo de datos disponibles en repositorios globales y nacionales (como el Acceso Libre y Gratuito a los Datos de Biodiversidad GBIF y el Sistema de Información sobre Biodiversidad de Colombia SiB) y de observaciones del sistema terrestre mediante satélites”.

Al ponerlo en marcha se espera, a nivel global, cerrar la brecha entre el creciente número de datos y métodos desarrollados por la comunidad científica, y la celeridad con que ocurren los procesos de cambio ambiental, “así facilitaremos a las agencias implementadoras de proyectos de conservación, un conjunto de herramientas de vanguardia y capacitación para medir y monitorear de forma más eficiente el estado de la biodiversidad y los procesos que las afectan”, sentencia Velásquez.

A nivel nacional, según el investigador, este proyecto permitirá avanzar en el desarrollo del atlas nacional de biodiversidad mediante la integración de software como Wallace y BioModelos, y de indicadores de estado y tendencia de la diversidad biológica a nivel de especies y comunidades facilitando, entre otras cosas, la evaluación de su riesgo de extinción.

Entre los demás proyectos internacionales elegidos por GEO NASA están aquellos orientados a la seguridad alimentaria y agricultura sostenible, redes de observación de la diversidad biológica, apoyo a comunidades indígenas en gestión territorial, vigilancia en salud, conservación de ecosistemas, gestión sostenible del agua, pronóstico e impacto de inundaciones súbitas, aumento de resiliencia energética, paisajes marinos, y otros.

Tras recibir retroalimentación, por parte de la NASA, el Humboldt trabaja desde ahora con las entidades estadounidenses para poner las propuestas en marcha hacia enero de 2018. La primera en dar inicio será la relacionada con el sistema de soporte para la toma de decisiones, la cual se realizará en asocio con la red PEACE (Plataforma para análisis ecológicos de los ecosistemas colombianos) conformada por académicos de las universidades Nacional de Colombia, de los Andes, del Rosario, Industrial de Santander, de Medellín, entre otras, quienes darán soporte a los análisis con el fin de elaborar síntesis de datos sobre biodiversidad.

Los resultados del desarrollo de los proyectos quedarán para uso y consulta pública. La idea, entonces, será diseñar un portal en el cual academia y autoridades ambientales accedan a la información de la NASA u otras organizaciones, se contraste con datos disponibles en la red institucional de referencia del Humboldt, se desarrollen análisis en sistemas de procesamiento de datos y luego se obtengan indicadores de biodiversidad.

De esta manera, “la parte académica podrá “jugar” con esas distintas variables y, sobre estas, obtener información específica. En el caso de las autoridades ambientales tendrán la posibilidad de hallar información específica para su jurisdicción y, en torno a ellas, conseguir respuesta. Así que diseñaremos un sistema con un tipo de análisis predeterminado para los tomadores de decisión en temas de degradación, de conservación, riesgo de pérdida de diversidad biológica, drivers de transformación y alternativas de respuesta para determinar áreas protegidas”, puntualiza Londoño.

 

 

Read more...

Detalles de la primera gran evaluación de biodiversidad en el río de la vida de Colombia

header

 

Bogotá D.C, 19 de Enero de 2018 

 

Chucha                                                                           (Chucha) Didelphis marsupialis  Fotografía: Jorge E. García-Melo  

 

Espacio de migración para aves boreales, australes y neotropicales; hogar de jaguares, pumas, primates, dantas, delfines y peces ornamentales; también refugio de paso de fauna acuática en constante éxodo; territorio con la mayor riqueza de mamíferos del país, y la más amplia diversidad de especies de escarabajos coprófagos en el Escudo Guayanés; lugar con tres especies de plantas únicas en Colombia y el mundo; y punto geográfico con ocho nuevos registros de camarones y plantas.  Así es el río Bita, según la primera gran evaluación biológica de fauna y flora realizada por el Instituto Humboldt y la Fundación Omacha, con apoyo de la Gobernación del Vichada.

En esta primera “gran toma científica” del río Bita participaron más de 50 investigadores de universidades, institutos del Sistema Nacional Ambiental (Sina), organizaciones no gubernamentales y comunidades locales, quienes evaluaron la flora y fauna representada en esponjas, macroinvertebrados acuáticos, escarabajos coprófagos, cangrejos y camarones, peces, reptiles y anfibios, aves y mamíferos, durante época seca y lluviosa.

Los resultados compilados en la publicación Biodiversidad del río Bita demuestran la gran diversidad biológica de la cuenca: 424 especies de plantas, 3 de esponjas de agua dulce nunca antes estudiadas en Colombia, 34 de escarabajos coprófagos, al menos 87 de macroinvertebrados acuáticos, 11 de crustáceos decápodos entre camarones y cangrejos, 254 de peces, 19 de anfibios, 38 de reptiles, 201 de aves y 63 de mamíferos.

La investigación en uno de los ríos colombianos catalogados como de integridad ecológica primitiva hizo parte del proyecto Desarrollo de un marco conceptual, metodológico y operativo para el establecimiento de una figura innovadora de Río Protegido en el río Bita/departamento del Vichada, y cubrió un total de 200 kilómetros. 

El Bita, que se alimenta de más de 5000 quebradas y pequeños cauces que al confluir lo conforman, recorre 710 kilómetros de distancia desde su nacimiento en el municipio de La Primavera hasta su desembocadura en el río Orinoco.

Cabe destacar que esta zona geográfica se encuentra influenciada por el llamado Escudo Guayanés, una alineación geológica conformada por la Guayana Venezolana, la región norte de Brasil, Guyana, Surinam, Guayana Francesa y en la región amazónica, en el departamento de Guainía, creada hace cerca de doscientos millones de años después de la ruptura del súper continente Pangea.

En la actualidad, el Bita presenta ecosistemas con alto grado de conservación: comunidades vegetales de palma de moriche y bosques en las riberas en los que habitan dantas y venados; en sus aguas se encuentran pavones, peces “bandera” (emblema del Vichada), arawanas azules y sapuaras; también rayas, esponjas de agua dulce y la tortuga charapa, características que permiten considerar a este afluente como el río de la vida y el de mejor estado de conservación en la cuenca del Orinoco con un total del 95 % de coberturas naturales, 2,5 % en procesos agrícolas y forestales, y un 3% en áreas urbanizadas.

Aun así, la cuenca es objeto de distintas amenazas, a diferentes escalas. Al respecto, la publicación menciona que los riesgos están relacionados “con la minería y agricultura en los páramos, la tala y deforestación en el piedemonte (uno de los cuatro ecosistemas más amenazados en Colombia, según los estudios de la Lista Roja de Ecosistemas de Colombia), las explotaciones agrícolas y pecuarias en los Llanos Orientales y los megadesarrollos agrícolas planeados o en curso en las erróneamente denominadas “sabanas mal drenadas de la altillanura”, las cuales no son otra cosa que remanentes del Escudo Guayanés que afloran en nuestro territorio, asimilándolos ecológicamente con el Cerrado, región brasileña con la que comparte algunas características pero que de ninguna manera puede equipararse”.

 

Los sorprendentes hallazgos en el Bita

 

CiervoVich                                                                          (Venado) Odocoileus cariacou Fotografía: Estefanía Izquierdo.

 

Mamíferos. Se registraron 63 especies distribuidas en 11 órdenes, 22 familias, 12 subfamilias y 51 géneros. Murciélagos del orden Chiroptera aportaron el mayor número de especies (58,7 %), le siguen Carnivora (12,7 %), Rodentia (9,5 %), Didelphiomorphia, Pilosa y Artiodactyla.

En cuanto a primates, el porcentaje de presencia es de 3,2 %; las órdenes Cingulata, Perissodactyla, Cetacea y Lagomorpha presentaron el menor número de especies (1,6 %). La riqueza de especies de mamíferos reportada representa alrededor del 12,1 % de los mamíferos del territorio nacional.

En la cuenca del Bita, además, se identificaron especies claves, objetos potenciales de conservación, asociadas a ecosistemas acuáticos como el delfín rosado del Orinoco (Inia geoffrensis), la nutria gigante (Pteronura brasiliensis) y la neotropical (Lontra longicaudis), y otras asociadas a ecosistemas terrestres como el jaguar (Panthera onca), el puma (Puma concolor) y la danta (Tapirus terrestris) que permiten corroborar la importancia ecológica y funcional del río Bita dada la constante oferta de agua, alimento y refugio; además de funcionar como corredor biológico que garantiza las áreas mínimas requeridas para conservar poblaciones de estas especies.

La conservación de esta mastofauna depende de estrategias de manejo que mitiguen y ayuden a planificar las presiones de origen antrópico, actualmente representadas por el incremento de la agroindustria forestal con especies vegetales afines al fuego como el pino silvestre (Pinus silvestris), la acacia (Acacia mangium) y el eucalipto (Eucalyptus melliodora), y que aminoren los efectos causados por el cambio climático y los conflictos entre grandes felinos y la producción ganadera.

Flora. Fueron recolectados 1474 especímenes pertenecientes a 102 familias, 278 géneros y 424 especies. Se encontró 1 posible especie nueva de perama (Rubiaceae), 4 nuevos registros para el país: genlisea sanariapoana (Lamiaceae), sauvagesia (Ochnaceae), polygala microspora (Polygalaceae) y borreria pygmaea (Rubiaceae), y 3 endémicas para Colombia: euplassa saxicola (Proteaceae), henriettea goudotiana (Melastomataceae) y pepinia heliophila (Bromeliaceae), esta última categorizada como Vulnerable (VU) según los criterios de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Esponjas. Se identificaron dos especies en la planicie inundable: metania reticulata y drulia uruguayensis (Metaniidae); asimismo, una especie no identificada (Metaniidae) restringida a las rocas sumergidas en el canal principal del río.

Cangrejos y camarones. Se colectaron 2756 ejemplares, de los cuales fueron identificados: 10 especies de camarones y 1 cangrejo. La riqueza de la zona es alta (11 especies), con respecto a estudios anteriores realizados en otras subcuencas del Orinoco. Por primera vez para el país fueron registradas 4 especies de camarones, 2 del género Pseudopalemom (P. gouldingi y P. nigramnis) y 2 del Macrobrachium (M. dierythrum y M. manningi).

Escarabajos coprófagos. Se identificaron 34 especies y 17 géneros, determinados a partir de una muestra de 6249 individuos. También, 7 especies obtuvieron alto valor de conservación de acuerdo a criterios de tamaño, distribución y funcionalidad. De acuerdo con esta evaluación, y comparado con los estudios previos, el río Bita es considerado como uno de los lugares con mayor diversidad de escarabajos coprófagos en el Escudo Guayanés colombiano.

Peces. Se registraron 254 especies, distribuidas en 42 familias y 13 órdenes. Los más diversos y abundantes son los characiformes y siluriformes. De la misma manera, fueron reportadas 25 especies migratorias, 100 ornamentales, 25 de importancia pesquera, 1 En peligro (EN) y 4 Vulnerables (VU) según criterios UICN.

Anfibios y reptiles. Fueron reportados 18 especies de anfibios y 38 de reptiles, los cuales identifican la importancia de los ecosistemas terrestres y acuáticos asociados al río Bita para la herpetofauna de la región.

Aves. Se registraron 201 especies de aves de 50 familias y 22 órdenes. De estas, 74 fueron en la época seca, 31 en la lluviosa y 96 en ambas. Hay reporte de 8 especies migratorias: 6 boreales, 1 austral y 1 que presenta migración neártico-tropical. Del total de especies, 22 no tenían reportes en esta zona del Vichada o están restringidas a regiones de la cuenca del río Bita, diferentes a las muestreadas.

Como conclusión, los resultados obtenidos demuestran que el Escudo Guayanés de la Orinoquia colombiana es mucho más diverso de lo pensado, y que cualquier intervención que se haga en él debe planearse de manera cuidadosa y responsable para no afectar la funcionalidad ecológica de sus ecosistemas.
En lo relacionado a flora y fauna silvestre, los datos generados servirán de insumo valioso para diseñar un plan de manejo de la cuenca e impulsar figuras de conservación y de toma de decisiones basadas en información científica que apoye, también, la construcción de indicadores de biodiversidad susceptibles de monitoreo a largo plazo.

Finalmente, la presencia de especies carismáticas, como los delfines de río, las nutrias, diferentes aves y peces como los pavones, permitirán consolidar procesos de turismo sostenible de naturaleza y fluvial que podrían constituir un importante aporte económico en la zona.

La publicación está disponible, ahora, para consulta y descarga gratuita aquí

Read more...

Biodiversidad del río Bita, Vichada, Colombia

Dentro del proyecto “Desarrollo de un marco conceptual, metodológico y operativo para el establecimiento de una figura innovadora de Río Protegido en el río Bita/Departamento del Vichada”, suscrito entre la Gobernación del Vichada y el Instituto Alexander von Humboldt (IAvH), se llevó a cabo un estudio entre la Fundación Omacha y el IAvH que incluyó una evaluación biológica rápida realizada en aguas bajas y altas, en cuatro ventanas de trabajo: Anakay, Mi Familia, La Florida y Rampa Vieja, ubicadas en la parte media y alta del Bita, con representatividad en los municipios de La Primavera y Puerto Carreño. En conjunto, las cuatro ventanas de trabajo cubrieron un tramo de aproximadamente 200 km lineales del río. La selección de estas áreas tuvo en cuenta varios criterios: 1-.Que incluyera una muestra representativa de ecosistemas terrestres y acuáticos. 2-. Que fueran representativos de la cuenca alta y media del río. 3-. Accesibilidad. 4-. Parches anchos de bosque de galería. El equipo de profesionales e investigadores locales incluyó 51 personas, que evaluaron la flora, esponjas, macroinvertebrados acuáticos, escarabajos coprófagos, crustáceos decápodos, peces, herpetofauna, aves y mamíferos. El trabajo de campo se realizó en dos períodos climáticos contrastantes: el primero entre el 13 y el 24 de febrero de 2016 (época seca), y el segundo del 26 de mayo al 5 de junio del 2016 (época de lluvias). En ambos muestreos se coordinó la logística previamente, y el ingreso de los investigadores se hizo por vía terrestre. Las embarcaciones y la instalación de los campamentos se hicieron con un equipo de avanzada.

Consulte la publicación aquí.

Read more...

Libro Rojo de Peces Dulceacuícolas de Colombia (2012)

En el marco del Plan Operativo Anual (2010 – 2011 - 2012) del Programa de Biología de la Conservación y Uso de la Biodiversidad del Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt, se llevó a cabo la actualización del Libro Rojo de peces dulceacuícolas de Colombia o proceso de evaluación del riesgo de extinción y evolución del estado de conservación de las especies de peces dulceacuícolas, como también es conocido. Esta iniciativa se llevó a cabo con el aval del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial – MAVT (hoy Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible – MADS) y la participación del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, WWF Colombia, y la Universidad de Manizales. En este proceso contribuyeron más de 50 investigadores, vinculados a unas 30 instituciones académicas, gubernamentales y no gubernamentales.

Consulte la publicación aquí.

Read more...

Instituto Humboldt financiará propuestas creativas sobre biodiversidad

header

 

El Instituto Humboldt lanza la convocatoria Futuro y Biodiversidad, dirigida a personas naturales (nacionales o extranjeras), jurídicas o colectivos que desarrollen propuestas creativas y/o artísticas, desde cualquier área del conocimiento académico o empírico.

FuturoBiodiversidad

Los estímulos que serán de 10 millones de pesos (derivados de la comercialización del Tarot de la Biodiversidad) serán otorgados a dos proyectos que cumplan con las condiciones de la convocatoria y los requerimientos de evaluación de los jurados.

Las propuestas podrán abordar temas relacionados con saberes ancestrales, conocimiento empírico de las comunidades locales; perspectivas de género; implementación de tecnologías de la información; prácticas de sensibilización; iniciativas de fortalecimiento y promoción de ciudadanía y cultura ambiental; estrategias para fortalecer y promover las relaciones de los ciudadanos con los recursos naturales; prácticas formales e informales que busquen el desarrollo de los saberes ambientales, entre otros.

Las dos propuestas elegidas serán aquellas que tengan mayor capacidad para promover una reflexión innovadora acerca del porvenir de las especies de fauna o flora silvestre del país. Por tal motivo, se evaluarán, entro otros, la experiencia previa de los proponentes y el potencial que pueden tener los proyectos como dispositivos o mecanismos de reflexión acerca del futuro de la biodiversidad colombiana.

Los criterios de evaluación contemplarán la pertinencia de la propuesta con el contexto colombiano y su incidencia, directa o indirecta, en especies emblemáticas animales, plantas medicinales y la relación de estas con las personas; la calidad técnica y conceptual de la propuesta desde la perspectiva y el perfil del equipo de jurados; y la viabilidad para su implementación y desarrollo.

El grupo de jurados convocados para evaluar las propuestas está integrado por María Elvira Molano y Pedro Ruiz, autores del Tarot de la Biodiversidad; María Clara van der Hammen, doctora en Antropología Cultural; Ophelia Pastrana, física, economista y empresaria; Zenaida Osorio, magíster en Historia, Periodismo y Ciencias de la Información; Germán Andrade, magíster en Estudios Ambientales; y Carlos Rodríguez, director de la Fundación Tropenbos Internacional.

Las propuestas se recibirán hasta el 30 de noviembre de 2017, a las 17:00 horas Colombia, en la oficina central de correspondencia del Instituto Alexander von Humboldt, localizada en la calle 28A #15-09, Bogotá D.C., en sobre cerrado a nombre de Futuro y Biodiversidad.

Los interesados pueden consultar los términos y condiciones de esta convocatoria de estímulos en el sitio web del Instituto Humboldt y sus redes sociales Facebook y Twitter.

Read more...

Futuro y Biodiversidad

Estamos muy emocionados de compartir con ustedes formalmente la apertura de nuestra convocatoria 'Futuro y biodiversidad'.

Futuro

 

Actualización ganadores.

Las propuestas seleccionadas fueron:

Rutas de bioconocimiento: protección de las plantas medicinales que caminan el territorio ancestral Nasa de Tierradentro (Cauca-Colombia).

Pasado y presente en el futuro de la biodiversidad colombiana.

Felicitaciones, aquí te contamos más acerca de la selección de los ganadores.


Actualización estado de la convocatoria Futuro y Biodiversidad 15 de enero de 2018

¡Atención a todos nuestros seguidores!, se acerca el momento de conocer a los dos ganadores de la convocatoria “Futuro y Biodiversidad”. Los jurados están finalizando el proceso de evaluación de las cientos de propuestas que llegaron provenientes de todos los rincones del territorio nacional. Precisamente por la acogida de la convocatoria, debimos ampliar el plazo de revisión inicial de las propuestas, para de esta forma garantizar el exhaustivo análisis de cada una de las ideas compartidas con nosotros. Actualmente nos encontramos en la última etapa donde los encargados de esta titánica labor, ya cuentan con un corto listado de finalistas de donde serán seleccionados los ganadores.

Gracias Colombia por explorar con nosotros la #ConexiónVital desde nuevas perspectivas, promoviendo efectivamente una reflexión innovadora acerca del porvenir de las especies de fauna o flora silvestre del país.

Recuerda, pronto podrás acceder a toda la información relacionada en nuestros canales digitales.

Actualización estado de la convocatoria Futuro y Biodiversidad 21 de diciembre de 2017

El Instituto Humboldt informa que debido al alto número de propuestas recibidas en la convocatoria Futuro y Biodiversidad, los jurados calificadores aún se encuentran evaluando las iniciativas preseleccionadas con la intención de emitir un veredicto que permita entregar los estímulos prometidos. Agradecemos su paciencia, atención y comprensión ante esta situación ajena a nuestra voluntad y que busca garantizar total transparencia en el proceso. Permanezcan atentos a las redes sociales institucionales a través de las cuales actualizaremos la información al respecto.

Convocatoria cerrada. Anuncio de ganadores el día 21 de diciembre de 2017

Atendiendo a sus comentarios, informamos que se amplía la fecha de recepción de propuestas hasta el día 7 de Diciembre de 2017

Publicación de criterios para participar en la convocatoria Futuro y Biodiversidad. 

07 en Noviembre de 2017

Descarga todas las bases para participar dando clic aquí.

El pasado 22 de septiembre, Brigitte Baptiste, directora general del Instituto, anunció a través de un Facebook Live la creación de unos estímulos económicos teniendo como base la idea de que necesitamos imaginar el futuro de nuestra biodiversidad de manera creativa, proyectando la interacción de los colombianos con sus especies animales emblemáticas o de plantas medicinales nativas.

¿De qué se trata? 'Futuro y biodiversidad' es una convocatoria desarrollada por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt para otorgar estímulos económicos. Dos serán las propuestas seleccionadas y cada una recibirá un incentivo de 10 millones de pesos.

¿Quiénes pueden participar? Personas naturales, personas jurídicas o agrupaciones y/o colectivos.

¿Qué deben hacer? Plantear un proyecto creativo/artístico desde cualquier área del conocimiento empírico o académico que reflexione en torno al futuro de la biodiversidad colombiana y proponer sus perspectivas innovadoras y de aplicación de conceptos que involucren a los ciudadanos en estos procesos.

 

Read more...

Macondos y “quitacalzones”: el bosque seco tropical estudiado en detalle

CamponotusSericeiventris

Camponotus sericeiventris

Crédito fotografía: Felipe Villegas, fotógrafo Expediciones Instituto Humboldt.

El Instituto Humboldt monitorea el estado de la biodiversidad de bosques secos como parte de los objetivos del proyecto Uso sostenible y conservación de la biodiversidad en ecosistemas secos para garantizar el flujo de los servicios ecosistémicos y mitigar procesos de deforestación y desertificación, liderado por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Desde 2015, el Humboldt ha explorado las zonas de incidencia de este proyecto, correspondientes a seis cuencas ubicadas en La Guajira, Bolívar, Cesar, Huila, Tolima y Valle del Cauca, respectivamente. Tras varias expediciones, sus investigadores han recorrido territorios con bosque seco para establecer plataformas de monitoreo de plantas, hormigas, mamíferos y aves.

A través de este trabajo en campo se han logrado resultados importantes en cada uno de estos temas. Fue así como se hizo el registro del 55% de los géneros de hormigas reportados para todo el país solo en la cuenca del Río Cañas (Dibulla, la Guajira), una cifra que expresa con contundencia la riqueza y diversidad de este micromundo en la zona.

Al ser organismos tan sensibles a los cambios, la presencia o ausencia de ciertas especies de hormigas indica la condición de paisajes transformados y permanencia de vegetación. De hecho, la información reunida durante las expediciones muestra que dichas zonas disponen de una alta riqueza representativa regional y una buena distribución de las especies en general.

Además de la diversidad de especies de hormigas, en la investigación se identificaron varios roles ecológicos de estas; un ejemplo son las cazadoras, a las que pertenece la Pachycondila impressa, que controla las poblaciones de insectos y otras hormigas; y también omnívoras, del género Azteca que habita en las hojas, ramas y tallos de los yarumos (Cecropia spp.).

También se hallaron otras hormigas como la pastora de insectos –género Crematogaster– que se asocia con algunas especies de insectos áfidos y hemípteros. La primera ofrece transporte y protección frente a los depredadores a cambio de una sustancia azucarada y alimenticia que excretan los segundos.
En el río Aipe (Huila), aunque la diversidad comparativa fue baja, no se tuvo registro de hormigas invasoras, una buena noticia para la región. Entre tanto, en la cuenca de la Quebrada Yaví (Natagaima, Tolima), se registró una gran abundancia de la hormiga quitacalzón (Wasmannia auropunctata) una especie nativa que, como consecuencia de un marcado estado de perturbación del ambiente, asumió un rol dominante que afecta la presencia de otras hormigas.

De manera similar, las hormigas arrieras del género Atta son propensas a generar grandes daños a cultivos, sobre todo en paisajes muy transformados donde hay baja cantidad de depredadores naturales y muchos sitios para anidar; estas hormigas se alimentan de un hongo que requiere de grandes cantidades de hojas para “cultivarlo” y pueden dejar un árbol sin hojas en tan solo unas horas. La ausencia de otras especies que las controlen hace que puedan dominar en el paisaje y convertirse en plagas para los agricultores.

Cabe resaltar que hay una alta diversidad de especies que cumplen diferentes roles en los bosques en los que viven y que tienen requerimientos especiales para estar allí; las hormigas arborícolas Camponotus sericeiventris y algunas cazadoras del género Gnamptogenys demandan un microclima muy específico para establecer sus nidos, casi siempre bajo sombra y con suficiente humedad relativa y son sensibles a los cambios en estas condiciones.
Entre tanto, el recorrido por las cuencas de las regiones Andina y Pacífica evidenció un ecosistema marcado por varias actividades productivas en el que quedan pocos parches de bosque ya desconectados; sin embargo, en la cuenca del río Dagua (Valle del Cauca), zona fuertemente explotada y degradada con algunos fragmentos de bosque remanentes, se registró más del 35 % de los géneros de hormigas reportados para toda Colombia, inmersas en un paisaje de cultivos. Un dato muy interesante que exige continuar estudiando los agroecosistemas y su relación con la biodiversidad del país.

En cuanto a las aves se destaca la presencia de la guacharaca caribeña (Ortalis garrula), un ave endémica, identificada durante las expediciones al bosque seco de la región Caribe, cuya carne es muy apetecida para el consumo humano. Su rol fundamental es el de dispersar semillas de palma amarga (Sabal mauritiiformis), una planta muy utilizada en la construcción del techos en este territorio.

Otras especies de aves de especial importancia reportadas durante este proyecto son la chalachala colombiana (Ortalis columbiana) y el copetón (Myiarchus apicalis), avés endémicas de Colombia que aún sobreviven en la región Andina. Los bosques visitados allí son, además, un refugio en el valle del Magdalena para el águila migratoria (Ictinea plumbea), la cual se mueve en grandes grupos y dispone de muy poca información.

Por su parte, en la cuenca Arroyo grande, departamento de Bolívar, donde en la actualidad se encuentra un nutrido grupo de organizaciones dedicadas a trabajos de conservación, hubo registros del tití cabeciblanco (Saguinus oedipus), primate endémico e icónico del Caribe colombiano y con alto grado de amenaza, razón que ha motivado la creación de redes de trabajo en torno a su supervivencia y a la conservación del bosque seco.

En las cámaras trampa quedaron registrados felinos de gran importancia a nivel ecológico como el ocelote (Leopardus pardalis) y el yaguarondi (Herpailurus yagouroundi), fauna que necesita óptimos niveles de conectividad y diferentes especies de mamíferos de menor tamaño para alimentarse; por las condiciones actuales, su presencia está, en muchos casos, condicionada a la disponibilidad de alimento y rutas seguras para desplazarse.

La cuenca del río Garupal (Valledupar, Cesar) es una de las zonas más afectadas por incendios en el país y una de las cuencas más degradadas del área de estudio del proyecto; allí, los investigadores hallaron, para su sorpresa, al macondo (Cavanillesia platanifolia), árbol de gran porte y belleza y fuente de inspiración de García Márquez, sobreviviendo en pequeños fragmentos y regenerándose con fuerza a pesar de las conflagraciones.

En conclusión, los resultados obtenidos tras los recorridos por distintas zonas del bosque seco tropical colombiano, entregan un mensaje contundente acerca de la necesidad de sumar esfuerzos para reconectar, no sólo los parches de bosques, sino también a la biodiversidad (en distintas escalas) de estos ecosistemas, incluso, con las comunidades humanas que allí habitan.

Read more...

Boyacá Bio: Primera gran apuesta departamental por la biodiversidad

Boyaca1

 

El programa de desarrollo verde Boyacá Bio, apuesta centrada en el conocimiento pleno y la protección de los páramos, que impulsa la creación de una red de investigadores orientada hacia alternativas que equilibren medio ambiente y progreso sostenible, fue presentado ante autoridades ambientales, civiles y comunidad en general boyacense, reunida en el claustro San Agustín, de Villa de Leyva.

Brigitte Baptiste, directora del Instituto Humboldt y entidad encargada de los recorridos científicos del programa Boyacá Bio, acompañó la agenda protocolaria en presencia del Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible (MADS), Luis Gilberto Murillo, Carlos Andrés Amaya, gobernador de Boyacá, Omar Franco, director del Ideam, y Felipe García, gerente del proyecto Expediciones Colombia Bio.

La ceremonia, realizada en dos momentos, inició con las intervenciones protocolarias del Ministro Murillo, el Gobernador de Boyacá, los directores del Instituto Humboldt y del Ideam, y el Gerente de Expediciones Colombia Bio; y finalizó con el foro Biodiversidad, futuro y desarrollo de Boyacá, donde Brigitte Baptiste fue moderadora de la conversación entre Alegría Fonseca, directora de la Fundación Alma, Gustavo Wilches, doctor en Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, y Julio Carrizosa, ambientalista y exministro de medio ambiente.

El Ministro de Ambiente saludó la iniciativa de Boyacá al implementar el programa Expediciones Bio Colombia como evidencia de un compromiso con el ambiente a través de acciones concretas: “Boyacá Bio se convierte en una garantía para la apropiación social del conocimiento en aras de la protección del medio ambiente, sus servicios ecosistémicos y la sostenibilidad”, puntualizó Murillo, quien destacó, también, los avances de este Departamento en materia de áreas protegidas, reducción de la tasa de deforestación, y riqueza en flora y fauna silvestres.

Durante su intervención, el Gobernador Amaya destacó, entre otros aspectos, el impulso de alternativas productivas y desarrollo rural de Boyacá Bio, el cual no compromete ni altera ecosistemas estratégicos de páramos, bosques altos andinos, húmedos tropicales o de enclaves secos; también, se refirió al cambio climático como amenaza real que demanda una lucha sin tregua contra sus efectos: “Caminar el territorio nos ha permitido decidir con mayor certeza la manera de ordenarlo y abordar con seriedad y serenidad un problema que sin duda le requiere”, puntualizó.

En su momento, Brigitte Baptiste celebró el lanzamiento de esta iniciativa, al tiempo que se refirió a ella como una oportunidad que convoca a distintas autoridades para pensar e incentivar el cambio de economías clásicas por sostenibles como esperanza de vida para las generaciones futuras, y del cual Boyacá Bio es certidumbre.

Entre tanto, Omar Franco se refirió a la reciente entrega de la Tercera Comunicación de Cambio Climático nacional, la cual, por vez primera, contiene información de análisis, evolución y retos para cada municipio del país con respecto a temas asociados a temperatura y precipitación. Seis fueron las variables abordadas: seguridad hídrica y alimentaria, salud pública, biodiversidad y bienes y servicios ambientales, infraestructura, y ordenamiento territorial, información que sumada a los resultados aportados desde Boyacá Bio serán insumos en procura del desarrollo sostenible y la toma de decisiones acertadas.

Por su parte, Felipe García mencionó que a través del programa Colombia Bio, el país le apuesta a un tránsito hacia la bioeconomía y que con esta iniciativa se da un gran paso para lograrla, a partir de la alianza entre gobierno, academia y sector privado, decisión que debe replicarse a todos los departamentos de la geografía nacional.

Foro Biodiversidad, futuro y desarrollo de Boyacá

Para finalizar la agenda, tuvo lugar un encuentro académico con la participación de Alegría Fonseca, Gustavo Wilches y Julio Carrizosa, moderado por Brigitte Baptiste. En la conversación, además de anécdotas y reflexiones relacionadas con Boyacá y su diversidad biológica, los invitados manifestaron su interés asociado a la diversidad biológica del Departamento qué anhelarían ver desarrollado en Boyacá Bio durante los próximos cinco años.

Según Alegría Fonseca, el tema de restauración sería un tema interesante por ser un eje que abarca el cambio climático y el manejo y uso sostenible de la biodiversidad en términos de gobernanza.

Julio Carrizosa sugirió dos aspectos: el primero, la producción orgánica de tubérculos con posibilidad de certificados de origen desde Boyacá; el segundo, la creación de jardines públicos que estimulen el interés del ecoturismo.

Para Gustavo Wilches, el énfasis podría volcarse a la identidad como expresión más evidente del patrimonio cultural vivo de un territorio, muy ligada al patrimonio natural: “realizar un exploración con apoyo de los más viejos para identificar qué es lo que no se ha podido volver a comer porque desapareció el ingrediente, por ejemplo”, manifestó el profesor Wilches.

De esta manera inició, de manera oficial, Boyacá Bio, propuesta fruto de una de las debilidades del Departamento: la falta de herramientas para articular procesos de planificación asociada a la gestión integral de la diversidad biológica y sus servicios ecosistémicos con la toma de decisiones.

 


Crédito de las fotografías: Darlin Bejarano, Gobernación de Boyacá

Read more...

Caminando hacia un estilo de vida respetuoso del medio ambiente

PactoBio

paticas

Lanzamos BLOG del pactoBiod

A partir de la iniciativa exclusiva “Pacto Biodiversidad” desarrollada en mayo de este año por Envol Vert, en alianza con Parques Nacionales Naturales de Colombia, el Instituto Alexander von Humboldt y Semana Sostenible, hemos creado el blog del Pacto Biodiversidad: https://pactobiodiversidad.wordpress.com/

Este blog permite generar interacciones sobre diversos temas como el ahorro de agua y energía, la reducción del consumo de carne, el reciclaje y cero residuo, entre las miles de personas que firmaron el Pacto y se comprometieron con la conservación del medio ambiente a través de acciones cotidianas.

Publicaremos, de forma regular, artículos, consejos, información, trucos caseros, recetas y vídeos para acompañar a las personas en los cambios de estilos de vida hacia otros más amigables y respetuosos con el planeta.

La idea de este blog es, también, albergar una comunidad interesada a compartir sus tips relacionados, por ejemplo, con la elaboración de champú natural, lugares públicos para consumo “comida saludable” y otros, con el objetivo de mejorar poco a poco nuestras costumbres de consumo hacia uno más ecoresponsable.

¡Quienes aún no han firmado el Pacto Biodiversidad, aún están a tiempo!
Son más de 1500 firmas: http://www.pactobiodiversidad.org/

Contacto:
Camille Bélurier, Responsable de comunicación – Fundación Envol Vert Colombia
Teléfonos: 323 208 65 50
Email: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. – Sitio web: http://envol-vert.org/

Envol Vert es una fundación franco-colombiana de conservación del bosque que trabaja desde 2011. Realiza proyectos en Colombia, Perú y Nicaragua con las comunidades rurales desfavorecidas sobre temas de protección de bosque, alternativas a la deforestación, reforestación, agroforesteria, conservación de especies emblemáticas. « El bosque nos brinda servicio, tenemos que devolvérselo” es su filosofía de acción. También desarrolla en Colombia desde 2014 el festival ColomBIOdiversidad de promoción de la fauna y la flora colombiana, cada año en el mes de mayo.
http://envol-vert.org/
http://www.facebook.com/EnvolVert
http://www.youtube.com/user/envolvert

Read more...
Subscribe to this RSS feed